Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Liliana Porter y su video de rara actualidad

Domingo 19 de marzo de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

El auditorio del Malba estaba tan colmado como si fueran a estrenar una película de Armando Bó y "Coca" Sarli. Pero no, no se trataba de aquel dúo, sino de otro muy distinto. El lunes pasado se proyectó en la sala de Figueroa Alcorta el último video de la artista Liliana Porter, Actualidades/Breaknews (veintidós minutos). Por si fuera poco, después de la proyección, Liliana Porter dialogaría o más bien sería interrogada por el actor y director Rafael Spregelburd, que acaba de estrenar La terquedad en el Cervantes, otra figura que en este momento está en la cresta de la ola cool. En el público, se confundían las tribus del teatro, del cine, del mundo del arte, el coleccionismo y la diplomacia: Ricardo Calderón Figueroa, director del Centro Nacional de las Artes de México (que hasta hace pocos años fue agregado cultural de ese país en la Argentina), José Martínez Suárez y su sobrina Marcela Tinayre, Miguel de Larminat e Isabel Laborde de Larminat, Laura Buccellato, Marion Eppinger y Luis Felipe Noé, entre muchos otros.

Actualidades es un video concebido como un noticiero que incluye las típicas secciones de moda, música, arte, política, religión, turismo, ídolos, nutrición, avisos clasificados, violencia doméstica, estado del tiempo, y notas sociales como embarazo adolescente o un accidente rural. Por supuesto, cada una de esas secciones está vista con la mirada habitual de Porter en la que se mezclan el humor, el kitsch, la parodia, el tono falsamente ingenuo e infantil que de pronto deriva en lo trágico. Las situaciones están representadas por los pequeños muñecos, objetos de plástico, figuras de porcelana o de loza, que Porter encuentra en mercados de pulgas, anticuarios, ferreterías o en la calle y que destina a sus instalaciones, esculturas y escenificaciones. Spregelburd llamó "actores" a esos muñecos porque, como dijo Porter, adquieren una vida propia, cuando uno los mira detenidamente. El excelente equipo que realizó el video está integrado por Ana Tiscornia (codirectora), Federico Lo Bianco (videografía y edición) y Sylvia Meyer (música).

Quizás el hecho más curioso de ese encuentro entre Porter y Spregelburd era que no se conocían, se conocieron frente al público. No fue una cita a ciegas, pero tenía algo de one night stand, de contacto ocasional. Porter contó que su trabajo empieza siempre con anotaciones en cuadernos, no con dibujos. Después llega el montaje, la contigüidad de los objetos que termina por ofrecer distintos sentidos a las situaciones. Por ejemplo, en la sección reservada a la música, puso en el video a dos muñecos de porcelana vestidos como en el siglo XVIII y fondo musical clásico. Esos "actores" instilaban diabetes asesina en los espíritus. En política internacional, las imágenes borrosas en las que se veía multitudes, escenas de guerra, el coche de John y Jackie Kennedy en Dallas, estaban acompañadas por la música de "Bella Ciao", la otrora célebre canción partisana de la Segunda Guerra. "¿Qué sabrá un joven de hoy de lo que significaba ?Bella Ciao'?, le comentaba Porter a Spregelburd. "Esa referencia a la resistencia muchos no la entenderán y le darán otro sentido. ¿Cuál?"

La sección "Accidente rural" en la que aparece una figura de vaca echada, muerta en lo que uno imagina es una ruta, permitió comparar las intenciones de Porter con la interpretación de Spregelburd. Éste le explicó largamente a la artista que esa imagen tiene en la Argentina connotaciones que ella, residente desde hace más de medio siglo en Estados Unidos, no puede imaginarse, porque las vacas muertas en rutas, sobre todo en las rutas de Santa Fe, han dado origen a una mitología particular que, según las versiones, evocan el cuatrerismo, problemas políticos, mafias, la hambruna. Esas vacas míticas son devoradas crudas por la población hambrienta que asalta camiones. Porter lo miró con divertido e ingenuo asombro y le dijo: "Mirá, a mí se me ocurrió lo de la vaca, porque esa figura se me había roto y yo me preguntaba qué podría hacer con ella y, por suerte, se me ocurrió crear la situación de un accidente rural. La realidad es dislocada, pero debe de haber alguien que la entiende ¿no?". "¿Sos mística?", le preguntó Spregelburd. "Creo que sí", respondió ella.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas