Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Sin cambios de fondo, los visitantes sólo vuelven por la necesidad económica

Las autoridades coinciden en que aún no están dadas las condiciones para que todos los partidos se jueguen con hinchas de los dos equipos; por temor a incidentes, la provincia de Buenos Aires apenas acepta un encuentro con las dos parcialidades por fin de semana

Sábado 18 de marzo de 2017
Panorama de la tribuna de Boca el sábado pasado en Banfield
Panorama de la tribuna de Boca el sábado pasado en Banfield. Foto: LA NACION / Mauro Alfieri
0

Todo sigue igual. Los estadios del fútbol argentino no adaptaron sus accesos ni mejoraron la infraestructura para recibir hinchas visitantes. Las fuerzas de seguridad tienen las mismas viejas armas para combatir la violencia. El AFA Plus, promocionado como la solución al problema, quedó arrumbado en el tiempo y sólo significó una pérdida multimillonaria de dinero. Sin embargo, ahora los clubes piden a las autoridades que haya visitantes en sus partidos. En tiempos de crisis, nadie quiere perderse de facturar cuando la visita es River, Boca o algún grande del interior.

"Para que los visitantes vuelvan en todos los partidos se necesita la misma convicción de los dirigentes que para terminar con los barras", asegura Juan Manuel Lugones, titular de la Agencia de Prevención de la Violencia en Espectáculos Deportivos (Aprevide), responsable de la seguridad en los estadios bonaerenses. Y agrega: "Se requiere un compromiso de su parte. Que no haya doble discurso". Sólo en 2016, la Aprevide controló 10511 eventos deportivos, incluidos 7337 partidos de las diferenes ligas que se organizan en la provincia.

Lo que ocurrió en el Cilindro de Avellaneda la semana pasada aún repercute: a raíz de los incidentes provocados por los hinchas de Lanús, Racing decidió vetar el ingreso de hinchas visitantes. Uniltateralmente. La Academia se sostiene económicamente con las cuotas sociales y los abonos. no necesita de los tickets visitantes para hacer una diferencia económica. Por eso puede darse ciertos lujos.

Lanús, Banfield, Sarmiento de Junín y Quilmes no pueden hacerlo. Arsenal tampoco. Todos ellos precisan del dinero que dejan en las boleterías virtuales (las entradas se compran por internet) los hinchas de los equipos grandes que los visitan. Todos ellos habían solicitado al Aprevide jugar con las dos hinchadas. Lugones dio luz verde sólo para Lanús-River. ¿La razón? Es el espectáculo que más gente convocará. El resto de los partidos se jugará con hinchas de un solo color: el local.

Lo que ocurra con la barra disidente de River en el estadio granate también es un tema de preocupación para las autoridades. Para evitar problemas, todos los hinchas visitantes deberán llevar su DNI y pasar por los escáneres del programa Tribuna Segura, que impulsa el ministerio de Seguridad de la Nación. En sus bases de datos ya hay más de 2000 personas que no pueden ingresar en los estadios por tener causas judiciales pendientes. Cada fin de semana se agregan más nombres. Y desde ayer, gracias a un convenio con la AFA, el ministerio puede vetar el ingreso en el estadio a todos los hinchas que aparezcan en los listados de derecho de admisión. El convenio incluye los partidos del seleccionado nacional y también a las categorías del ascenso.

La economía también explica por qué los partidos de verano y los de Copa Argentina se juegan con simpatizantes de las dos hinchadas. Sin venta de entradas, no hay negocio. Además del visto bueno de las autoridades para que haya visitantes en función del negocio económico, también se da otro fenómeno: el acuerdo entre clubes. Así, por ejemplo, Vélez pudo llevar a sus hinchas a Mar del Plata para jugar con Aldosivi en el José María Minella.

"La vuelta de los visitantes tiene que ser gradual. No quiero medidas que caigan bien, sino medidas que sirvan para cuidar a la gente", explica Guillermo Madero, director nacional de Seguridad en espectáculos futbolísticos. Madero instrumentó Tribuna Segura y es el funcionario designado por Patricia Bullrich (ministra de Seguridad) para erradicar la violencia de los estadios. El programa Tribuna Segura, que obliga a los hinchas a acudir a los estadios con DNi, cruza las bases de datos del Registro Nacional de las Personas (Renaper) para cotejar que quienes pretenden ingresar no tengan causas pendientes con la Justicia. Así, el último sábado no se les permitió el ingreso a dos hinchas de Boca que tenían pedido de captura. Y a otros diez por estar incluidos en el listado de derecho de admisión.

El martes, sin banderas

No habrá estandartes en la cancha de Lanús

La Aprevide dispuso que los hinchas que acudan al estadio Néstor Díaz Pérez, de Lanús, no podrán colgar sus banderas en los alambrados. La medida se tomó para que todos puedan ver el partido sin obstáculos. La semana pasada, en la cancha de Banfield, en ocasión del partido entre el Taladro y Boca, las banderas obstaculizaron la visión de muchos hinchas.

River agotó las 10 mil entradas que le dieron

Los tickets se pusieron a la venta en la mañana de ayer a través del portal de internet AutoEntrada. Duraron muy poco, ya que la expectativa de los hinchas de River por ver a su equipo de visitante colmó la capacidad de la tribuna en muy poco tiempo. El encuentro, que se jugará el martes 21, a las 21.15, terminará siendo un gran negocio económico para Lanús, el organizador del partido.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas