Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un acordeón escocés para celebrar la música de Ástor Piazzolla

El músico llega a Buenos Aires para inaugurar la conmemoración de los 25 años de la muerte del bandoneonista

Viernes 03 de marzo de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Crabb, acordeonista clásico y tanguero
Crabb, acordeonista clásico y tanguero. Foto: Hernán Zenteno

James Crabb es deportista y músico. Apasionado del hockey (ex jugador y actual entrenador) y un profesional sobre los escenarios. Lo más llamativo es esto último porque, como escocés y acordeonista, se destaca con la obra de Ástor Piazzolla. No lo conoció, pero le dedicó un par de discos a su música. Y ahora está en la Argentina, para dos conciertos en Buenos Aires y uno en Mar del Plata.

Crabb pasó toda una mañana de ensayos. Claro, vino solo y apenas conoce de nombre a los músicos que lo acompañarán en las distintas formaciones con las que recreará la música de Piazzolla. A propósito de don Ástor, este año se cumplen 25 años de su muerte y en la Usina del Arte prepararon un ciclo de homenaje que comienza con estos conciertos del acordeonista, hoy y mañana.

Ensayos de 9 a 14 casi sin pausas. Charla con LA NACION y hay un almuerzo que va a tener que esperar. "Pero no hay problema", dice este hombre bien entrenado. Además, está contento con la predisposición de los músicos que tocarán con él un programa que no es lo más trillado de Ástor.

Ni siquiera estos días de calor lo amedrentan. Será porque parte de su vida transcurre al sur del ecuador, en Australia, o será, simplemente, por el hecho de que, según sus propias palabras, "el clima no es importante si la música tiene la profundidad suficiente". Y él solito se mete en el universo del compositor homenajeado: "En la música de Piazzolla se pueden encontrar emociones diferentes y profundas". James conoció su obra cuando era estudiante de música en Copenhague. Dice que para un acordeonista que toca música clásica y contemporánea Piazzolla es una buena puerta de entrada a otras músicas del mundo. "Tiene virtuosismo instrumental, pero también una instancia de improvisación que no me era ajena. Porque ya desde que tocaba música folklórica en Escocia me gustaba improvisar. La música de Piazzolla es buenísma para tocar. Incluso recuerdo haberlo escuchado en un concierto donde él mismo aclara: «Esto no es un acordeón, es un bandoneón», pero en ningún momento dice que su música no se pueda tocar con otros instrumentos. No trato de tocar como un bandoneonista, creo que esta música tiene un carácter universal. Fue interesante para mí cuando toqué con los músicos que integraron el quinteto de Piazzolla; a ninguno le importó que yo tocara un acordeón. Es un instrumento diferente, sí, pero lo importante era entrar en el estilo, entender el lenguaje. Y también es interesante que he tocado con muchas orquestas clásicas y cuando uno encuentra orquestas y públicos «amigables» es fácil programar la música de Piazzolla. Si un día toco música de Piazzolla con una orquesta, lo más probable es que en la siguiente actuación que tenga con esa orquesta pueda tocar música contemporánea".

Nunca conoció a Piazzolla, sólo construyó el personaje a partir de gente que tocó con él. "Y lo que traté de hacer fue imaginar el viaje musical que él fue haciendo. Su viaje a Nueva York, su viaje a Francia, donde su profesora le dijo que siguiera tocando tango. Fue muy serio lo que vino después; además, en los setenta mantuvo esa pasión."

James no llegó al tango por Piazzolla ("Es natural tocar algunos tangos con el acordeón", dice), pero cuando se interesó por esta música la investigó y finalmente desarrolló su trabajo con las obras de Piazzolla como materia prima. Grabó dos discos con su repertorio y participó en un DVD llamado Astor Piazzolla In Portrait.

Hoy, a las 21, con entrada gratuita, en el auditorio principal de la Usina del Arte, interpretará el Doble concierto para bandoneón, guitarra y orquesta de cuerdas Hommage a Liege. Y mañana, a las 20, pero en la sala de cámara de la Usina, tocará un programa ecléctico, con obras de Piazzolla ("Café 1930", "Night Club 1960", "Le grand Tango" y "Tango Suite", con arreglos propios), obras de César Franck, del pianista finés Jukka Tiensuu y del guitarrista Tomás Gubitsch. "Para mí es la oportunidad de interpretar otro tipo de repertorio de Piazzolla que es fantástico, incluso en la Argentina. Además, es muy diferente tocar en vivo que para un disco. Incluso la energía es diferente cuando uno toca con gente con la que no ha tocado antes. Es un buen desafío. Y lo que a uno lo mantiene vivo."

¿Cómo llegó a la música del argentino Gubitsch? "Porque había escuchado obras para bandoneón y guitarra y un día tuve la oportunidad de encargarle una obra para mí. Tuve la suerte de haber conocido a compositores como Gubitsch y Gustavo Beytelmann. De hecho, luego de estos conciertos voy a Sydney, para un festival latino de música en el que soy director artístico y donde voy a tocar música de ellos y de Piazzolla."

James Crabb

Homenaje a Piazzolla

Hoy y mañana, a las 21 y a las 20, respectivamente

Usina del Arte, Caffarena 1.

Entrada gratis

Agenda aniversario

Agenda Piazzolla 25 años es el nombre elegido para identificar los conciertos que durante este año se realizarán para recordar el cuarto de siglo que pasó desde la muerte de genial compositor. Para la apertura se eligió a James Crabb, un acordeonista escocés que tiene una larga relación con la música de Piazzolla (dos CD grabados y cientos de conciertos). Más adelante, los invitados al ciclo serán Sergio y Odair Assad, Roxana Amed, Leo Genovese y el Quinteto de la Fundación Piazzolla.

Este año (en mayo) también se cumplen 25 años de la muerte de Atahualpa Yupanqui. Aunque todavía no hay nada programado por organismos oficiales de la ciudad o la Nación, es de esperar que el folklorista tenga algún homenaje.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas