Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Macri firma los decretos de transparencia y busca neutralizar a la oposición

Peña dará mañana detalles junto con el informe de gestión; más diferencias con la UCR

SEGUIR
LA NACION
Martes 21 de marzo de 2017
0

El manejo de los tiempos es un arte de la política. Por ello no resulta casual que el presidente Mauricio Macri firme hoy los decretos destinados a regular los conflictos de intereses. Será justamente el día previo a la presentación de Marcos Peña en la Cámara de Diputados. Decretos en mano, el jefe de Gabinete buscará acallar las críticas sobre corrupción que le disparará la oposición en el recinto.

Con ambos decretos, el Gobierno pretende darle sepultura definitiva a la polémica que despertó el acuerdo entre el Gobierno y el grupo Macri por el Correo Argentino. Una polémica que le provocó al Presidente una importante caída en su imagen, según lo demuestran las encuestas. Pero el problema no es sólo la oposición, que insiste en agitar el escándalo; el problema también está en la tropa propia. Hay un sordo malestar en la Casa Rosada porque el radicalismo insiste en que los conflictos de intereses se resuelvan no por decreto, sino por una ley. Ya presentó dos proyectos, uno en el Senado y otro en la Cámara de Diputados, que amplían la regulación a los otros dos poderes del Estado, el Legislativo y el Judicial.

"Justo cuando podemos ponerle punto final al tema, son nuestros propios legisladores los que lo agitan y le dan pasto a la oposición", mascullan en los pasillos de la Jefatura de Gabinete.

Ambas iniciativas, junto a otras similares de la oposición, comenzarán a discutirse hoy en la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, comandada por Pablo Tonelli (Pro).

Peña deberá mañana dar las debidas explicaciones en el recinto de la Cámara baja cuando ofrezca su habitual informe de gestión. Será una sesión áspera e intensa: en las vísperas de la campaña electoral, la oposición buscará sacar provecho del momento de vulnerabilidad que atraviesa el Gobierno, acorralado por los conflictos sindicales, la escasez de buenas noticias en materia económica y las denuncias por corrupción.

Peña sabe que no lo espera una sesión fácil. Por eso, dejará a un lado la cordialidad y pasará a la ofensiva si es necesario, aseguraron desde su entorno. "Se mostrará como lo hizo Macri durante la apertura de sesiones del 1° de marzo pasado: con un tono más duro, sobre todo con el kirchnerismo", anticiparon las fuentes.

De acuerdo con la dinámica habitual, el funcionario tendrá un tiempo para exponer y luego deberá responder a la seguidilla de preguntas de los diputados. Muchas de ellas ya le fueron adelantadas por escrito; según fuentes oficiales, se recibieron 898 preguntas, las cuales se responderán por escrito.

"Será el segundo informe más largo que Peña ofrecerá al Congreso desde que asumió", indicaron desde el oficialismo.

Además de los casos de conflictos de intereses que involucran al Gobierno, los legisladores se centrarán en la crisis de las economías regionales, el nivel de despidos y el aumento de la pobreza.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas