Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Juan Mónaco: "Estoy incómodo aún, pero es parte de la evolución"

El ex Nº 10 del mundo volvió a competir tras 153 días y, pese a la caída en primera rueda, está confiado en la recuperación de su muñeca

Sábado 11 de marzo de 2017
0
Foto: LA NACION

INDIAN WELLS, Estados Unidos.-El tenis argentino puede dar fe de que la recuperación post operación de muñeca es traicionera. Lo sufrió en carne propia Juan Martín del Potro y también fue el karma de Juan Mónaco, quien en agosto de 2015 debió someterse a una intervención quirúrgica en la muñeca derecha que lo marginó del circuito hasta la temporada siguiente. Pudo volver en 2016, ganó el ATP 250 de Houston, eliminó al suizo Stan Wawrinka del Masters 1000 de Miami, disputó los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro e incluso participó de la campaña que terminó con la consagración argentina en la Copa Davis. Hasta que la muñeca dijo basta, hasta que Mónaco dijo otra vez basta en octubre, después de perder contra el croata Marin Cilic en el ATP 500 de Tokio.

Entre aquella tarde japonesa que lo mandó nuevamente a boxes hasta el mediodía californiano que fue testigo de su regreso pasaron 153 días, poco más de cinco meses en los que Mónaco fue protagonista de los programas y revistas del corazón que persiguieron cada uno de los pasos de la pareja que forma con Carolina "Pampita" Ardohain. Pico y Pampita a los besos, que se pelean, que se reconcilian, que andan a los abrazos, que están de vacaciones en Miami.

Durante todo ese tiempo el tenis pareció quedar en un segundo plano, como si fuera apenas un grato recuerdo del pasado. En los medios, el Mónaco ex Nº 10 del mundo y ganador de nueve torneos ATP, había cedido su rol principal al Pico mediático novio de Pampita. Pero mientras tanto, el tandilense preparaba un regreso que finalmente se dio anteayer en Indian Wells después de que decidiera bajarse del Australian Open. Su reencuentro con el circuito fue con derrota frente al francés Adrian Mannarino por 4-6, 7-6 (5)y 1-6 en la primera rueda del primer Masters 1000 del año.

Mónaco batalló pese a su inactividad y se mostró competitivo especialmente en el segundo set, hasta que la fatiga le pasó factura. El drive funcionó mejor que un revés con el que cometió muchos errores. El saque fue irregular pese a los reiterados pedidos que él mismo se hacía para conseguir marcar el tiempo del partido con su primer servicio. El resultado y el desarrollo del encuentro parecen lógicos para un jugador que apenas dio su primer paso, aunque es el propio Mónaco el que analiza su regreso en exclusiva con la nacion bajo el sol abrasador de California y tras dos horas de batalla sobre el ardiente cemento de la cancha 3.

-¿Qué mirada tenés sobre tu regreso a las canchas?

-Pude competir desde el principio hasta el final. Sentí un poco la falta de ritmo después de cinco meses, pero por momentos me sentí bien, aunque tenía lagunas y Mannarino tiene un juego que es bastante incómodo. Rescato que traté de luchar durante todo el partido. Al final me faltó un poco más de ritmo y consistencia para llevar el score más parejo, pero estoy contento de haber competido.

-¿Y la muñeca?

-Bien, aún estoy incómodo por momentos, pero es parte de la evolución, es parte de lo que me toca. Sinceramente trato de dejar todo en cada partido y disfrutar a pesar de las molestias. Después de tanto parate siempre hay bastantes problemas físicos. Es todo por la falta de competencia y a medida de que vayan pasando los torneos el cuerpo se va a ir acostumbrado y me voy a ir sintiendo mejor.

-Contanos de estos cinco meses sin tenis. Tus sensaciones.

-Fueron difíciles. A finales del año pasado tuve que parar y perderme la gira asiática, la gira europea y Australia. No fue bueno, aunque traté de disfrutar mi vida, de no amargarme por no poder competir. Fui tratando de solucionar los problemas para volver cuando me sintiera apto para competir. Hice una buena pretemporada, estuve un mes entrenándome todos los días y acá estoy, de nuevo en el ruedo. Sé que mi recuperación es partido a partido y semana a semana.

-¿Tu año cómo sigue?

-Ahora voy a jugar en Miami, después iré a Houston y a un par de torneos previos a Roland Garros.

-¿Cómo terminaste el partido físicamente?

-Siento ampollas en las manos, tuve una caída y me duelen las rodillas, vengo cargado del hombro, pero es todo parte del proceso de volver después de cinco meses a la competencia, que es mucho más exigente que los entrenamientos. Sé que me voy a ir sintiendo mejor, pero obviamente a esta altura de mi carrera y a mi edad (32) se nota la demanda física.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas