Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Buscan proteger los datos del Estado para evitar hackeos

Hubo 420.000 casos en 2016; se activó un comité de ciberseguridad

Miércoles 01 de marzo de 2017
SEGUIR
LA NACION

El Gobierno busca que mensajes como el mentado "Macri Gato", publicados por hackers en redes sociales oficiales, no se repitan. El ingreso de un intruso a través del método de phishing al Ministerio de Seguridad (donde bastó el clic de un usuario para vulnerar el sistema) despertó una alerta y profundizó los controles dentro de la cartera de Patricia Bullrich . A nivel macro, Cambiemos agilizó la creación de un "comité de ciberseguridad" para reforzar toda la infraestructura digital.

Según pudo conocer LA NACION, el llamado "comité de ciberseguridad" estará integrado por los ministerios de Modernización, Seguridad y Defensa. A futuro se espera sumar a Justicia y Cancillería. Deberán sacar provecho de fuerzas como la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), que, aunque también fue hackeada, tiene a los mejores expertos en la materia por trabajar en la prevención de delitos como el narcotráfico y el contrabando.

Patricia Bullrich, ministra de Seguridad
Patricia Bullrich, ministra de Seguridad. Foto: Archivo

Según señalaron fuentes oficiales, la nueva "mesa" contra los hackers "se concentrará en proteger estructuras críticas que soportan servicios vitales como la energía, las transacciones financieras y el transporte". También trabajará "en una nueva normativa que habilite a la persecución del cibercrimen y la defensa nacional en caso de ciberataques". Es que, mientras que en la Argentina hasta ahora el perjuicio fue la filtración de mails y la vulneración de perfiles de Twitter, en el exterior los pirateos informáticos ponen hoy en jaque la vida política de las potencias mundiales.

El Gobierno, en tanto, tiene previsto contratar lo que denominó una "solución integral de ciberseguridad" para la "prevención, detección, respuesta y recuperación frente a las ciberamenazas que puedan afectar el sector público". El objetivo principal será proteger los dos centros de datos que guardan una parte importante de la información del Gobierno: el "data center principal", ubicado en Benavídez, y el "data center secundario", emplazado en la calle Tucumán, de la Capital Federal.

Múltiples incidentes

El Gobierno comenzó a mirar al mundo en materia de seguridad informática y pretende intercambiar información con los países de mayor experiencia. Ya hubo contactos con Suiza e Israel y en el último viaje oficial se sumó España. En su visita oficial, Mauricio Macri fue acompañado por el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, que firmó un "acuerdo de cooperación en ciberseguridad" con el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital del reino, Álvaro Nadal Belda.

Allí se comprometieron a un "intercambio de buenas prácticas" entre la Estrategia Nacional de Ciberseguridad de España y el Programa Nacional de Infraestructuras Críticas de Información y Ciberseguridad de Argentina (ICIC), un organismo que fue creado por el kirchnerismo en 2011 en el ámbito de la Jefatura de Gabinete.

En 2013, el ICIC creó a su vez el Equipo de Respuesta a Emergencias Informáticas (CERT, por sus siglas en inglés) para reportar los incidentes informáticos y "encauzar posibles soluciones". Según fuentes de Modernización, durante 2016 se detectaron 420.000 episodios de ese tipo.

Lejos de ser el único hackeo, el caso de Bullrich logró notoriedad gracias a la pantalla de las redes sociales. Los lobos solitarios que se propusieron dejar al desnudo la vulnerabilidad del sistema estatal entraron al menos a treinta casillas del correo del Ministerio de Seguridad, incluyendo la de su titular. Según la investigación judicial encargada a la Policía Federal, se trató de al menos dos hackers que se infiltraron desde su celular. Ambos fueron detenidos.

Según pudo conocer LA NACION de fuentes del Ministerio de Seguridad, para evitar nuevos episodios, se ordenó a las cuatro fuerzas (Policía Federal, PSA, Gendarmería y Prefectura) que trabajen juntas en la prevención de ciberataques. Entre otros controles, dieron de baja el webmail (que permite ingresar a las casillas oficiales de manera remota y fuera del ministerio). Además, trabajan en mecanismos de doble autenticación (más de una contraseña) para ingresar a los sistemas.

Otra de las "banderas" será la "capacitación de los funcionarios y agentes públicos para que adopten mayores recaudos". Es que la llamada "capa 8", el factor humano, es el punto más sensible de todo el sistema. Los hackers muchas veces apelan a estrategias poco sofisticadas y buscan aprovechar el error o la distracción del usuario para lograr sus objetivos.

Los hackeos más curiosos

26 de enero

Patricia Bullrich, ministra de Seguridad
Patricia Bullrich, ministra de Seguridad. Foto: Archivo

Hackearon la cuenta de Twitter de Bullrich

En la red social oficial de la ministra de Seguridad aparecieron mensajes insólitos publicados por hackers

1° de febrero

Se conoció que 30 correos fueron vulnerados

La Policía Federal detectó al menos 30 casillas oficiales de Seguridad, incluida la que recibe denuncias

3 de febrero

Vulneraron el correo electrónico de la PSA

Los mismos hackers ingresaron al mail de la fuerza de seguridad. Los responsables fueron detenidos

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.