Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Macri ratificó su respaldo a Vidal en su "batalla" contra los gremios bonaerenses

Compartieron un acto en Saladillo, donde se mostraron alineados en el conflicto con los maestros

Martes 21 de marzo de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Vidal y Macri junto a "Pirincho" Cicaré, ayer, en Saladillo
Vidal y Macri junto a "Pirincho" Cicaré, ayer, en Saladillo. Foto: Presidencia

"Cada día la quiero más y la admiro más por todas las batallas que da, porque cada batalla que ella está dando la da por cada uno de los bonaerenses", afirmó el presidente Mauricio Macri , mientras la destinataria del elogio sonreía, algo incómoda pero feliz.

La escena se dio ayer, en Saladillo, adonde el Presidente y la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal , llegaron para un acto de gestión con aroma de campaña: la ampliación de una fábrica de helicópteros en esa localidad bonaerense. Detrás de la emoción por el logro de Augusto Cicaré, que logró ampliar su fábrica gracias a préstamos estatales, llegó nítido el respaldo del Presidente a la dura pulseada que la mandataria bonaerense está librando con los gremialistas docentes encabezados allí por Roberto Baradel (Suteba), que hoy retomarán la cadena de paros nacionales mientras negocian los aumentos salariales.

Y en esa pulseada, el Gobierno y Vidal se muestran más que alineados. De hecho, la perspectiva de los avances en la negociación tienen límite preciso, coinciden en La Plata, y también en la Casa Rosada. "No habrá paritaria nacional docente, y los aumentos no serán finalmente muy superiores a la inflación prevista para este año", dijo a LA NACION una altísima fuente del Gobierno.

En Saladillo, Macri y Vidal repasaron la historia de "Pirincho" Cicaré, a quien Macri visitó durante su campaña por la presidencia y a quien le prometió ayuda para mejorar su emprendimiento. "La verdad que fue algo maravilloso, fue algo maravilloso porque tiene que ver, como decía María Eugenia, con apostar a nosotros mismos, apostar a lo que nosotros somos capaces de hacer, porque son muchos años, "Pirincho", que nos bajan un discurso en el cual nos tenemos que resignar, que nosotros no podemos", dijo Macri, luego de lagrimear con la historia de vida de Cicaré, contada por él mismo un rato antes.

El respaldo presidencial a Vidal seguirá inalterable y sin cambios, afirmaron ayer a LA NACION desde el Gobierno. "Si no damos esta batalla contra Baradel, que firmó 13 acuerdos paritarios y María Eugenia sólo uno, entonces para qué vinimos al Gobierno", se explayaron en lo alto del poder nacional. El razonamiento continúa la exposición del propio Macri, que en el programa de Mirtha Legrand, el sábado pasado, acusó a los sindicatos docentes de "destruir la educación pública en la Argentina".

La embestida contra el dirigente de Suteba es unánime e incluye a los sectores que inicialmente discreparon de la propia Vidal. "La gobernadora garantiza a los docentes que van a ganar igual o más que la inflación. Pero a Baradel sólo le interesa que vuelva el kirchnerismo", afirmó días atrás el secretario de Interior, Sebastián De Luca, enrolado en el sector que responde al titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó.

Desde la gobernación también auguraban una lucha larga y sin concesiones, aunque calificaban de "buena señal" la decisión de los cuadros técnicos de los sindicatos de retomar las negociaciones con las segundas líneas de la administración de Vidal. "Igual ellos están lanzados, tenemos paro dos días seguidos, habrá movilización el miércoles (por mañana), no creemos que esto termine pronto", afirmaron, algo pesimistas, cerca de la gobernadora. Junto con esta visión aparecía la decisión de redoblar la apuesta. "Los descuentos a los docentes que no trabajaron van a seguir", advertían desde La Plata.

En Balcarce 50 aseguran que Macri está "más convencido que nunca de hacer lo que hay que hacer", afirmó un funcionario, parafraseando el eslogan de campaña que Cambiemos lanzará en las próximas semanas. "Sería suicida aflojar o darles lo que piden", agregó un ministro, con los datos "duros" de la economía que los coordinadores de gabinete Mario Quintana y Gustavo Lopetegui dejan cada mañana en el despacho del Presidente.

"La inflación fue de menos de dos por ciento promedio en los dos primeros meses. Eso da una cifra anual cercana al 17 por ciento proyectado. El aumento a los docentes no va a estar lejos de lo que ofrecemos", resumían en Gobierno, mientras los docentes seguían firmes en el 35 por ciento de aumento.

Un grupo llevó el reclamo a saladillo

LA PLATA.- Un grupo de docentes bonaerenses del Suteba trasladaron ayer a Saladillo la protesta de los maestros contra el gobierno de Mauricio Macri. El episodio tuvo lugar en el décimo día de la huelga, mientras el Presidente y María Eugenia Vidal visitaban una fábrica de helicópteros.

Los docentes se acercaron con pancartas que decían: "Cumplan con la ley. Paritaria Nacional Docente". Era un grupo reducido, de unas veinte personas, que fue interceptado por la policía.

Los docentes intentaron acercarse a Macri y a Vidal para expresarles sus reclamos, pero las fuerzas de seguridad se lo impidieron.

El gobierno de Macri ya informó en reiteradas oportunidades que se niega a abrir la paritaria nacional, dado que esa discusión la deben dar las provincias.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas