Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Vinculan a De Vido con dos prófugos de la causa Lava Jato

El juez Moro detalló el rol del ex ministro en la venta a Electroingeniería

SEGUIR
LA NACION
Viernes 24 de febrero de 2017

En una nueva fase del caso Lava Jato, el juez federal brasileño Sergio Moro ordenó ayer la captura de dos operadores que canalizaron sobornos por US$ 40 millones a senadores oficialistas de ese país e intermediaron a favor de Electroingeniería en la compra de Transener, operación en la que también habría participado el entonces ministro de Planificación Federal Julio De Vido .

Moro identificó por su nombre a De Vido y a su asesor Roberto Dromi al detallar que los lobbistas brasileños Jorge y Bruno Luz sirvieron de puente para el pago de "propinas" a un ex director de Petrobras y en "actividades criminales de políticos argentinos".

Bautizada como "Blackout", la nueva fase de la investigación Lava Jato busca determinar si senadores del partido oficialista PMDB cobraron coimas con la ayuda de los Luz, quienes hasta anoche seguían prófugos.

Al ordenar las capturas, Moro detalló que los Luz concentraban sus actividades "en el área internacional de Petrobras", con dinero que "fue destinado a agentes políticos, dinero de corrupción, sobornos, para el enriquecimiento personal de políticos".

En la página 28 de su resolución, no obstante, Moro abordó un presunto negociado argentino. "El investigado Jorge Luz figura como intermediario de una propina relacionada con la venta de la empresa Transener, de Petrobras, para la empresa Electroingeniería, de la Argentina, lo que ocurrió en los años 2006 y 2007."

Moro detalló que Jorge Luz contactó al lobbista Fernando Soares -al que el juez ya condenó a 16 años de prisión- para abordar al entonces director de Petrobras Néstor Cerveró, quien también terminó con una condena a 12 años en la cárcel por el Lava Jato. Ambos, Soares y Cerveró, optaron entonces por acogerse al régimen de la "delación premiada" y aportaron datos sobre este presunto caso de corrupción.

"Intervención criminal"

Según Moro, se sucedieron varias reuniones en Buenos Aires entre Luz, Soares, Cerveró, Dromi, los dueños de Electroingeniería, Gerardo Ferreyra y Osvaldo Acosta, y el propio De Vido.

"A pesar de que el negocio estaba cerrado con el fondo americano Eton Park, después de que Cerveró aceptara beneficiar a Electroingeniería, la combinación del pago de una propina y la negativa del gobierno argentino a [aceptar] al fondo americano como comprador de Transener, incluso con la intervención criminal de políticos argentinos, Transener fue comprada por Electroingeniería", relató Moro.

Según el juez, Cerveró cobró US$ 300.000 de coima, mientras que Soares se llevó la misma cifra, con destino incierto. En su fallo, Moro sólo consignó que sirvió para "el pago de propinas a diversos funcionarios públicos como resultado de tal negocio".

En esta nota:
Te puede interesar