Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Federer, en su lado más profundo; Pico no pudo en su regreso

El suizo sorprendió al aparecer ante la prensa; Mónaco cayó en tres sets ante Mannarino

Viernes 10 de marzo de 2017
Pico perdió en su debut en Indian Wells
Pico perdió en su debut en Indian Wells.
0

INDIAN WELLS, Estados Unidos.- La expectativa para los argentinos, en la jornada inaugural de este Masters 1000, era por el regreso a la competencia de Juan Mónaco (72º en el ranking), frente al francés Adrian Mannarino (61º). La expectativa del mundo del tenis, en tanto, era por la presencia de Roger Federer después de su conmovedora conquista en el Abierto de Australia.

Tras cinco meses sin torneos, el tandilense cayó por 6-3, 6-7 (5-7) y 6-1. Luchó en el primer set, se jugó lo que le quedaba en el segundo, que fue suyo en tie-break. Y hasta allí le llegaron las fuerzas. Tampoco le fue bien a su compatriota Diego Schwartzman, que se despidió al perder contra el portugués João Sousa por 4-6, 6-3 y 6-4.

El suizo, que también había atravesado una larga inactividad (seis meses) antes de su proeza en Oceanía, donde alcanzó su 18º título de Grand Slam, todavía no debutó en California, pero participó ante una treintena de periodistas en el media day, al que no estaba obligado pero al que concurrió por la demanda de la prensa.

En Indian Wells volverá a afrontar un desafío mayúsculo tras conocer que podría cruzarse con Nadal en 3a ronda. "Fue muy fácil la vuelta porque al principio no podía jugar, así que nunca estuve ansioso por volver. Mi rodilla no estaba bien, no tenía otra chance. Solamente en las últimas tres semanas de la temporada sentí que podría jugar un set con estos jugadores", arrancó Roger.

"Ahora entiendo cuando las personas se lesionan, lo que significa pasar por quirófano. Está bien estar triste, decepcionado e incluso enfadado. Hay un montón de cosas nuevas que aprendí y volví rejuvenecido y con una mentalidad un poco diferente".

Sobre las repercusiones de su título en Australia: "Escuché que en Suiza fue una locura en los días finales y durante todo el torneo. Para mí era suficiente alcanzar los cuartos de final. Aún me siento en la novena nube". Profundo como pocas veces, admitió su nueva realidad: "Vivo en un mundo diferente que hace diez años. Se trata de hacer un balance entre la familia y el trabajo. Es importante ser un profesional, entrenar, elegir los torneos, mis momentos. Charlo mucho con Tony (Godsick, su manager). En casa nuestros cuatro hijos nos mantienen extremadamente ocupados".

Al fin, Roger recordó que vino a jugar un torneo: "Me dijeron que enfrentaría a Dudi Sela o Stephane Robert y dije 'bueno, está bien'; luego, que Rafa estaba de mi lado y más tarde me enteré de que Novak también. No me importa, yo vine a jugar contra ellos. No me importa si es en semifinales, en la cuarta ronda o en la final. Para mí es bueno jugar contra ellos".

Matías Baldo

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas