Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un drone cazador y autónomo busca ser el vigilante del espacio aéreo del futuro

La firma Airspace hizo una demostración de Interceptor, un modelo que puede operar sin intervención humana activa al momento de identificar y deshabilitar dispositivos electrónicos no autorizados en operar en aeropuertos, estadios o zonas militares

Miércoles 22 de marzo de 2017 • 00:59
0
Dos operadores retiran un drone capturado por Interceptor. Foto: Reuters
Jaz Banga, cofundador y CEO de Airspace, junto al cazador de drones Interceptor. Foto: Reuters
Interceptor es un drone que funciona de forma autónoma, captura otros vehículos aéreos y los trae a la base con una red. Foto: Reuters
Jaz Banga, cofundador y CEO de Airspace, muestra la estructrura de un prototipo de un cazador de drones. Foto: Reuters
El drone Interceptor en pleno vuelo. Foto: Reuters

Las autoridades suelen restringir el uso de drones en bases militares, aeropuertos o estadios, pero eso no impide que cualquier infractor sobrevuele estos espacios. En este contexto, la regulación y el control incipiente de estos dispositivos electrónicos se hace cada vez más difícil.

Para enfrentar estos retos, en el sector tecnológico existen unas 70 firmas que se especializan en el control de drones en el espacio aéreo. Airspace es una de estas firmas que se especializa en desarrollar unos drones que, a simple vista, se asemeja a cualquier otro modelo de vehículo similar controlado a distancia. Sin embargo, su principal característica está en su misión: detectar e identificar otros drones para su captura de deshabilitación del intruso en el espacio aéreo.

La regulación y captura de drones representa todo un desafío incluso para otros operadores de sistemas de control aéreo. Algunos modelos pueden alcanzar velocidades de hasta 240 kilómetros por hora en las versiones más sofisticadas, y dar de baja mediante un disparo, una modalidad que puso a prueba la Fuerza Aérea de EEUU, supone un riesgo colateral en caso de tener en la mira a un drone equipado con una arma química.

Así funciona Interceptor, el cazador de drones de Airspace

El equipo de Airspace apuntó a crear a Interceptor, un drone con un sistema de inteligencia artificial y de detección de obstáculos que le permite funcionar de forma autónoma.

A diferencia de un vehículo autónomo, que debe mapear todo su entorno para saber por dónde debe recorrer el auto, el pequeño cerebro electrónico de Interceptor tiene la capacidad de comprender cómo es su entorno sin depender de una conexión a Internet para acceder a una base de datos para llevar a cabo su plan de vuelo.

Esta modalidad le permite reaccionar de forma ágil ante un objetivo, que puede capturar al drone invasor con una red y, de esta forma, deshabilitar sus funciones de vuelo.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas