Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un fondo local compró la empresa eléctrica de La Plata

Un grupo inversor pagó US$ 260 millones para quedarse con Edelap y Edea

Sábado 18 de marzo de 2017
0

Dos ex ejecutivos de Edenor estuvieron reunidos ayer toda la tarde y al final del día le pusieron la firma a decenas de hojas. El resultado fue la mayor operación de compraventa del sector eléctrico en los últimos años. Se trata de Rogelio Pagano, ex jefe financiero de la distribuidora metropolitana, que le compró al antiguo presidente de Edenor, Alejandro Macfarlane, su participación en las distribuidoras Edelap, que presta el servicio en La Plata, y Edea, la compañía eléctrica de la Costa Atlántica. La operación se cerró en US$ 260 millones.

Edelap atiende a aproximadamente 350.000 usuarios, mientras que Edea le presta servicio a 524.000 clientes en la ciudad de Mar del Plata, localidades de la costa atlántica y del sureste de la provincia.

Grupo DESA, el fondo que lidera Pagano y en el que conviven otros empresarios locales, ya tenía las empresas Eden y Edes, que atendían la zona norte y sur de Buenos Aires, y Edesa, en Salta. Tras la operación, se quedará con la distribución eléctrica en toda la provincia, salvo las zonas concesionadas a Edenor y a Edesur (en algunos casos le presta servicios a subdistribuidoras). Según el empresario, eso le permite tener una nueva escala que le facilitará mejorar en ciertos procesos. "Buenos Aires es una ventana grande que permite hacer cosas. El hecho de tener las cuatro compañías nos permite mejorar la escala. Hicimos una estructura de financiamiento cómodo y ahora mi prioridad es que haya un buen servicio", explicó Pagano a LA NACION.

Un grupo inversor pagó US$ 260 millones para quedarse con Edelap y Edea
Un grupo inversor pagó US$ 260 millones para quedarse con Edelap y Edea. Foto: Archivo

Según el grupo comprador, la gobernación de María Eugenia Vidal hizo un proceso de Revisión Tarifaria Integral prolijo que contempla inversiones fuertes, por lo que creen que la tarifa les permitirá acceder a ingresos suficientes para mejorar paulatinamente la calidad del servicio.

El vendedor fue Disvol Energía, que maneja Macfarlane. El empresario ya analiza alternativas para usar los fondos. La primera en la lista es ampliar la participación en la distribuidora de gas Camuzzi, donde ya tiene el 49% en sociedad con el banquero Jorge Brito.

También estudia inversiones en generación de energía eléctrica, en energías renovables, en litio y la posible compra del negocio de destilación y estaciones de servicio que tiene Pampa Energía tras la compra a Petrobras.

El negocio de la energía eléctrica en la Argentina cobró nuevo brillo desde el año pasado, cuando la administración de Mauricio Macri decidió avanzar en la recomposición de las tarifas, luego de 12 años en que estuvieron casi congeladas.

Junto con el aumento de los ingresos para las empresas, tanto el Gobierno como la provincia de Buenos Aires reclaman una mejora en la calidad del servicio, algo que comenzó a notarse de manera moderada en las concesiones de Edenor y de Edesur.

Según el organismo, el promedio diario de usuarios afectados en media tensión en diciembre, enero y febrero fue de 77.551, 13% menos que los 89.284 del mismo período del año pasado.

También se achicó el tiempo de duración de los cortes.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas