Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las obras del Metrobus despertaron quejas

También hubo conflictos por la quita de árboles en las avenidas 9 de Julio y Cabildo

Domingo 19 de marzo de 2017
0

No es la primera vez que la remoción de árboles por una obra pública despierta el rechazo de los vecinos. Cuando se trabajó para construir los carriles exclusivos del Metrobus en la avenida 9 de Julio se trasplantaron más de 332 árboles entre enero y junio de 2013.

Esto incluyó la reubicación de especies que ya habían sido trasplantadas en los meses anteriores. Casi la totalidad de los 332 árboles trasplantados y plantados corresponden a especies nativas del norte argentino, y sólo el 4,52% de los árboles fueron especies exóticas.

Más de la mitad son palos borrachos (Ceiba sp.), el 27,71% son jacarandás (Jacaranda mimosifolia), casi un 10% corresponde a lapachos rosados (Tabebuia avellanedae) y el resto (11,14%) corresponde a 10 especies distintas.

Los ejemplares se movieron dentro de los mismos canteros o hacia otros canteros de la propia 9 de Julio, en parques y plazas próximas a la avenida y también en las áreas verdes ubicadas en el ingreso principal del Hospital Borda. Según un informe del gobierno porteño, el 95,83% de los árboles se encuentran vitales, es decir con hojas verdes y sanas o yemas por brotar. Un 1,60% está sin brotar al momento del relevamiento, otro 1,60%, tiene poca vitalidad, es decir con presencia de ramas u hojas secas o síntomas de defoliación y menos del 1% se secó.

El año pasado, con la extensión del Metrobus en la avenida Cabildo, los vecinos del barrio de Belgrano también protestaron por el retiro de árboles. Se trató de 95 ejemplares, muchos de ellos jacarandás, que se transplantaron en otros sitios, como en parques y plazas, según indicó el gobierno porteño. En tanto, en 2012, cuando renovaron la avenida Alem, en el bajo porteño, los vecinos recurrieron a la Justicia.

Del editor

Replicar la fórmula, aunque no en cualquier sitio

La extensión del microcentro peatonal resultó tan exitosa, en términos de más espacios para los caminantes y menos para los vehículos, que la Ciudad comenzó a replicar esta fórmula en otros barrios, incluso en algunos donde su puesta en marcha es discutible. Por ejemplo: ¿es valioso que esta zona de Retiro se convierta en peatonal? Buenos Aires avanza en la línea de ciudades del primer mundo: más restricción al auto particular, más espacios amigables y mucho transporte público. Pero esta última propuesta no progresa con la misma celeridad que las anteriores, con colectivos, trenes y subtes llenos de vicios de un país en vías de desarrollo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas