Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Recordaron en Israel a las víctimas del atentado contra la embajada

Netanyahu participó de un homenaje que reunió a diplomáticos argentinos y familiares

Martes 07 de marzo de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
Recordaron en Israel a las víctimas del ataque contra la embajada
Recordaron en Israel a las víctimas del ataque contra la embajada. Foto: Archivo

JERUSALÉN, Israel.- El auditorio del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, en Jerusalén, fue ayer escenario de una solemne ceremonia de conmemoración de los 25 años -según la fecha hebrea- del atentado contra la embajada israelí en Buenos Aires. A causa del estallido de un coche bomba frente al edificio en la calle Arroyo, aquel 17 de marzo de 1992 murieron 29 personas, entre ellas cuatro diplomáticos israelíes, varios funcionarios locales argentinos y personas que se hallaban cerca.

El acto contó con la participación del primer ministro Benjamin Netanyahu y el embajador de la Argentina, Carlos García, además de numerosos diplomáticos, funcionarios de la Cancillería, sobrevivientes de la explosión y familiares de las víctimas.

Al dirigirse al público presente, Netanyahu dijo que en su opinión, el presidente Mauricio Macri es consciente de la importancia de combatir juntos al terrorismo. "Pienso reunirme con él próximamente a fin de estrechar nuestros vínculos en muchas áreas, lo cual incluirá este tema crucial de la lucha antiterrorista", declaró. Afirmó además que "los riesgos no han desaparecido; recomiendo a todos los países comprender que nadie es inmune al terrorismo y que, por lo tanto, debemos unir nuestras manos para combatirlo mancomunadamente".

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu. Foto: Reuters

El primer ministro fue terminante al afirmar que "desde un primer momento tuvimos claro que el responsable era Irán y su brazo ejecutor, Hezbollah", y que "desde el atentado en la Argentina, Irán ha creado una red terrorista mundial que engloba a más de 35 países en cinco continentes".

El acto comenzó con un minuto de silencio, mientras en una pantalla ubicada sobre el estrado iban pasando fotos de víctimas. Seguidamente, Elisa, viuda del diplomático David Ben Refael, encendió la vela recordatoria. Luego, su cuñada Judy, hermana mayor de David, recordó con amargura que "cuando iban a partir en misión al exterior, existía también la opción de la India, pero David pensó que la Argentina sería más segura".

Un ex funcionario de la Cancillería entonó la oración por los muertos, el "Maale Rajamim", y luego Ariel Carmon, hijo mayor del entonces cónsul Dani Carmon y su esposa Eliora, que murió en la explosión, leyó el "Kadish" que se pronuncia por un familiar de primer grado muerto. El padre, que estaba presente en la ceremonia, resultó herido en el atentado.

La medida de la tragedia

"Recuerdo cuando viajamos a Israel a dar sepultura a mi madre y en el aeropuerto, al ver los féretros, yo me preguntaba, como niño, en cuál de ellos estaría ella", dijo Ariel Carmon a la nacion. "Desde que me convertí yo mismo en padre y veo cuánto los niños precisan a sus hijos, capté más cabalmente la magnitud de la tragedia, muy especialmente de lo que tuvo que vivir mi padre, que quedó sin la compañera con la que había elegido compartir su vida." Carmon agregó que "asesinar y aterrorizar civiles es la guerra más sucia y baja que puede haber".

En el acto estuvo también Itzjak Shefi, el entonces embajador de Israel en Buenos Aires, consciente de que fue el azar lo que le salvó la vida. "Recuerdo como entonces aquel día tan triste y doloroso, nada de aquello se borra", dijo a la nacion. "Y soy consciente de que de no ser por mi hija y mis nietos, hoy no estaría aquí." Shefi, en medio de una jornada muy intensa, había avisado a su esposa, Rajel, que no llegaría a la residencia a almorzar, ante lo cual su hija, que se hallaba de vacaciones en la Argentina con sus tres hijos, le insistió que interrumpiera el trabajo por un corto rato, ya que sus nietos lo esperaban. "Me convenció, yo fui a decirle a Mirta, la secretaria, que salía por un corto rato y volvía a la oficina. Cuando volví, Mirta ya no estaba con vida."

Shefi agregó que "el terrorismo no ha desaparecido" y señaló: "Debemos seguir recordando a la sociedad y al pueblo argentino que tiene una deuda con nosotros, de dar con los responsables".

Te puede interesar