Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Suma adeptos el sindicalismo macrista

"Momo" Venegas es la cara más visible de sectores gremiales que toman distancia del paro de la CGT

Lunes 20 de marzo de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

cerrar

Antonio Caló blanqueó hace unos años el rostro más camaleónico de los sindicalistas. "Somos pendulares: un día estamos con uno; otro día, con otro", admitió el jefe de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) en una charla con Diario Popular.

A pesar de esta sentencia, son pocos hoy los dirigentes gremiales que se alinearon abiertamente con la Casa Rosada. Sin embargo, la gestación del sindicalismo macrista está en marcha y suma adeptos. El primer gran desafío del gremialismo oficialista será tomar distancia del paro general que convocó la CGT para el 6 de abril próximo.

Gerónimo Venegas es la cara más visible del sector y es quien oficia de líder. El jefe de los ruralistas de Uatre es, además, un aliado directo del gobierno de Mauricio Macri : Fe, su fuerza política, integra la coalición Cambiemos en la provincia de Buenos Aires. De esa alianza también es parte un apellido histórico del gremialismo: Saúl Ubaldini (h.), que integra la militancia juvenil del partido.

"Expresamos nuestro repudio a la movilización de la CGT, que para concretarla tuvo que acudir a partidos políticos oportunistas, movimientos sociales y un rejunte de expresiones que nada tienen que ver con el movimiento obrero organizado", se alejó Venegas de la multitudinaria marcha del 7 de marzo pasado, en rechazo de los despidos y el rumbo económico.

Como réplica al paro, Venegas enumeró cinco hechos que considera logros de la gestión de Macri: la nueva ley de ART; mejoras en la Asignación Universal por Hijo (AUH); participación gremial en el Consejo Económico y Social; pago de la deuda histórica del Fondo de Redistribución a las obras sociales sindicales, y reducción del impuesto a las ganancias.

"No tengo idea por qué ahora llaman al paro. Hoy está creciendo la economía, tal vez hace ocho meses tenían alguna razón. Hay resabios del kirchnerismo", minimizó Venegas los ejes del reclamo cegetista. El mensaje de "Momo" tuvo el aval de las 62 Organizaciones Peronistas, el histórico brazo político de la CGT, que está hoy desarticulado.

Detrás de Venegas, hay otros dirigentes que tomaron distancia del triunvirato de mando de la CGT y cuestionaron su llamado a la huelga general el mes que viene. El petrolero Antonio Cassia, que explora alternativas con el Gobierno para mantener los puestos de trabajo en YPF, rechazó desde un primer momento la alianza con los movimientos sociales al hablar de "contaminación". Evitó sin embargo referirse al paro de manera tajante. "Es mejor no hablar ahora", dijo días atrás el jefe del Supeh.

El secretario general del personal jerárquico de la AFIP, Julio Estévez, es otro aliado de Venegas. "La gente está con muchos problemas, pero el país no se soluciona con extorsión ni con apriete. El paro parece responder más una interna y no a una necesidad real de buscar soluciones para la gente que la pasa mal", sugirió Estévez.

Venegas, junto con su tropa de las 62 Organizaciones Peronistas, impugnó el año pasado en el Ministerio de Trabajo al triunvirato de mando de la CGT por considerar que su elección no se ajustó al estatuto de la central sindical. Hoy insistirá en su pedido en la cartera que encabeza el ministro Jorge Triaca, quien podría ordenar la regularización de la central. También hoy harán público su rechazo a la huelga del 6 de abril, a la que en cambio sí adherirán las dos vertientes de la CTA, los movimientos sociales y la izquierda sindical.

Más apoyos

Por fuera de la tropa de Venegas, hay otro dirigente que se opone al paro: Dante Camaño, jefe de los gastronómicos en la ciudad de Buenos Aires desde hace 33 años. Camaño cedió al Presidente su gremio en otro momento de alta tensión sindical: Macri celebró allí, en 2016, el Día del Trabajador, que por entonces estuvo cruzado por el reclamo gremial de una ley antidespidos, que finalmente fue vetada.

"El paro no soluciona nada. El sindicalismo debe hacer propuestas e impulsarlas en el Congreso y en los ministerios. Y debe proteger a los buenos empresarios, a los que ayudan al crecimiento del país. Por mi actividad, debo apoyar a Macri. Con los K íbamos rumbo a ser Venezuela o Cuba. No se puede pedir más salario de lo que entra en caja", afirmó Camaño desde su excéntrico despacho, poblado de pinturas y obras de arte. Camaño es el hermano de Graciela, una de las espadas más importantes del massismo en el Congreso, y cuñado y aliado gremial de Luis Barrionuevo. "Pienso distinto a ellos", buscó diferenciarse.

Las paredes de los despachos de los dirigentes sindicales que comulgan con el macrismo se mantienen todavía pobladas de souvenirs peronistas. Cuadros, fotos y bustos. Pero hay una excepción y no es "Momo" Venegas. El barrionuevista César González, del gremio del personal de Vialidad, tiene un póster de Mauricio Macri con la banda presidencial.

Gremialistas amigos de la Casa Rosada

Foto: Archivo

Gerónimo Venegas

Secretario general Uatre

El líder del sindicato de los trabajadores rurales y estibadores es uno de los gremialistas más comprometidos con el gobierno nacional. Su partido, Fe, forma parte de la coalición oficialista Cambiemos en territorio bonaerensePioneros en la incipiente construcción de un sindicalismo oficialista

Antonio Cassia

Secretario general Supeh

Histórico sindicalista del gremio de los petroleros, hoy conduce la Federación de Sindicatos Unidos de Petroleros e Hidrocarburíferos. Fue uno de los gremialistas que más apoyaron los gobiernos de Carlos Menem en los años 90

Julio Estévez

Secretario general Upsafip

Al frente del sindicato que reúne al personal jerárquico de la AFIP, fue uno de los pocos dirigentes gremiales que cuestionaron el paro nacional convocado por la CGT para el 6 de abril

Dante Camaño

Secretario General UThGRA

Es cuñado de Luis Barrionuevo y conduce la filial porteña de los gastronómicos desde hace 33 años. Enfrentado al kirchnerismo, ofreció su gremio a Macri para celebrar el 1° de mayo el año pasado

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas