Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Eclipse solar anular: el escenario perfecto para observar el anillo de fuego está en Chubut

El fenómeno podrá ser visto desde toda la Argentina, pero muy pocos podrán disfrutarlo en forma completa desde la comodidad de sus hogares

Sábado 25 de febrero de 2017 • 13:02
SEGUIR
PARA LA NACION

COMODORO RIVADAVIA – Tres localidades de Chubut se se alistan para, desde una silla privilegiada, disfrutar de uno de los fenómenos astrónomicos más atractivos y visibles para el público común: Facundo, Sarmiento –localizadas hacia el oeste de esta ciudad- y Camarones -ubicada hacia el norte, a mitad de camino hacia Trelew- serán escenario del eclipse solar anular este domingo.

Según anticipó la Secretaría de Ciencia y Tecnología de Chubut, el fenómeno podrá ser visto desde toda la Argentina, pero muy pocos podrán disfrutarlo en forma completa desde la comodidad de sus hogares.

Entre quienes estarán en esta primera fila se encuentran los residentes de Camarones, una pequeña ciudad costera en el sur de la provincia de Chubut. Allí ya esperan el inicio del fenómeno numerosos aficionados a la astronomía, a la fotografía o como un paseo de fin de semana poco usual.

El aluvión turístico demostró el interés en el eclipse: la intendente de Camarones, Claudia Loyola, relató que el luegar está "desbordado por los visitantes”, un fenómeno que los obligará a buscar alojamiento en las viviendas particulares de los alrededor de mil habitantes de este poblado.

“Todas las camas de hoteles, residenciales y cabañas que son de aproximadamente cien plazas ya están reservadas para mañana y el camping municipal exhibe ya una buena cantidad de huéspedes que llegaron con carpas, motorhomes y casillas rodantes para sumarse al avistaje del eclipse”, contó en declaraciones a la radio FM El Chubut.

En la localidad se verá el fenómeno en su máxima expresión debido a su ubicación, en la franja de aproximadamente 50 kilómetros de la denominada “línea de máximo". Por ello "se montaron dos centros de observación, uno en Camarones y otro frente a Caleta Sara, 25 kilómetros al sur”, explicó la jefa comunal.

El eclipse se podrá observar el domingo de manera plena también en los pequeños parajes de Pastos Blancos, Facundo, Ricardo Rojas y Las Pulgas, sobre el extremo sur de Chubut y luego la "sombra" pasará a Chile por la zona de Coyahique. “Fuera de esa franja de anularidad el eclipse podrá ser observado de manera parcial en otros lugares”, explicó el astrónomo Pedro Saizar.

La secretaría de Ciencia de Chubut , junto con el Centro Astronómico de Trelew y la Municipalidad de Camarones, ofrecerá telescopios y otros recursos para explicar sobre el fenómeno y asistir al público en su observación en los puntos claves.

El fenómeno también se observará con el acompañamiento de profesionales nacionales e internacionales en las localidades chubutenses de Facundo y Sarmiento. En todas las ciudades, el encuentro comenzará a las 9:00 y finalizará a las 12:30, enmarcando los horarios del eclipse.

Durante el eclipse, la luna pasará por delante del Sol, cubriéndolo, pero no completamente. En sitios como Camarones o Facundo, en el mejor momento, se verá un delgado anillo brillante rodeando al disco de la Luna.

“A lo largo del Río Chubut, entre Rawson y Paso de Indios, la luna oscurecerá alrededor del 93% del disco visible del Sol, mientras que en Camarones alcanzará el máximo posible del 97,5%. Otras localidades podrán apreciar distintos grados de cobertura, pero Camarones y Facundo tendrán una posición privilegiada: la Luna se “sumergirá” en el disco del Sol dejando un fino anillo luminoso a su alrededor”, explicó la Secretaría de Ciencia y Tecnología de Chubut.

Cada año hay varios eclipses de sol y luna. Sin embargo, las chances de observar la fase total o anular de un eclipse de Sol desde una misma localidad no se dan con tanta frecuencia. “Los residentes de Camarones deberán esperar 31 años para volver a ser ‘anfitriones’ de un eclipse solar”, explicó la Secretaría.

Cuidar la vista

El sol será cubierto en un 97,5% o menos, según el momento y ubicación de cada persona. Sin embargo, aún en el mejor de los casos, aún emitirá mucha luz y radiaciones invisibles (ultravioleta e infrarroja) que son perjudiciales para los ojos.

Entre las recomendaciones de lo que no se debe hacer durante el eclipse, se incluyen las de nunca mirar al sol en forma directa ni a través de binoculares o telescopios, a menos que estos tengan la protección adecuada. Existe un altísimo riesgo de perder la visión o sufrir daños irreparables.

Otro dato es el de no observar al sol eclipsado con anteojos de Sol, radiografías veladas, vidrios ahumados o vidrios de soldador de baja graduación (menos de 12), u otros materiales no aptos. Los daños pueden ser de leves a graves, temporarios o permanentes.

Aún sin mirar por ellos, no se deben apuntar los binoculares o telescopio al Sol por mucho tiempo, sobre todo si son grandes. El calentamiento puede dañarlos, por lo que conviene dejarlos enfriar regularmente.

Entre las recomendaciones figuran las de utilizar anteojos dotados de filtros apropiados (Mylar y otros), para observar el Sol. Estos filtros reducen el 99% de la luz visible y virtualmente el 100% de las radiaciones no visibles perjudiciales para la vista.

También se pueden usar vidrios o máscaras de solador nro. 12 a 14, u observar la imagen del Sol indirectamente, proyectada sobre una superficie. "Esto puede hacerse construyendo una sencilla cámara oscura: se trata escencialmente de hacer pasar la luz del Sol por un pequeño agujero y buscar la imagen en una superficie", explicaron desde la secretaria de Ciencia y Tecnología.

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.