Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cheetahs, el rival de Jaguares, corre con la urgencia de subsistir al recorte del Super Rugby

La Sanzaar analiza reducir la cantidad de equipos que participan en el Súper Rugby

Viernes 17 de marzo de 2017
0

Las leyes del rugby difieren de las leyes de la naturaleza. La fuerza por sí sola no asegura la supervivencia. Otros factores entran en la ecuación: económicos, políticos, geográficos, estratégicos. El año pasado, el Súper Rugby se expandió de 15 a 18 equipos y modificó drásticamente el formato de la competencia, una decisión que generó más rechazo que adhesiones. Ahora analiza dar marcha atrás para 2018.

Fred Zeilinga, de Cheetahs
Fred Zeilinga, de Cheetahs.

En una reunión realizada en Londres la semana pasada se pusieron sobre la mesa varias alternativas. Según un informe la prensa neozelandesa que citó fuentes calificadas, la opción con más adhesión era la de volver a reducir el número de participantes a 15 o 16 equipos. Los Jaguares están a salvo de esa cacería; los Sunwolves de Japón, también. Un equipo australiano y uno o dos sudafricanos son los que están en la mira. Cheetahs, el rival de los Jaguares mañana en Vélez, es el apuntado en caso de que se elija la solución más drástica, por lo que su desempeño esta temporada puede ser vital.

"Se pusieron sobre la mesa distintas propuestas para el año que viene, pero no se resolvió nada concreto. Algunas contemplaban reducir la cantidad de equipos, pero no se fijó ningún número", le dijo a la nacion Carlos Araujo, presidente de la UAR y representante argentino en la Sanzaar, presente en la reunión de Londres. Luego del cónclave, los representantes se comprometieron a discutir las propuestas en el seno de sus respectivas uniones. "Vamos a esperar a ver cómos se desarrolla el certamen y se tomará una resolución en la próxima reunión, en septiembre, en Sydney".

Con la ampliación de 14 a 15 equipos en 2011 con la inclusión de Rebels y a 18 en 2015 con la adición de Kings, Sunwolves y Jaguares, se alcanzó una mayor audiencia televisiva (y un contrato más jugoso), pero trajo aparejado una pauperización en el nivel de la competencia y un alejamiento del público de los estadios. El nuevo formato por conferencias fue catalogado de injusto, ya que los fixtures de equipos de distintas zonas difieren en exigencia considerablemente, aunque redujo notablemente las horas de vuelo, uno de los mayores inconvenientes del formato anterior.

Si bien el acuerdo vigente es por cinco años (2015-2019), nada impide que se pueda modificar si es que todas las partes (uniones nacionales, sponsors, TV) están de acuerdo. "Es un torneo dinámico y siempre está la intención de ir mejorándolo, buscándole la vuelta para resolver algunas inquietudes", justificó Araujo.

Al repartirse los jugadores, sumado al exilio masivo de jugadores a Europa, los equipos perdieron competitividad. Le pasó a Australia, que antes de los Rebels había sumado a Western Force. Ninguno logró mayor impacto deportivo y su continuidad está en observación. La emergencia de los Kings respondió a cuestiones políticas y culturales antes que deportivas, pero el experimento no resultó. Serían cortados. El informe del sitio neozelandés 1 News aseguró que otro equipo de Sudáfrica sería eliminado de la competencia.

De los otros cinco equipos, el que menos éxito ha tenido es Cheetahs, pertenecientes a una región de gran arraigo a nivel nacional y último campeón de la Currie Cup, pero el último en sumarse al Súper Rugby antes de los Kings y que sólo una vez alcanzó los playoffs (en 2013). No obstante, el CEO de Cheetahs, Harold Vester, salió al cruce afirmando que su franquicia está a salvo. "La información que tengo es que la competencia se reducirá a 16 equipos", declaró a Network24.

El proyecto le cae a los Cheetahs en pleno proceso de reconstrucción y pone bajo presión a un equipo joven obligado a obtener resultados. Consultado por la nacion, el medio-scrum y capitán Tian Meyer aseguró que intentan mantenerse al margen: "Se dicen muchas cosas, pero no depende de nosotros. Lo único que podemos hacer es jugar lo mejor posible. Adentro de la cancha no nos va a ayudar mucho pensar en eso. Antes de que empezara la temporada fijamos nuestras metas y lo que queríamos lograr como equipo, y eso no va a cambiar. Sería muy triste para el rugby sudafricano. Los Cheetahs están yendo por el buen camino, no sólo en el Super Rugby, sino también a nivel nacional. Sería triste, pero hay que sobreponerse si llega a pasar. No tiene sentido preocuparse por eso ahora."

Esta posibilidad de la contracción, al mismo tiempo, se contrapone con la onda expansiva que se dio en 2016 y auguraba para 2020 una competencia con equipos de América del Norte y la posibilidad de una segunda franquicia argentina, o cuanto menos regional con fuerte presencia argentina. Según Araujo, estos temas no entraron en la agenda. "Por ahora vemos con pocas posibilidades una segunda franquicia y no la estamos propiciando. Recién nos estamos acomodando con los Jagures", dijo el rosarino. "Si se da, no va a partir de la UAR, al menos no de este Consejo [el mandato termina en marzo de 2018]. Ojalá surja algo regional o de algún grupo empresario, pero no estaríamos involucrados."

Mientras la Sanzaar muta, los equipos luchan por subsistir.

La formación

Mañana, en Vélez, ante Cheetahs: Por la suspensión de Nicolás Sánchez, Juan Hernández, últimamente centro, volverá a jugar como apertura y hará pareja de medios con Gonzalo Bertranou (foto). En la segunda línea, Marcos Kremer reemplazará al lesionado Guido Petti. La formación es la siguiente: Tuculet; Moyano, Orlando, De la Fuente y Cordero; Hernández y Bertranou; Lezana, Senatore y Matera; Alemanno y Kremer; Arregui, Creevy (c) y Santiago García Botta. Suplentes: Montoya, Noguera Paz, Herrera, Larrague, Ortega Desio, Felipe Ezcurra, González Iglesias y Bautista Ezcurra.

Gonzalo Bertranou y Juan Martín Hernández, la pareja de medios para el partido ante Cheetahs
Gonzalo Bertranou y Juan Martín Hernández, la pareja de medios para el partido ante Cheetahs. Foto: Villarpress
En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas