Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Hace cuatro años que la ciudad no habilita salas

SEGUIR
LA NACION
Sábado 18 de marzo de 2017
0

Dos sábados atrás, Ángel Mahler, el ministro de Cultura de Buenos Aires, afirmó en una nota publicada en LA NACION: "El Duende [la sala de Agustín Alezzo, quien días antes había dicho que cerraba su sala cansado de la burocracia de las habilitaciones] no sólo no cierra, sino que vamos a producir una obra para que la dirija en el Teatro 25 de Mayo". La primera parte de la afirmación no es cierta. El mismo Alezzo lo confirmó a este cronista. "No pido nada para mí -cuenta que le dijo al funcionario-. Sí le pedí que habilite las salas que están en la misma situación que la mía." El Duende está cerrado como teatro y sólo sigue como lugar de formación. La segunda afirmación del ministro sí es cierta. El espectáculo con la firma de Alezzo en la sala que dirige Monina Bonelli se estrenará en septiembre en el mismo teatro público que, hace unos meses, programó una obra que se realizó en diversas casas de vecinos de Villa Urquiza. Ese ciclo generó ciertas ironías que señalaban que, mientras las salas alternativas pelean por tener sus papeles en orden, el gobierno programaba una obra de teatro en lugares que no requieren ningún tipo de control. El martes, Artei, la asociación que agrupa a los dueños de salas, tuvo una reunión con Luciana Blasco, subsecretaria de Cultura. ¿Tema? El eterno problema de las habilitaciones que afecta tanto a salas alternativas como a centros culturales independientes. Desde abril de 2013, el gobierno porteño no habilitó ninguna sala de la ciudad. De las 90 salas de Artei, sólo la mitad fue habilitada por la Agencia Gubernamental de Control. El resto depende de un manual de estilo que ha demostrado su ineficacia.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas