Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El dólar volvió a apreciarse en casi todo el mundo pero no deja de caer en la Argentina

El billete alcanzó a nivel global nuevos máximos históricos, en casi dos meses, aunque en el país, a contramano sigue depreciándos

SEGUIR
LA NACION
Jueves 02 de marzo de 2017 • 17:28
El dólar volvió a bajar en el mercado minorista y cotizó $15,68
El dólar volvió a bajar en el mercado minorista y cotizó $15,68. Foto: Archivo
0

El dólar prolongó el impulso a la revalorización que viene mostrando en los últimos días en casi todo el mundo ante la posibilidad -evaluada día a día como más certera- de que la Reserva Federal de Estados Unidos (banco central de ese país) decida volver a subir las tasas de interés de referencia para esa economía este mes.

Aún así su cotización en la plaza local siguió en retroceso, para mantenerse por debajo del nivel que tenía hace un año, lo que comienza a dejar en evidencia la incidencia que tiene en el proceso de apreciación que sufre el peso argentino la estrategia oficial de financiar buena parte del aún elevado déficit fiscal con endeudamiento externo.

"El peso argentino se revalorizó otro 0,10% frente al dólar que cerró la jornada a nivel mayorista a $ 15,40"
Compartilo

A nivel global, el billete alcanzó hoy nuevos máximos en casi dos meses máximos contra una canasta de divisas similares luego de declaraciones de varios miembros de la Reserva Federal (FED, por sus siglas en inglés) a favor de otra alza en las tasas de interés. La gobernadora Lael Brainard se sumó en las últimas horas a sus colegas Willian Dudley (de la FED de NY) y John Willians (de la de San Francisco) al opinar que pronto sería "apropiado" subir las tasas.

Esas coincidencias impulsaron al Dollar Index (el indicador antes citado) a superar el nivel de los 102 puntos, volviendo a niveles de principios de año (cuando el mercado era un manojo de nervios a la espera de definiciones de Donald Trump ) ya que provocaron que el dólar gane terreno frente al euro, el yen, etc.

Para los funcionarios de la FED las tasas deberían subir más pronto de lo que pensaban antes para no bajar la guardia contra la inflación de cara al propuesto estímulo económico fiscal agresivo de Trump. Eso generó un gran cambio en las expectativas del mercado a favor de una potencial alza de tasas en marzo, desde un 30 por ciento al comienzo de la semana a más de un 80% hoy.

Las tasas en EE.UU., que como cualquier otra funcionan como un aditivo a su monedas, están en un rango que va del 0.,50 al 0,75% tras el último retoque alcista que hizo la FED en diciembre. Esto implica que pasarían a estar entre 0,75 y 1% anual lo que, en momentos en que al Banco Central Europeo (BCE) paga 0% anual y el Banco de Japón remunera negativamente al yen (-0,10%anual) no hace más que agregarle valor al dólar frente a esas divisas.

El proceso de revalorización global del dólar mostró en los últimas semanas una persistencia que comenzó a afectar a las monedas emergentes que venían siendo inmunes a él hasta hace unos días.

Producto de esto hoy, por ejemplo, el real cayó 1,8% frente al dólar en Brasil (se cambiaba a 3,168); el sol peruano cayó 0,83% (su mayor baja porcentual en 3 semanas), el peso chileno se desvalorizó 0,5%, el colombiano se desplomaba 1,6 y el peso mexicano se depreció 0,74%, sólo por citar algunos.

Ajeno a todo este proceso mundial de reacomodamientos monetarios, el peso argentino se revalorizó otro 0,10% frente al dólar que cerró la jornada a nivel mayorista a $ 15,40 "tras haber llegado a marcar un mínimo intradiario de $ 15,34", explicó el operador Gustavo Quintana, de PR Cambios. A su vez el precio de venta al público cerró a $ 15,70, lo que supone un nuevo mínimo en lo que va del año y un valor 18 centavos (o 1,2%) inferior al que cotizaba hace exactamente un año.

"En los últimos 15 días se observó que el peso se disoció del movimiento de las monedas de la región y acentuó su apreciación real", indicó el especialista en finanzas Juan Manuel Palacio.

Esa disociación muestra el impacto que sobre el valor local de la divisa tienen los constantes ingresos generados por la colocación de deuda lo que hace que, por esa vía, el Gobierno le esté concediendo a los inversores y especuladores un virtual seguro de cambio similar al que la administración de Cristina Kirchner regaló con las millonarias intervenciones en el mercado de futuros que le permitió al BCRA para tratar de imponer la idea de que no habría una devaluación, aún cuando el ente monetario se había quedado sin reservas para defender al peso.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas