Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Problemas cotidianos para tratar de resolver en comunidad

Viernes 17 de marzo de 2017
0

Había 15 mesas. Cada una representaba a una comuna porteña. Entre nueve y 10 personas de cada barrio se sentaron a sus alrededores. Había vecinos, fiscales, empresarios, funcionarios, policías, agentes de tránsito. Todos convocados por un mismo fin: dar el puntapié inicial para conformar un mapa participativo con las principales preocupaciones en torno al tema vial.

Jorge Celia fue uno de los primeros que tomaron la palabra en su grupo. Como vecino de la comuna 6 y propietario de taxis, conoce la zona. "En Nicasio Oroño se complicó el tránsito. Hay muchos que desvían por allí desde que está el Metrobus de Juan B. Justo y la calle está en mal estado, falta asfaltarla entre las avenidas San Martín y Gaona. Es una zona que se suele congestionar", describía mientras señalaba con un dedo en el mapa el recorrido en cuestión. El plano aún estaba en blanco y negro. Recién comenzaba el debate.

La moderadora de la comuna 3 (que integra los barrios de Balvanera y San Cristóbal) tomaba nota. En Pavón y Sarandí no se respeta la velocidad máxima, decía su apunte, y aclaraba "especialmente los colectivos". Había otra preocupación entre los participantes: en los alrededores del cruce de las avenidas San Juan y Entre Ríos los micros doblan y "provocan siniestros".

"¿Sabes cuál es uno de nuestros mayores problemas?", preguntó el vecino Carlos Toniolo, de la comuna 9, apenas se acercó LA NACION. "La zona de Liniers y la colectora con provincia. ¡En tres cuadras hay 30 paradas de colectivos!", se respondió. Mientras sus compañeros de debate coloreaban el mapa con los puntos más conflictivos (falta de señalización, ausencia de semáforos, etc.), el hombre sumaba: "Los automovilistas estacionan en Rivadavia y Falcón, donde hay detenciones de micros. Sin lugar disponible, los colectiveros tienen que detenerse en medio de la calle y no se puede avanzar. La gente sube por donde puede".

Entre los presentes había integrantes de la asociación Madres del Dolor. Allí estaba Silvia Irigaray. "Estoy acá también porque soy vecina de la comuna 10 y la seguridad vial forma parte de nuestro cuidado", explicó a LA NACION. En el debate, se planteó al secretario la necesidad de contar con un centro de transbordo para esa zona y así se lo planteó Camila al secretario de Transporte porteño, Juan José Méndez.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas