Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El nuevo rústico

Materiales nobles como la madera, el hierro y la piedra y texturas cálidas y naturales como la lana, el cuero y la piel son algunas de las claves para componer esta tendencia de decoración que viene pisando fuerte

Martes 07 de marzo de 2017 • 19:45
0
La madera es un elemento preponderante de este estilo. Y cuanto más natural, mejor
La madera es un elemento preponderante de este estilo. Y cuanto más natural, mejor.

Dicen que todo vuelve. Y de un tiempo a esta parte, la nostalgia por otras décadas, que invade todos los rubros, parece darle la razón a ese saber popular. Las estéticas retro y vintage son furor y, entre todos los terrenos donde han calado hondo, la decoración es uno de los más fértiles. Lo que comenzó como un shabby chic romántico ha evolucionado a una versión que abraza los materiales nobles y las texturas más cálidas. El "nuevo rústico" es la cara más reciente de este fenómeno, y se deja ver en un mix perfecto de elegancia y simpleza.

Premisas básicas

Pasó de ser sinónimo de muebles de algarrobo a evocar un look despojado y natural. Es el último grito de la deco y encuentra sus máximos exponentes en materiales como la madera, el hierro o la piedra, que se combinan con texturas naturales como la lana, el cuero y la piel. Menos es más, siempre y cuando sea de la mejor calidad.

"Lo que muchos mencionan como 'el nuevo rústico' tiene una raíz clara en el estilo escandinavo joven, que pobló las redes sociales y fue copiado y emulado por doquier", ilustra Silvina Bidabehere, productora de interiores y autora del blog Decortherapia. Así, mesas de madera que parecen salidas de troncos, textiles artesanales, abundancia de suculentas y plantines de interior y presencia de juegos de niños, todo matizado en una paleta de negros, blancos y grises, llenó las tiendas de decoración de aquí y el mundo. "La idea es transmitir la sensación de un estilo de vida relajado a través de géneros que ya vienen con sus arrugas naturales y se pueden manchar, de maderas que simulan no estar intervenidas o que, si lo están, fueron hechas por el dueño de casa. Se integra la vida familiar a todos los espacios de la casa (los niños hoy juegan libremente en el living), hay conciencia del cuidado de la naturaleza y se le da importancia a las labores manuales", detalla la especialista.

En principio, la mejor forma de aplicar este estilo es dejando los elementos de construcción expuestos, como vigas antiguas de madera en el techo o una pared de ladrillo a la vista. Esto, a su vez, se combina con elementos que le otorguen contraste y marco, como grifería moderna o muebles de diseño. Y si no está a nuestro alcance contar con la estructura de la propiedad, el mobiliario y los objetos pueden ayudar. "Los muebles de líneas súper simples y el uso de maderas claras y en lo posible sin tratar, como el petiribí, son rasgos muy presentes de este estilo", apunta Inés Ledesma, diseñadora de interiores y parte de Estudio Bluk. Además, los detalles de color, como una puerta de entrada en un tono llamativo, aportan el toque actual que define a esta corriente. "El nuevo rústico es mucho más abierto, se pueden combinar muebles de estilo industrial, bohemio y vintage. El resultado final son espacios de mucha personalidad", alienta Ledesma.

Entre las materias primas con las que mejor logra su aura de sofisticación despojada están el cemento, el metal, el hormigón pulido y el acero. El objetivo, según los especialistas, es lograr un ambiente relajado y distendido, pero de la más alta calidad, que gire en torno a la naturaleza y la elegancia a la vez. Pero cuidado, porque también deberían ser espacios con personalidad: "Es un estilo interesante y muy luminoso, pero que puede aburrir al volverse tan repetitivo. Como productora, mi búsqueda siempre se define por el efecto sorpresa y la calidad de sentir que esa casa es única y tiene una historia interesante para contar", apunta Bidabehere.

Atención al detalle

Lo vintage y lo industrial se funden para lograr espacios plenos de personalidad
Lo vintage y lo industrial se funden para lograr espacios plenos de personalidad.

Yendo más a lo micro, la paleta de colores es un recurso que aporta mucho. Los clásicos neutros y grises del rústico anterior se combinan ahora con notas de ocres, verdes y azules, entre otras posibilidades. Sin embargo, la clave es utilizarlas en detalles como textiles y elementos decorativos, de modo de dar un toque de contraste y calidez.

Los tejidos, en tanto, encuentran su reinado en esta tendencia. Linos, algodones y lanas visten distintos espacios de la casa. Y asimismo la piel -cuanto más desgastada, mejor- recupera su protagonismo en sillones, almohadones y sillas. Pero deben ser detalles, de modo de acentuar y no sobrecargar el estilo.

Y en este camino natural, las astas, los candelabros más antiguos, los baúles y canastos, entre otros, se recuperan con gracia. Entre los materiales más preciados resaltan la madera lavada, el vidrio de lámparas, jarrones y velas, y el hierro, en muebles y también en espejos, estanterías y piezas decorativas.

Detrás de todos estos rasgos, la premisa es una sola: volver a las raíces para construir el refugio más perfecto.

Cómo aplicarlo

Los elementos antiguos se recuperan con gracia en el nuevo rústico
Los elementos antiguos se recuperan con gracia en el nuevo rústico.

Algunas claves para importar el nuevo rústico directo a casa

Bellas texturas: alfombras mullidas, mantas sobre sillones y cortinas con presencia aportarán calidez y neutralizarán la impronta fuerte de lo artesanal y más "campestre".

El campo en casa: una escalera de madera, un canasto de mimbre o una manta a cuadros, entre otros elementos, pueden transportar de inmediato al refugio que se busca recrear.

Perfectos contrastes: lo antiguo, lejos de fusionarse con lo nuevo, se diferencia y distingue, lo que permite que ambos elementos brillen con su propia luz.

Un mismo material, diferentes superficies: con distintos acabados, la madera puede pasar de la elegancia de una viga antigua a la funcionalidad de un piso de parquet.

Líneas simples: los muebles, cuanto más sencillos, mejor. De diseños industriales o bohemios, es ideal que dejen ver el paso del tiempo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas