Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Mucho más que pasta

Otra creación de los hermanos Waisman, en pleno Barrio Norte

SEGUIR
PARA LA NACION
Domingo 19 de marzo de 2017
0

Una nueva gastronomía de los hermanos Waisman, en una excelente ubicación de Barrio Norte, abrió hace casi un mes. La pasta fatta in casa es la especialidad del chef Alejo, que la aprendió nada menos que con los italianos del famoso restaurante Cipriani de Buenos Aires, ya desaparecido. También trabajó con otros notables (Rodriguez Pardo, Azema), y en el País Vasco con Berasategui yArzak. Quotidiano es el séptimo restó del trío que conforman Alejo, Martín y Tomás, desde La Taberna en Lomas de Zamora. En éste, recientemente inaugurado, han establecido un nuevo concepto, el pasta bar, con mucho más que pasta hecha a mano, o en maravillosa maquinita. Abierto todo el día, con servicio descontracturado y numeroso, como dice Tomás, sencillo y práctico con el sello de la calidad del producto y sin sofisticaciones.

El local es una amplia esquina en ochava, todo vidriera con cortinas americanas, blanco y negro con acentos tecno, obra del arquitecto Pablo Chiapori; mesas cómodas, muy deseable la comunitaria en el centro del salón, para diez comensales. Sobre una pared de madera clara, un enorme sello: The Best Pasta in the Town.

En la cocina, Alejo comparte tarea con Gastón Caretti -ex La Bourgogne-. Se los ve trabajando y sacando platos desde la barra de despacho con lámparas de calor. Hay equipamiento completo para amasar y otras tareas mecánicas. La masa de piadina se trabaja con las manos, el queso mascarpone se prepara también in situ. Se recomienda el carpaccio de ternera con rúcula y parmesano ($ 180), los langostinos apanados con salsa tártara (160), las olivas ascolanas con salsa de tomate y albahaca (170), una ensalada completísima de quinoa, vegetales asados, tomates secos, queso fresco de cabra, semillas y huevo mollet (160). De las piedine, la de salmón marinado, queso brie y rúcula o de prosciuto, rúcula y fior de latte (200). Los sándwiches son de pan de brioche, ciabatta, de molde o tramezzino, con rellenos varios (de 85 a 175). La pasta casera se elabora con harina de trigo duro: los cables de teléfono muestran un punto de cocción firme y no tan al dente, con pomodoro, ricotta y pesto (160), más suaves, tiernos y cremosos los pici alla carbonara (175); los agnolotti pueden ser de pollo, de ternera, de ricotta o de espinacas (180).

Imperdibles los helados hechos en el momento (85), sobre todo el de sabayón, entre postres más golosos.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas