Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Doble homicidio por la venta de drogas

Sospechan que los dos jóvenes fueron asesinados en un quiosco de narcomenudeo

Domingo 12 de marzo de 2017
0

Familiares de los dos jóvenes asesinados anteayer en Pilar afirmaron que éstos buscaban comprar drogas y que se habían acercado por ese motivo al lugar en que fueron baleados. Aunque la policía sospecha que, por los antecedentes de los fallecidos, podría tratarse de un intento de robo en el puesto de narcomenudeo.

El hecho ocurrió en la localidad de Luis Lagomarsino, en el partido de Pilar, y por el hecho se busca al propietario de una vivienda a la que las víctimas habían concurrido.

Las víctimas, identificadas como Raúl Ramírez, de 21 años, y Nicolás Chávez, de 26, se encontraban en la puerta de una casa ubicada en la calle Patricias Argentinas al 600 de la mencionada localidad del norte del conurbano. Según dijo una fuente a Télam, minutos después llegó el dueño de la vivienda, un ex convicto de 45 años, a bordo de un Fiat Duna Blanco y, tras una discusión con los jóvenes, que vivían a pocas cuadras de allí, extrajo un revólver calibre 22 y les disparó.

Mientras el agresor escapó del lugar en su auto, un grupo de vecinos encontró los cuerpos a 40 metros de la vivienda y cuando los familiares de las víctimas se enteraron, intentaron llevarse los cadáveres, pero la policía se los impidió.

Tras los peritajes de rigor, los cuerpos fueron finalmente trasladados a la morgue judicial de San Fernando para que se realizaran las autopsias correspondientes.

Ese análisis arrojó como resultado que Ramírez recibió dos disparos en el pecho, mientras que Chávez fue asesinado de un balazo en el tórax.

Si bien fuentes policiales dijeron que los jóvenes fallecidos tienen antecedentes por robos, daños y lesiones, sus familiares negaron que Ramírez y Chávez se hayan acercado al domicilio del agresor con fines de robo y aseguraron que fueron a comprar droga.

En ese sentido, los detectives investigaban si el prófugo se dedicaba en esa actividad ilícita y tampoco se descartaba la hipótesis acerca de un ajuste de cuentas.

El sospechoso, que tendría antecedentes penales por robo, era intensamente buscado en varios distritos bonaerenses, aunque se sospecha que podría encontrarse en otra provincia en la que tendría vínculos afectivos.

La causa fue caratulada como doble homicidio y quedó a cargo del fiscal Martín Otero, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Pilar.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas