Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

A cinco años de la tragedia de Once, piden que las 21 condenas queden firmes

Familiares de las 51 víctimas también exigieron que se acelere el juicio contra Julio De Vido; emotivos recuerdos en dos actos

Jueves 23 de febrero de 2017
0
En la terminal de Once se descubrieron baldosas que recuerdan a cada una de las víctimas
En la terminal de Once se descubrieron baldosas que recuerdan a cada una de las víctimas. Foto: Télam

Cinco años después de la tragedia de Once, los familiares de las víctimas y los sobrevivientes continúan pidiendo justicia. Lo hicieron con otro tono y en diferentes términos a los utilizados antes del 29 de diciembre de 2015, cuando la Justicia condenó por el accidente a 21 personas, pero con el mismo clamor: "Acá no se termina nada, acá comienza otro camino". Minutos antes de esas palabras se habían leído las sentencias por administración fraudulenta y estrago culposo, con penas de entre tres y nueve años de prisión.

La exigencia volvió a quedar plasmada ayer durante los actos por el quinto aniversario de la tragedia del 22 de febrero de 2012. Mezclados entre el emotivo recuerdo de las 51 vidas que quedaron entre los hierros retorcidos del tren aparecieron los pedidos para que las condenas queden firmes y los tiempos judiciales se agilicen. Los familiares pretenden que Julio De Vido sea juzgado lo antes posible.

"Hoy sigue en el Congreso ocupando una banca, cobrando un sueldo y disfrutando de sus mansiones. Ya es hora de que sea expulsado [del Parlamento] y recorra los pasillos de los tribunales, que es lo que se merece. Esperamos que en 2017 podamos ver sentado frente a los jueces al actual diputado, a aquel que iba a las fiestas de los Cirigliano [dueños de TBA] y era homenajeado mientras el Sarmiento se volvía una trampa mortal", leyeron ayer María Luján Rey y Paolo Menghini, madre y padre de Lucas, una de las víctimas.

El acto central se realizó a la tarde en el hall central de la estación Once. Por la mañana, a las 8.32 -la misma hora a la que chocó el Chapa 16- se colocaron los nombres de los 51 fallecidos en baldosas y se reprodujo un documental que repasaba los cinco años de lucha de los familiares.

La situación procesal del ex ministro de Planificación Federal fue uno de los ejes de las manifestaciones a lo largo del día. De Vido espera un juicio por su presunta responsabilidad en la tragedia, tal como resolvió el Tribunal de Casación a pedido del Tribunal Oral Federal N° 2. El Tribunal Oral Federal N° 4 llevará adelante el proceso, aunque no se iniciaría antes de que se resuelvan las sentencias de los 21 condenados en 2015.

"Queremos poder decirle a todo un país que las condenas quedaron firmes, con prisión efectiva y en cárceles comunes. Basta de privilegios, basta de pabellones VIP, tienen que convivir con otros delincuentes condenados, porque eso es lo que son", se mencionó en el documento de 16 páginas que leyeron.

Ricardo Jaime es el único de los 21 acusados que se encuentra en la cárcel. El ex secretario de Transporte de la Nación recibió una pena de seis años -unificada con otras causas- por administración fraudulenta y estrago culposo. Juan Pablo Schiavi (ex secretario de Transporte), Claudio Cirigliano (ex responsable de Trenes de Buenos Aires), Mario Calderón (ex directivo de Cometrans) y otros ex miembros de TBA aguardan que Casación resuelva cada una de las apelaciones formuladas por sus defensas. Marcos Córdoba, el maquinista, también inició una acción similar. Todos fueron condenados a entre tres y nueve años de prisión.

No fueron las únicas apelaciones: parte de las querellas pidieron que se revean las absoluciones a siete de los imputados, entre ellos, los ex interventores en la Comisión Nacional de Regulación y Transporte Antonio Sícaro y Pedro Ochoa Romero.

Asistencia

Además de las exigencias judiciales, Rey y Menghini reiteraron los pedidos para que los damnificados reciban asistencia médica y psicológica. "Antes de diciembre de 2015 existió la manifiesta intención de dejarnos librados a nuestra suerte. Quedó claro en el inexistente seguimiento físico y psicológico postraumático tras lo ocurrido. Con el paso de los años no deja de ser necesario", decía el texto.

"Así como son deudas del Estado las que se pagan con dinero a los capitales externos e internos, también lo son las deudas sociales. Es el conjunto del Estado el que nos sigue debiendo una asistencia integral a los heridos y a los familiares de los fallecidos. Sea por decisión del Ejecutivo o por acuerdo del Congreso, volvemos a solicitar que se arbitren los medios para una ayuda médica y psicológica", pidieron al culminar el mensaje.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas