Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cartas de los lectores

Docentes y padres, por una nueva escuela; Reclamen, con clases; Disculpas; Violencia de género; Rutas de la muerte; Los radicales, hoy; La primera víctima; Kafkiano e injusto

Domingo 12 de marzo de 2017
0

Carta de la semana

Docentes y padres, por una nueva escuela

Me desempeñé como docente más de 40 años, especialmente en el nivel secundario de escuelas de gestión pública y privada, en distintos contextos temporales, socioeconómicos y políticos. Muchas veces acerté, otras me equivoqué, pero siempre puse compromiso. Tuve muchas alegrías proporcionadas por mi labor. También sufrí por todas las veces que los cambios apresurados, inconsultos o a espaldas de la sociedad, emanados de las más altas autoridades, no me permitieron desplegar toda mi experiencia y mi creatividad para poder guiar y profundizar todo el caudal de vida que los chicos poseen. Durante esos años conocí y trabajé codo a codo con muchos docentes, crecimos y aprendimos juntos, y con la mayoría me siento agradecida.

Esta semana hubo un nuevo paro... y me causa dolor. Los reclamos son justos y necesarios, un docente no debe mentir descaradamente y hacer de cuenta que todo marcha bien. Pero, una vez más, el divide y reinarás. Nos terminan enfrentando con la sociedad, con los padres. No sé si todos ellos se dan cuenta de que nos están confiando, a regañadientes o no, durante muchas horas y por muchos años, sus bienes más preciados, sus hijos. Es urgente entonces que entre padres y docentes se vayan tejiendo nuevas redes de apoyo mutuo. Existen muchas iniciativas valiosas al respecto. Deseo con esperanza que se multipliquen, generando y sustentando verdaderos espacios de encuentro donde se puedan visibilizar las serias dificultades de las familias y de las escuelas, pero también todas sus potencialidades y su capacidad de resiliencia.

Virginia Cistoldi

virginiacistoldi.@yahoo.com.ar

Reclamen, con clases

En un noticiero matinal escuché al marido de una maestra hablar sobre el paro docente. Señalaba que un sueldo de 12.000 pesos por cuatro horas era insuficiente, que los docentes seguían trabajando después en su casa, que no tenían vida... Le contesto que la jornada laboral común es de ocho horas. La mayoría de la población trabaja esa cantidad, y más. Soy médica, trabajo entre diez y doce horas diarias, sigo en mi casa ya que me llaman mis pacientes y a veces debo verlos cuando lo necesitan, más allá de que sea feriado o fin de semana. Cobro mi sueldo a los 60 o 90 días dependiendo de las prepagas, no tengo vacaciones ni licencia paga. Facturo lo que trabajo, y no puedo darme el lujo de hacer paro. Ni hablar de mis colegas en los hospitales, donde hay falta de insumos e inseguridad.

Todos los reclamos son válidos, Pero reclamen dando clases y con argumentos legítimos. Los niños de hoy serán los gobernantes de mañana. ¿Qué nos espera entonces?

Andrea Castiglioni

DNI 18.226.273

Disculpas

Quiero pedirle disculpas al triunvirato de la CGT por no poder participar de la marcha del día 7. Lamentablemente ese día me encontraba trabajando para resolver algunos de los problemas que venimos teniendo desde hace 24 años, ocasionados, entre otros, por un gobierno a los que ustedes dicen pertenecer. Espero que alguien ponga orden y así pueda participar de otras tan importantes convocatorias.

Leopoldo Ojea

DNI 14.435.641

Violencia de género

Las concentraciones que se realizan anualmente en contra de la violencia que algunos hombres ejercen contra algunas mujeres, en lugar de apelar al origen del problema, lo hacen cuando es tarde. Habría que estudiar cada caso en particular por profesionales expertos en el tema, sobre los victimarios y sus víctimas y sus familias. Estas conductas patológicas tienen un origen, que detectado a tiempo evitaría muchos desastres.

El hombre y la mujer no se hacen violentos de la noche a la mañana. Es todo un proceso que muchas veces tiene el origen en la familia y su entorno. Hay que informar, educar una y otra vez a las mujeres para que puedan detectar cuáles son las conductas irregulares y violentas, y sería muy instructivo que aquellas que las han padecido contaran la verdad de sus historias, para ayudar a que no se repitan. El Estado debe proteger a las víctimas con medidas concretas, ya. En la marcha se dijo que hay una víctima cada 29 horas. La perimetral no sirve para nada porque nunca se cumple, el agresor debe ir preso ante el primer golpe y esperar encerrado hasta que se aclare el tema.

Mujeres: entendamos que somos responsables de nuestras vidas y ante el primer golpe deben irse de sus casas con sus hijos a las de un familiar, a una iglesia, a la calle o adonde sea. Todo es mejor que quedarse a que las maten. El golpeador lo va a ser siempre, buscando excusas que se repiten una y otra vez. Siempre mienten. No les crean nada.

Sin el trabajo en equipo y simultáneo entre la víctima, su familia y el Estado, con sus tres poderes, siempre se llegará tarde, cuando la tragedia ya sucedió.

Alejandra Gorostiza

algorostiza@gmail.com

Rutas de la muerte

El 27 de febrero mi único hermano, su esposa y tres de sus hijos, de 18, 16 y 11 años, fallecieron a causa de un choque en la ruta nacional 60 en la provincia de Córdoba. La explicación aparente de esta horrible tragedia es que el estado de esa ruta es pésima, con una banquina totalmente irregular y desnivelada con respecto a la cinta de asfalto por donde se circula. Debido a que había llovido, el agua ocultaba el desnivel. Es evidente que mi hermano, al ver que el auto se inclinaba peligrosamente hacia un costado, "volanteó" para controlarlo y volverlo a la ruta. Esta maniobra provocó un zigzag que lo llevó a chocar contra un camión que circulaba por la mano contraria.

Se reportan muchos accidentes como éstos en esta y en otras rutas precarias, llenas de pozos, sin líneas ni señalización de ningún tipo. ¿Hasta cuándo las autoridades de Vialidad nacional van a seguir dejando que la gente se muera? No estamos hablando de alguien que iba a gran velocidad, ni borracho, ni drogado, sino de un padre responsable que, doy fe, manejaba con prudencia y cumpliendo las reglas de tránsito.

Nadie me devolverá a mi familia, pero necesito gritar ¡basta! Basta de tanta desidia, basta de la total falta de responsabilidad en el mantenimiento de lo que deberían ser rutas seguras para todos, mientras nuestros impuestos van quién sabe adónde.

¡Basta de jugar con nuestras vidas!

Diana Santamaría

DNI 12.084.524

Los radicales, hoy

Leandro N. Alem, fundador de la UCR, sentenció: "Que se rompa pero que no se doble", el partido. Los supuestos radicales posmodernos -Sanz, Ahuad, Morales, entre otros- en la convención de Gualeguaychú lograron doblarla. Quienes deberían haber hecho fuerza por romperla, como en 1957, pecaron por omisión. Hoy, las usinas periodísticas, para poder interpretar la realidad de ese partido y las declaraciones públicas de sus principales dirigentes, han inventado categorías tales como "radicales disidentes", al referirse a quienes no comulgan con Cambiemos. En La Plata, algunos radicales se autodenominan "radicales críticos". Todos ellos tuvieron un adelantado, Leopoldo Moreau, que eligió la designación de radicales del pueblo o alfonsinistas. Yo agregaría "radicales auténticos".

Que se rompa de una vez el Partido Radical. Ése es mi deseo como radical auténtico y... del pueblo.

Fernando Font

DNI 13.746.203

La primera víctima

Se cumplen hoy 57 años del sangriento asesinato de la primera víctima del terrorismo en nuestro país: una niña de tres años. En la madrugada del 12 de marzo de 1960, durante la presidencia de Frondizi, un comando del Movimiento Peronista de Liberación Uturuncos hizo estallar una bomba en la casa del mayor David Cabrera. En el atentado murió Guillermina, hija menor de Cabrera, y él, su esposa y sus otros dos hijos, de cinco y seis años, sufrieron gravísimas heridas.

Si bien ninguna víctima de la violencia que asoló la Argentina debe ser olvidada, son demasiados los muertos cuya inocencia absoluta no es necesario probar, y que jamás han sido reconocidos oficialmente por ningún gobierno o ninguna organización de derechos humanos.

Nuestros legisladores realizarían una gran contribución a la verdad, la pacificación y la concordia si se instituyera un Día de las víctimas del terrorismo. Y qué mejor que el 12 de marzo, para que en nuestra memoria colectiva siempre recordemos el cruento atentado terrorista que inició la espiral de violencia más sangrienta de nuestra historia, y que se llevó la vida de su primera víctima: Guillermina Cabrera, una niña de tres años.

Manuel Pedro Fraga

DNI 12.361.798

Kafkiano e injusto

He leído varias veces que se están incrementado numerosas jubilaciones dentro del programa de reparación histórica. Sucede que a mi puerta la reparación no ha golpeado. Después de nueve años de juicio por reajuste, de varias apelaciones y demoras de la Anses, ahora debería cobrar, al menos, el ajuste a diciembre de 2015. Tampoco me han llamado, a pesar de que el juez ha determinado que se pague. Por el ajuste a diciembre de 2016 tengo que iniciar otro reclamo. Mientras tanto pasan los meses, la inflación sigue mermando el importe a cobrar y yo percibo los mismos 6818 pesos todos los meses sin actualización ni reparación. Es prácticamente la jubilación mínima despues de haber aportado siempre en categorías altas y, además, por una mínima diferencia no se me dan los aumentos especiales que se le otorgan a la mínima. Kafkiano, injusto, deprimente. Deduzco que me castigan por haber hecho juicio, lo que haría suponer que tenía que haber aceptado la liquidación original equivocada, sin chistar.

¿A esto se lo llama reparación histórica? Mientras tanto, sigo trabajando...

Daniela Di Segni

DNI 4.422.440

En la Red

La justicia destituyó a la presidenta de Corea del Sur por corrupción

Facebook

"¿Se podrá contratar por algunos años el poder judicial de Corea del Sur?" - Gabriel Coronel

"Eso es democracia, no la que tenemos acá, donde se respetan las autonomías de los poderes,para que funcionela justicia.Parecido a nuestro país, que la justicia está siempre del lado del gobierno de turno " - Martha Roldán

"La Justicia nuestra tiene que aprender mucho de otras culturas y costumbres. ¡A despertarse, «jueces» argentinos!" - Ana Dal

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.aro a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas