Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Chocolatito González se hundió en una noche sospechosa

Perdió su invicto, el título mundial supermosca CMB y la chance de ser el número 1

Lunes 20 de marzo de 2017
0

Todo el desamor por el boxeo y la ineptitud generalizada que caracteriza a la actual Comisión Atlética de Nueva York -tal afirman, públicamente, los expertos que viven allí- se vieron reflejadas con el horrendo veredicto otorgado por sus jurados representantes en el Madison Square Garden: Glen Feldman y dos damas, Julie Lederman y Waleska Roldán, sin mayor talento para puntuar. Complementadas por Steve Willis, un árbitro parcial y permisivo a los cabezazos intencionales del tailandés Wisaksil Wangek, que desfiguraron el rostro del nicaraguense Román "Chocolatito" González y resultaron decisivos en un resultado horroroso que terminó con su reinado de campeón supermosca (CMB).

Desde el 2 de noviembre de 2013 cuando por desatención e impericia de los galenos de la Comisión Atlética de Nueva York, el pesado ruso Magomed Abdusalamov resultó seriamente lesionado tras su pelea con el cubano Mike Pérez, en el Madison Square Garden, la entidad rectora del deporte neoyorquino fue severamente advertida por el gobierno de los Estados Unidos. A partir de entonces, limitó las habilitaciones para organizar todo tipo de competencias de contacto en la Gran Manzana. El boxeo y las artes marciales mixtas fueron las disciplinas apuntadas. Se fijó una caución de un millón de dólares como garantía general para promoverlas en su territorio. Y sólo la presión y el dinero de televisoras como HBO y Showtime, pudieron doblegar a estos requisitos. Y quizás, el nicaragüense González, elegido por la industria pugilística para llegar a lo más alto en estos días, pagó los platos rotos por este tipo de cuestiones.

Después de remontar una caída en el primer round y herido su rostro por cabezazos intencionales, "Chocolatito" dio vuelta en base a empuje un match dramático y durísimo sobre Wangek, quien -paradójicamente- terminó con su invicto en su pelea Nº 47. Había acumulado una ventaja de al menos 5 puntos sobre el ring. Sin embargo, los oficiales juzgaron las acciones de un modo especial y turbio. Tal injusticia dio vida a una de las decisiones más sospechosas de los últimos años; paralizó y anuló la proyección de González hacia el sitial del Nº 1 del momento. Mención que ameritaba su postura de cuádruple campeón en pesos diferentes y su entrega expuesta en peleas titulares. "Chocolatito" fue víctima absoluta de una noche triste. De buenas peleas arriba del cuadrilátero pero de malos instintos abajo, donde se "cocinan" los peores planes.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas