Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ola de calor: qué hacer para reducir el impacto en las vacas de tambo

Jueves 02 de marzo de 2017 • 15:30
0
Las altas temperaturas afectan a los animales en el tambo
Las altas temperaturas afectan a los animales en el tambo. Foto: Achivo

Un informe del INTA Rafaela explica cómo reducir el impacto del calor en las vacas lecheras.

Según el organismo, existen algunos indicadores que se deben considerar para poder realizar un autodiagnóstico de situación del establecimiento lechero.

¿Qué observar en las vacas?

Aumento del ritmo respiratorio (siendo lo normal entre 35-50 movimientos por minuto, en situación de estrés se superan ampliamente los 80 movimientos)

Respiración rápida con la boca abierta (jadeo). La lengua cuelga de la boca.

Excesiva salivación y pérdida de saliva por la boca.

Disminución de la rumia.

Descenso de la actividad corporal.

Disminución del consumo de alimentos

Incremento del consumo de agua

"Uno o varios de estos signos, indican la presencia de estrés calórico", indica el trabajo.

¿Qué observar en la infraestructura del establecimiento?

El corral de espera de la instalación de ordeño:

¿Dispone de 1,5 m2 de superficie por vaca?

¿Dispone de estructura de media sombra con 3m de altura en la parte más baja?

¿Dispone de un sistema de mojado y ventilación forzada?

Los potreros y lugares de encierre:

¿Disponen de 3,5 m2 de sombra por vaca?

¿Disponen de suficiente cantidad de agua (+120 litros/vaca/día)?

¿Es inmediata la recuperación de los bebederos?

La accesibilidad a los bebederos, ¿es de 7 cm lineales por vaca? (Esto es válido cuando tienen acceso libre a los bebederos durante todo el día)

Con respecto al manejo:

¿Realizó adecuación de los horarios de ordeño?

¿Realizó adaptaciones en la dieta disminuyendo alimentos fibrosos e incrementando los concentrados en energía (dieta fría)?

¿Evitó desplazamientos excesivos del rodeo?

Para reducir el estrés térmico es imprescindible:

Invertir en sombras para corral de espera, potreros y corrales de encierro (En la página web citada anteriormente se brinda información específica al respecto)

Invertir en la instalación de un sistema de ventilación y aspersión en el corral de espera.

Si no fuera posible incorporar un sistema de ventilación y aspersión en los momentos previos al ordeño, mojar con agua las vacas encerradas en el corral de espera durante 20-30 minutos utilizando la manguera de lavado de pisos.

Como medida adicional durante las olas de calor, llevar las vacas al corral de espera de la instalación de ordeño entre las 11 y 12. Mojar con agua durante 20-30 minutos utilizando la manguera de lavado de pisos. Posteriormente llevarlas a un lugar con alimento, sombra y agua.

Realizar las inversiones necesarias que garanticen a los animales el acceso a agua fresca, de calidad y en cantidad .

"Es necesario adaptar los horarios de ordeño, especialmente si las instalaciones son deficientes y los tiempos de ordeño prolongados, analizar posibles alternativas con personal de la empresa láctea a la cual se remite la leche, adaptar la dieta suministrada a las vacas, no descuidar el manejo de las otras categorías (vacas secas, vaquillonas preparto, recría y crianza)", indica el trabajo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas