Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Otra misión para los Jaguares: ganar dos partidos seguidos

Luego de su mejor actuación, por la 4» fecha se enfrentan en Vélez con Cheetahs; Hernández va de 10 y Kremer debuta como titular

Sábado 18 de marzo de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Foto: LA NACION

Los Jaguares lograron un hito el sábado pasado al derrotar por primera vez a un equipo top. Hoy van por otro suceso inédito: reafirmar el triunfo con una actuación similar. En este ciclo que comenzó en 2014 se hizo costumbre dilapidar una buena actuación con una derrota inmediata. Por relajación, por exceso de confianza o por subestimar al rival. El partido ante Cheetahs, a las 16.40 en el estadio de Vélez Sarsfield, representa una inmejorable oportunidad para dejar atrás ese karma y ratificar con una victoria el gran desempeño de hace una semana ante los subcampeones Lions.

Ya sea con la camiseta de los Jaguares o la de los Pumas, a este plantel le ha resultado tremendamente dificultoso respaldar un buen partido con otro. Sobran los ejemplos: en 2014, tras dos buenos rendimientos ante Irlanda, campeona del Seis Naciones, perdió ante una Escocia remachada; luego, tras derrotar a Australia en su primer triunfo en el Rugby Championship, volvió a caer ante los escoceses; el año pasado, siete días después de vencer con autoridad a Francia, fueron goleados por el mismo rival. Con la camiseta de los Jaguares, ganar dos partidos seguidos en la misma temporada todavía es una cuenta pendiente.

"Es algo mental, inconsciente", aceptó Tomás Lezana, una de las figuras del equipo este año. "Pero vamos a doblar la apuesta, no nos vamos a quedar con el último partido. Sabemos que no hay un techo, queremos seguir subiendo escalones."

En las primeras tres fechas de este Súper Rugby, los Jaguares han cumplido al pie de la letra con el objetivo de mejorar partido a partido. Superar la gran performance de siete días atrás implicará, indefectiblemente, alzarse con la victoria, ya que Cheetahs, aunque peligroso, es inferior a Lions. Por eso, justamente, está prohibido confiarse.

El entrenador, Raúl Pérez, está alerta de la situación. "Sería una picardía si creemos que el de Lions fue el partido", dijo. "El objetivo es mejorar el rendimiento fin de semana a fin de semana. Sabemos el daño que nos hizo pensar en el resultado. Lo único que nos interesa es qué mejoramos o qué detalle ajustamos para el próximo partido."

Cheetahs representa un desafío parecido al de Lions. Su estilo es similar, más abierto que el común de los sudafricanos, pero sin grandes figuras. Los argentinos conocen bien su peligrosidad: en el vertiginoso debut del año pasado, los vencieron 34-33 tras estar en desventaja 24-3. Tanto Jaguares como Cheetahs acumulan 9 puntos, producto de dos victorias y una derrota, y vienen de ganar sus respectivos partidos marcando y recibiendo cuatro tries. Cabe anticipar, entonces, otro partido vibrante. La capacidad de capitalizar los avances y no perder la compostura cuando el rival quiebre serán determinantes.

"Esperamos algo parecido al partido del año pasado", aventuró Tian Meyer, medio-scrum y capitán de Cheetahs. "Definitivamente va a ser un partido muy lindo para ver. Los dos equipos tienen una propuesta muy ofensiva, les gusta jugar con las manos". Con ese estilo, por ejemplo, se consagraron invictos en la última Currie Cup.

Para los Jaguares, dar un paso al frente significará en parte reducir la indisciplina: lleva cinco amarillas y una suspensión en tres partidos. Demasiada ventaja en este nivel.

El partido también significará un examen para algunos jugadores argentinos. Para Juan Martín Hernández (34 años), que vuelve a vestir la 10, será una nueva prueba desde lo físico. El joven Marcos Kremer (19), gran promesa en un puesto urgido de recambio, tendrá su bautismo como titular. En el banco, el regreso de Ramiro Herrera en un puesto clave (pilar derecho) y la posibilidad del debut absoluto para Bautista Ezcurra.

Pero lo esencial pasa por lo colectivo. Dar un paso al frente y evitar las debacles del pasado. "Tenemos que pensar en nuestro juego. Estamos pensando más en nosotros que en el rival", aseguró Agustín Creevy. "Contra Lions nos pusimos un piso y queremos mantenerlo o superarlo, nunca bajarlo. Venimos de menor a mayor, esperamos dar otro gran salto".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas