Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ultra Slim, una pieza que se luce

El BGH 4K mejora el contraste en los colores y la fluidez del movimiento de las reproducciones

SEGUIR
PARA LA NACION
Sábado 18 de marzo de 2017
Tiene 65" y un delgado panel de LED
Tiene 65" y un delgado panel de LED.
0

A los televisores 4K (Ultra HD) les está costando entrar en los hogares. Si bien la compra de una TV de estas características no resulta para nada extraordinaria (más allá del precio, claro), la realidad es que el talón de Aquiles suele ser la falta de contenido para poder disfrutar plenamente de la inversión.

Esto puede llegar a cambiar gracias a los nuevos teléfonos celulares que permiten filmar en ultraalta definición, los contenidos de Netflix y las nuevas consolas de videojuegos, como la PS4 Pro de Sony (que tiene el desembarco local asegurado para el año que viene) y sus títulos en 4K.

BGH es una firma nacional que viene apostando fuerte en el mercado de televisores. Entre sus productos, se destacan un modelo curvo, otro 4K de 50" y el 4K Ultra Slim de 65", que probamos en LA NACION.

Para la compra de un televisor de estas dimensiones hay que hacer cálculos previos y, sobre todo, contar con el espacio adecuado: mide casi un metro y medio de largo y tiene un peso bruto de 42 kg, lo que lo convierte en un equipo difícil de maniobrar. Otro aspecto al que hay que prestarle atención es la ubicación. Todo escritorio y mesa quedan chicos, dado que para distribuir su peso el BGH 4K Ultra Slim tiene dos patas, una en cada extremo, en lugar de una base central. Otra alternativa es colgarlo de una pared: si bien trae soporte VESA, habrá que ver el tipo de tornillos para sostener semejante peso...

"Armonioso" puede ser un adjetivo justo: el televisor monta un panel LED de sólo 15 mm de espesor que puede trepar hasta los 3840×2160 pixeles de resolución. Sus terminaciones también son de destacar, sobre todo lo bien aprovechado que se encuentra el panel de LED, que llega casi hasta el borde del dispositivo y sus patas cromadas.

Durante el primer encendido es recomendable ir al menú principal y recorrer los videos introductorios, que muestran cómo sacar el máximo provecho del televisor.

Seguidamente, decidimos reproducir contenido en 4K. Para esto utilizamos un disco rígido de 2 TB USB 3.0 (el televisor soporta dicha versión del puerto) para observar si no se producen cortes en la transferencia de datos. Apoyado en su procesador de cuatro núcleos, la película de más de 80 GB no sufre interrupciones. Tampoco otra en resolución Full HD 3D, que se ve perfectamente con las gafas incluidas en la caja.

El BGH 4K Ultra Slim incluye algunas tecnologías que permiten mejorar la experiencia de visualización. Mediante Ultra Smooth Motion de 600 Hz se logra un mejoramiento en la fluidez de los movimientos, mientras que con la tecnología ULED consigue mejorar el contraste y la intensidad de colores.

Un faltante es un sistema operativo; incluir Android hubiese sido posiblemente la decisión correcta. En su función de Smart TV, incluye el store de Opera, que se queda corto en cantidad de apps y funciones extras. Otra característica es la posibilidad de compartir contenido desde otros dispositivos. El equipo permite reproducir contenido sincronizando smartphones o computadoras vía DLNA (siglas de Digital Living Network Alliance). Incluye cuatro maneras de controlar la reproducción: mediante el control remoto completo, un control remoto compacto, control por voz para cambiar de canal y subir y bajar el volumen o desde un teléfono con la app BGH Remote Control.

A modo de conclusión, este televisor de BGH resulta una interesante opción si el usuario está pensando adquirir una pantalla 4K. Su excelente diseño lo hace una pieza que se luce, incluso, apagado. Su delgado panel LED y su buen sonido son para destacar. Del otro lado de la balanza se encuentra la amplia variedad de opciones que le hubiese ofrecido el sistema operativo de Google.

Ya se consigue en el mercado local a un valor de $ 39.999.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas