Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Rejuvenecer el cerebro

Domingo 19 de marzo de 2017
PARA LA NACION
0

Nadie puede escaparse del paso del tiempo. Con la edad, nuestro cuerpo va cambiando y nos cuesta más trabajo mantenernos bien físicamente. Sin embargo, con entrenamiento, motivación y constancia se pueden lograr resultados fantásticos. Y más todavía: hoy les quiero contar que el ejercicio físico no sólo es fundamental para la salud de nuestro cuerpo, sino también para la de nuestro cerebro.

Joaquín Navajas, doctor en neurociencias por la Universidad de Leicester e investigador posdoctoral en University College London, me explicó que desde la neurociencia se sabe hace tiempo que el cerebro sufre cambios graduales con la edad. Uno de ellos viene asociado a la pérdida de memoria y ocurre en una región chiquita llamada hipocampo, que es lo que nos permite generar nuevos recuerdos. Cada vez que escribimos una memoria, esta debe pasar por las manos de este “bibliotecario”. Sin el hipocampo, esas nuevas memorias se desvanecen y nunca llegan a guardarse en el cerebro.

La mala noticia es que, con cada año, el cerebro pierde neuronas en el hipocampo. En una persona normal, se achica un 1% por año. Esto ocurre desde alrededor de los 20 años, y es parte del envejecimiento natural del cerebro. Por eso, con la edad nos cuesta cada vez más recordar nombres, lugares y hasta conversaciones de hace unos días.

La buena noticia es que la neurociencia no sólo nos dice cuál es el problema, sino que esta vez también nos da la solución. ¡Y es tan sencilla como salir a caminar! Un estudio de 2011 llamado “El ejercicio incrementa el tamaño del hipocampo y mejora la memoria”, publicado en la revista de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, mostró que quienes realizan ejercicio físico moderado pueden revertir esa situación. Los investigadores tomaron imágenes en alta resolución del cerebro en un grupo de gente que realizó ejercicio aeróbico (caminatas de 40 minutos) tres veces por semana por un año. Luego de ese período, vieron que el hipocampo de estas personas había crecido en un 1%. En criollo, el área del cerebro más importante para la memoria había recobrado el tamaño que tenía dos años atrás. Y lo mejor de todo, es que trajo las mejoras cognitivas esperadas: aquellos que caminaron habían mejorado su memoria en comparación con personas que no se movieron en ese año.

Y ahora que sabés que moverse rejuvenece nuestro cuerpo y nuestra mente, ¿de verdad elegís el sedentarismo? Ya no hay excusas, ¡tenés la máquina del tiempo!

El autor es personal trainer certificado por el National Council on Strength and Fitness y autor del libro Las excusas engordan

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas