Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El íntimo deseo del presidente D'Onofrio: "Yo quiero que Gallardo no se vaya nunca de River"

El máximo responsable de la entidad de Núñez es optimista en cuanto a la continuidad del entrenador, en medio del gran sueño deportivo de este año: la Copa Libertadores

Domingo 19 de marzo de 2017
0
Rodolfo D''Onofrio, en una charla profunda
Rodolfo D''Onofrio, en una charla profunda. Foto: Hernán Zenteno

Tres meses atrás, el mundo River vivió un alivio cuando Marcelo Gallardo anunció su continuidad por un año más. Pero en las últimas horas, la tranquilidad se afectó cuando una frase de Jorge Brito, vicepresidente primero del club, desató la incógnita sobre el futuro del técnico. "Ya sabemos que Gallardo se va a ir. Enzo está trabajando, aunque sea en la parte más escondida de su cabeza, buscando su reemplazante", dijo en diálogo con radio Late 93.1, y produjo una explosión de nombres pensando en la eventual salida del Muñeco. Sin embargo, Rodolfo D'Onofrio no pierde el optimismo en cuanto a la continuidad del entrenador. Podría decirse que es otra gran apuesta en un año en el que la máxima tentación es la Copa Libertadores. El presidente de River pasó el sábado jugando al golf desde temprano, 18 hoyos sin una buena performance, según sus palabras. "Busco distenderme. Antes de estar en el club lo hacía también los domingos, ahora sólo cuando puedo algún día. Pero igual, el teléfono no para de sonar. No por River, más por la AFA. Hoy el club es un oasis", comienza D'Onofrio la charla con La Nación, vistiendo la camisa celeste que ya se volvió un clásico.

-¿Es real que ya se está pensando en el reemplazante de Gallardo?

-No es así. Se sacó de contexto lo que dijo Brito. En ningún momento hablamos con Enzo sobre un técnico y menos sobre la salida de Gallardo. Yo no sé si seguiremos Enzo y yo en diciembre, y también está lo que piense Gallardo. pero queremos que siga. Yo quiero que Gallardo no se vaya nunca, quiero lograr que se quede. Hay que buscarlo por todos los medios, y ese es un trabajo que haré hasta el último día. Es lo mejor que le podría pasar a River.

-¿Volvieron a hablar con él?

-Nosotros no tocamos el tema, sólo le ponemos rosas en el camino para que continúe. Hoy se vive una crisis tan grande y el desorden te cansa. Gallardo es una persona prolija, ordenada y trabajadora. Tenía todo diagramado y explotó todo de golpe. Es muy difícil vivir en una organización tan desorganizada como el fútbol argentino. Y eso lo sufre. Yo trato todos los días de decirle que vamos a intentar cambiar, para que no se sienta incómodo. Tenemos charlas donde le cuento lo que vivimos en la AFA y hay días que decimos: 'somos dos tarados', porque nos angustiamos y nos preocupamos por todo, cuando parecería que a otros no les preocupa tanto. Aparte, ¿para qué? Si ganamos todo y la pasamos tan bien.

-¿Cómo se hace entonces para pensar en una posible continuidad?

-Estoy convencido de que Gallardo va a cumplir con su contrato. Nosotros trabajamos a diario en proyectos, y ahora, por más que en diciembre se venza el vínculo, la mejor manera de intentar que continúe es no hablando, siguiendo adelante y deseando que todo funcione para que tenga ganas. Aunque entiendo que se canse del fútbol argentino, pero trataré que no pase. También puede elegir otro camino. pero ojalá sea mucho más adelante de diciembre.

-¿Qué ofrece Gallardo como técnico que sea difícil de reemplazar?

-Es un loco por el fútbol. Tiene un fin de semana libre y se la pasa en Chile, Uruguay o Paraguay viendo partidos. ¿De dónde saco un Gallardo? Tiene una capacidad de trabajo y una manera tan profesional, que hay que poner una velita y ver si lo podemos mantener. No hay tantos como él. Es comprometido, le duele cuando algo no sale bien y es sincero. Los jugadores saben que dice la verdad. Es el líder del grupo, sabe cuándo hablar y cómo llegarle al plantel, y para eso cuenta con un gran equipo de trabajo. Eso le permite ser diferente.

-¿Cómo se redobla la apuesta después de lo conseguido?

-Es muy difícil gestionar una empresa con arcos. Vos podés hacer el mejor balance financiero, pero si la pelota no entra, hay problemas. Nadie da una vuelta olímpica por el superávit. Nosotros ganamos mucho y la vara es muy alta. Pero todo se puede lograr. ¿Por qué no pensar que podemos ganar la Libertadores y estar en Abu Dhabi? La Copa es dificilísima, pero soñamos y nos esforzamos mucho para eso.

-¿Te motiva ir por la reelección?

-Ser presidente de River es un honor inmenso y un esfuerzo grande, pero hay que tener ganas. Si no, se puede transformar en una tortura. Si llego a diciembre con proyectos y sintiendo que mi equipo y los socios así lo desean, lo haré. Pero el fútbol argentino me cansa. Me cansa ir a la AFA, no me siento bien, y nos pasa a todos en el club. Tenemos un criterio y una formación en común, llegamos para hacer una modificación grande y queremos seguirla, pero en el fútbol argentino nos cuesta demasiado, no nos podemos hacer entender y tenemos opiniones diferentes.

-Dejamos el mundo River y nos metemos en el fútbol en general. Hace un tiempo dijiste que había que poner una bomba de la AFA para refundarla, luego no apoyabas la lista de Claudio Tapia y finalmente te sumaste junto con San Lorenzo por la Superliga. ¿Fue el mal menor?

-En River creemos que hay que tener un proyecto, un equipo y luego un presidente. Y en la AFA sentíamos que era al revés: que se estaba haciendo politiquería para poner un presidente. En la AFA se termina el tiempo de la politiquería y empieza el de la gestión. Se necesita una refundación, y cuando se organizaron, decidieron dejar afuera a River y a San Lorenzo. Alguien les debe haber dicho que era un error, entonces tuvimos una conversación, no con Tapia, y nos dijeron que podíamos ocupar dos vocalías. Ahí nosotros planteamos que la solución era que los que no estábamos en la AFA, fuéramos a la Superliga. Y así será. Pero vamos a apoyar en todo al nuevo gobierno.

-¿Qué vieron que no les gustó?

-En el estatuto nuevo se establecían dos cargos, el de Secretario Ejecutivo y el de Gerente Financiero, donde debe haber dos profesionales. Y ahí encontramos que se volvía al modelo viejo, porque en vez de buscar con un head hunter, pusieron a Toviggino, que los ayudó con las Ligas del Interior, y a Ferreiro, que los ayudó en el Ascenso. No tenemos nada con ellos, pero les pedimos que compitan. A Tapia le dije que hay que refundar la AFA y él me dijo que está de acuerdo. La diferencia está en cómo hacerlo.

-¿Qué significa la posibilidad de representar al fútbol sudamericano en la FIFA?

-El martes viajo a Zurich, porque soy miembro de la Comisión de Grupos de Interés del Fútbol. Fui nominado y acepté pasar por un examen exhaustivo para saber sobre la conducta en mi vida de los últimos 20 años, mirando las empresas en las que yo estuve. Aprobé, y este jueves tendré la primera reunión, con el presidente de la Liga inglesa, de la alemana y de la japonesa, entre otras. Es un nivel altísimo, y estoy orgulloso de estar ahí para poder ayudar a la relación del fútbol del cono sur con el mundo. Es un cargo por cuatro años que honra al fútbol argentino.

-¿A esta responsabilidad se podría sumar integrar el Consejo de la FIFA en representación de Conmebol?

-Siendo probable candidato, Tapia me lo comentó en la única vez que lo vi. Me dijo que le interesaba que yo me ocupara de la parte internacional. Le dije que fuéramos despacio, que armara un buen proyecto, y que iba a contar con el apoyo de River. No tuve una nueva charla, pero si puedo serle útil al fútbol argentino, voy a estar. Que nosotros no formemos parte del grupo que está en la AFA no significa que no vayamos a ayudar para la reestructuración.

-¿Por qué te tiene tan entusiasmado la conformación de la Superliga?

-Será una idea superadora y hará una transformación importante, pero hay que darle tiempo. El estatuto nuevo va a tener fair play financiero. El que está jugando en Primera tendrá que cumplir pautas y habrá controles de presupuesto. Se seguirán índices financieros, que nos den señales sobre el orden de los clubes, con sanciones leves, medianas y graves para los que incumplan. Así, el fútbol va a ser creíble y los clubes no van a llegar a concursarse. La nueva Liga será moderna y entramos juntos con el nuevo contrato televisivo. Es un cambio de imagen total. Probablemente haya discusiones en el inicio, porque a algunos no les va a gustar tener que cumplir reglas.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas