Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Internet de las Cosas: un mundo virtual, pero de trabajo real

Domingo 19 de marzo de 2017
0

En un contexto global en el cual existe una velocidad de cambio y de innovación tecnológica sin precedente, es de suma importancia potenciar los trabajos del futuro que incentivan el mundo de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), donde se requiere, cada vez más, profesionales capacitados que cuenten con los conocimientos necesarios para un entorno que está en constante cambio. Es el caso del fenómeno de Internet de las Cosas (IoT).

Un reciente estudio realizado por BI Intelligence pronostica que Internet de las Cosas consistirá en 2020 de 24 mil millones de dispositivos conectados a la red. Este crecimiento sugiere cambios para la forma en que vivimos, el modo en que las empresas se conectan con los clientes y los procedimientos que aplican a su gestión.

Mientras los desarrollos IoT aumentan su velocidad e intensidad, la educación formal no llega a adaptarse a ese ritmo y se puede llegar a un punto donde no haya estructura de recursos humanos para poder implementar la tecnología. Por este motivo es esencial generar un puente entre el sistema académico y el mundo de la tecnología.

En el camino a ese gran desafío se deben desarrollar sensores e interfaces sencillas a la hora de la instalación y del uso. Actualmente hay muy pocos dispositivos con esas características, pero ya empezaron a aparecer plataformas que empiezan a abstraer las capas de complejidad para que la adopción sea cada vez más simple. Y cuando esto ocurra, la integración de esta tecnología va a ser muy rápida.

Si bien la aspiración de IoT radica en llegar a las ciudades conectadas, es necesario entender que esas grandes estructuras se componen de subestructuras que forman parte de un ecosistema funcional donde cada componente inteligente tiene una conexión que resuelve una serie de situaciones alrededor de una persona.

Dentro de esas ciudades inteligentes, los hogares y las empresas estarán conectados a ese ecosistema para hacer más eficiente su funcionamiento. La automatización en industrias y comercios será tan esencial como el aporte de Ford con su línea de montaje o la llegada de los contenedores a las actividades navieras y portuarias. Tal es el sistema inteligente de los depósitos de Amazon, donde sus robots son los que se encargan de estibar y transportar las cajas de un lugar a otro, que sólo cuentan con personal para tareas de seguridad, o sea, que no entran personas al proceso.

Los jóvenes profesionales que están empezando a definir dónde estará su futuro, no sólo deben saber que el mundo de IoT ya existe, sino que además los necesita.

Hoy, los profesionales requeridos, más allá de tener sólidos conocimientos técnicos sobre la verticalidad de cada una de las tecnologías, deben tener gran curiosidad para entender el ecosistema de dispositivos y objetos que nos rodean, y saber cómo pueden conectarse para obtener información que sea visualizada o procesada de distintas maneras.

Cátedra de Internet de las Cosas de la cátedra de Ingeniería Informática, del ITBA

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas