Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El drama de Luis Miguel: por sus deudas millonarias ya le embargaron un Rolls Royce

El cantante mexicano acumula demandas por 13 millones de dólares

Martes 21 de marzo de 2017 • 17:10
0
Luis Miguel
Luis Miguel.

Luis Miguel enfrenta una dura batalla por librarse de las demandas que lo ahogan por tres frentes: una deuda de casi cuatro millones de dólares con la discográfica Warner Music, productora de los más de 100 millones de discos que vendió en toda su carrera, una deuda de siete millones con el cantante Alejandro Fernández por incumplir un contrato para una gira conjunta que nunca se hizo, y una deuda de un millón y medio con su ex mánager que significó el embargo de su Rolls Royce negro.

Según informa el diario El País, fue a comienzos de este mes de marzo que la jueza Virginia Phillips decidió embargar el vehículo del cantante mexicano como pago de parte de la deuda que tiene con su ex mánager William Brockhaus, quien le ganó en 2016 una demanda por incumplimiento de contrato. Esta sería la primera de las represalias judiciales contra las faltas del artista.

La historia de deudas que amenaza la carrera del Rey Sol estalló en 2015 cuando comenzó a cancelar conciertos, giras y a incumplir contratos, y luego de que su mánager decidiera levantar acciones legales. William Brockhaus es un empresario texano casado con una amiga de la infancia de Luismi, Michelle Salom. Según El País, Brockhaus creó una firma sólo para dedicarse a la representación del cantante mexicano, WB Music Management, y dirigió desde entonces sus negocios, finanzas y hasta sus giras hasta 2014, año en que la relación se dinamitó por incumplimiento en el pago de sus honorarios, y justo antes de que comenzara el raíd de desplantes que protagonizó el artista en 2015. Tras dos años de batallas legales en los Estados Unidos, una jueza de California concluyó el pasado 27 de enero que le debía ser embargado su Rolls Royce negro, del año 2013, para saldar la deuda de 1.043.483 dólares, según la sentencia a la que ha tenido acceso El País.

En noviembre de ese fatídico 2015, Luis Miguel decidió aceptar una propuesta de gira en conjunto con su archirrival de la canción mexicana, Alejandro Fernández, a realizarse entre abril y noviembre de 2016, con 50 eventos programados en México, Centroamérica y los Estados Unidos. Según una información publicada por Televisa, Alejandro Fernández le adelantó unos siete millones de dólares por esa gira que luego el Rey Sol canceló. Y no, nunca devolvió el dinero.

Por último, Warner Music presentó el 8 de marzo de este año una demanda al artista en la que exige 3.651.560 millones de dólares. Según el escrito, al que tuvo acceso el citado diario español, el artista reconoce que tiene un pago pendiente desde 2014 de cuatro millones de dólares y que llegó a un acuerdo para dilatar la fecha del pago hasta el 30 de noviembre de 2015. Sin embargo, este nunca se produjo y se ve obligado a asumir la demanda de la empresa de discos multinacional.

Aunque hace más de una década que no produce un éxito, Luis Miguel tiene una enorme cantidad de fans que lo siguen en las buenas y en las malas. Pese a todos los rumores sobre su vida personal -se dice que está en crisis con su pareja actual, Kristina-, y a la enorme presión que suponen sus deudas calculadas en 13 millones de dólares, hace unos días se mostró radiante en una disco en Acapulco.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas