Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Brasil pierde mercados para la carne por un escándalo de corrupción

Las principales empresas están investigadas por supuestos pagos de sobornos para permitir la venta del producto en mal estado; China, Corea del Sur y Chile suspendieron las compras

Lunes 20 de marzo de 2017 • 12:51
0

Brasil comenzó a perder mercados por el escándalo por el supuesto pago de soborno a funcionarios sanitarios para permitir la venta del producto en mal estado.

China suspendió como "medida de precaución" las compras en Brasil. Además, Corea del Sur anunció que reforzará las inspecciones a sus importaciones de carne de pollo brasileña y bloqueará temporalmente las ventas de productos de pollo de la empresa BRF, una de las firmas en la mira.

Más del 80% de las 107.400 toneladas de pollo importadas por Corea del Sur el año pasado provenían de Brasil y casi la mitad de ellas fueron suministradas por BRF.

Brasil pierde mercados
Brasil pierde mercados. Foto: Archivo

Hoy Chile también decidió una suspensión temporal de las importaciones brasileñas de carne bovina. "Mientras no se tenga la lista (de ingreso de carnes procedentes de Brasil), el SAG (Servicio Agrícola y Ganadero) va a determinar el cierre temporal (de las importaciones)", dijo el ministro de Agricultura, Carlos Furche

La policía de Brasil allanó el viernes pasado algunas plantas frigoríficas en el marco de una investigación para determinar si algunas compañías estaban pagando sobornos para ocultar condiciones insalubres y denunció que algunas firmas habían vendido productos cárnicos podridos y adulterados. En Brasil el caso se hizo conocido como "Operación carne débil".

En medio del escándalo, las acciones de las compañías cárnicas BRF SA y JBS SA, también investigada, se desplomaban hoy hasta un 10% en la Bolsa de San Pablo.

Roney Nogueira Dos Santos, gerente de relaciones institucionales de BRF, ya se presentó a la policía para que se investiguen supuestos sobornos. En un comunicado, la firma indicó que algunas acusaciones hechas por la policía fueron falsas o estuvieron basadas en una comprensión errónea.

"BRF nunca vendió carne podrida ni tampoco fue acusada de hacerlo", dijo la compañía, que agregó que las menciones de productos contaminados o deteriorados hechas por la policía estaban específicamente vinculadas a pequeños empacadores que no están relacionados con BRF.

A todo esto, la Comisión Europea está supervisando las importaciones de carne procedentes de Brasil y prohibirá el acceso a la Unión Europea a las compañías implicadas, dijo un vocero.

"La Comisión se asegurará de que se suspenda la exportación a la UE de las empresas implicadas en el fraude", comentó.

El vocero señaló que el escándalo no tendrá impacto en las negociaciones entre la UE y el Mercosur sobre un acuerdo de libre comercio. "El futuro acuerdo comercial entre la UE y Mercosur no solo no rebajará, sino que reforzará nuestros elevados requisitos regulatorios y estándares de seguridad alimentaria para importaciones agrarias", indicó.

Brasil, líder en exportaciones, vendió US$ 6900 millones de dólares en carne de ave y 5500 millones de carne vacuna en 2016.

Agencia Reuters

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas