Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El humor como bandera, para hablar de música o noticias

Migue Granados y Martín Garabal conducen por Blue Últimos cartuchos, un programa en el que interpretan diversos personajes para ponerle gracia al primer horario de la tarde

Viernes 03 de marzo de 2017
0
Migue Granados y Martín Garabal
Migue Granados y Martín Garabal. Foto: Rodrigo Néspolo

"Migue y Martín, dos boludos como vos." Así los presenta uno de los separadores de su nuevo ciclo y así definen su tipo de humor: tonto, insólito e irresponsable. Hace un mes, Migue Granados y Martín Garabal estrenaron Últimos cartuchos (Blue, FM 100.7, de lunes a viernes, de 13 a 16) y ya cuentan con un público cautivo que los siguió desde las redes sociales hasta el éter.

Los jóvenes se zarpan al aire continuamente mientras el equipo de trabajo -compuesto por los productores Darío Szmulewicz y Victoria Garabal, Cristian "Sopa" Maggi en la operación técnica y María José Echevarría en la musicalización- niega con la cabeza, les hace señas para que se midan y, a la vez, no puede contener la risa.

Sin un horario o proyecto fijo, la emisora convocó a Granados por su humor y sus personajes radiales (que interpretó junto a la Negra Vernaci, en Black & Toc, los últimos dos años) y él pidió conducir el ciclo junto a Martín Garabal. "Me gustó la idea de sacar un programa adelante y como Martín ya había hecho radio -trabajó durante tres años en Radio Colmena-, sabe hablar al aire y cómo abordar una noticia, así que sí, nos complementamos bien", comenta el rosarino.

Los cómicos se conocían virtualmente, pero un robo a mano armada, a la vuelta del estudio de ESPN Redes -donde Granados trabaja desde hace dos años y Martín trabajó como productor artístico-, selló su amistad y química humorística. "Por ahora, se podría decir que lo que hacemos es más una performance que un programa propiamente dicho. A medida que avanzamos, vamos puliendo los diferentes momentos de aire donde uno de los dos hace un personaje y dialoga con el otro. De repente, nos damos cuenta de que los dos estamos actuando y después nos ponemos serios; entramos y salimos de los distintos roles que proponemos, cada vez de forma más prolija", comenta Garabal.

Con música incluida

Últimos cartuchos cuenta con gran presencia musical, tanto que hay varias secciones en las que directamente interactúan con ella, como "Fogón", un segmento en el que invitan a artistas a tocar en vivo, o "La Rocola de Merlín", un falso hippie que homenajea a los músicos y recuerda hitos del rock nacional. Ésa es una de las columnas vertebrales del programa, los diálogos permanentes con los personajes que ambos interpretan. Granados está detrás de Martincito, "el niño gorila", y de Asa Akira, un chino supermercadista, entre otros roles hilarantes mientras Garabal se luce con Francis, un locutor del ISER, de cajón, que desternilla a sus oyentes.

-¿Qué impronta buscan darle a Últimos cartuchos?

Granados: -El estilo es bastante teatral y de ficción. Como se presta mucho para la improvisación, implementamos un sistema de señas entre nosotros y los productores para mejorar y agilizar la dinámica. Buscamos divertirnos. Eso traspasa el estudio y los oyentes lo sienten. Nuestro público, que ya nos seguía en las redes, ahora descubre una radio en la que pasan muy buena música. También están aquellos otros que ya escuchaban la Blue y nos descubrieron al aire.

-¿Piensan incorporar más contenido informativo al ciclo?

Garabal: -Sí, pero la idea es que siempre esté teñido por el humor, que se mantenga una mirada fresca y que la noticia pueda interactuar con los personajes. Buscamos hacerlo sin una bajada ideológica y sin exacerbar las distintas posiciones políticas. Con amplitud de pensamiento, donde se pueda discutir lo que pasa en el día, en un espacio corto.

-Ambos son multidisciplinarios y millennials, ¿cómo interactúan las redes sociales en el programa?

Granados: -Desde que arrancamos, las redes están muy presentes y le damos bastante importancia a la interacción con los oyentes. Un poco, porque marcan el termómetro de cómo responden a las secciones y personajes que nosotros proponemos.

Garabal: -Cuando hay buena respuesta del que nos escucha está buenísimo, pero no basamos el ciclo en su interacción ni nos define el ánimo. La prioridad es hacer un buen programa de radio, pasarla bien y hacer reír.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas