Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Santiago Bibiloni: "No pretendo morir con una empresa sola, llevo el gen emprendedor"

Miércoles 22 de marzo de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

En 2016 convenció a Marcos Galperín (MercadoLibre) y a principios de este año lanzó COR en Silicon Valley, apuntando al mercado norteamericano.

Después de crear la agencia Balloon Group, ahora lanzó la herramienta de gestión para startups COR con la que ya puso un pie en Silicon Valley

Cuando en 2011 empezó su primer emprendimiento, Balloon Group, una agencia que ayuda a otras compañías a desarrollar estrategias digitales, Santiago Bibiloni (27) pasaba mañanas y tardes encerrado en un galpón de una ONG en el barrio porteño de Once. Desde allí hacía crecer un negocio que hoy está activo y tiene 25 empleados, y que lo llevó a pensar su siguiente proyecto: COR, una herramienta de gestión "orientada al retorno de la inversión" para startups, pymes y profesionales freelance de la industria creativa, que permite enviar y cobrar presupuestos, asignar tareas y descubrir si los proyectos son rentables, entre otras funciones.

"Mi familia me ofreció ayuda para alquilar una oficina, pero yo dije que no. El galpón me daba algo que cualquier otro lugar al que pudiera mudarme no tendría: una sala de reuniones, que es donde yo me juntaba con potenciales inversores o clientes", rememora Bibiloni, que en aquel entonces tenía 22 años y una licenciatura en Comunicación Social recién finalizada.

El emprendedor sabe que las conexiones son clave: con una reunión consiguió que Marcos Galperín, fundador de MercadoLibre, invirtiera en COR, lanzada a inicios de 2016. Con otros dos inversores levantó una ronda de unos US$ 325.000 en una semana. A inicios de 2017 despegó en el avión que lo llevó a Silicon Valley, donde pretende tejer redes para comercializar su servicio. "Queremos probarnos en el Barcelona y ver si hay lugar. Si no volveremos a River o a Boca", sostiene.

En Silicon Valley, COR pretende apuntar a un mercado de pequeñas empresas de servicios profesionales de no más de 20 empleados. En Estados Unidos, según sus datos, hay poco más de 1,7 millones de compañías de este tipo formalizadas y regularizadas. "Con sólo captar el 1% del nicho al que apuntamos, de un único país, la facturación anual sería de US$ 34,7 millones", proyecta Bibiloni, que creó la empresa que hoy tiene ocho empleados junto al licenciado en Administración José Gettas (27) y el programador Martín Minces (35).

El modelo de negocios es una suscripción: 15 dólares mensuales por usuario, un precio que se reduce "al por mayor". Actualmente, Bibiloni afirma que crecen a un ritmo de cinco empresas por día -en marzo superaron las 1000 activas-, y que el promedio de empleados que tiene cada una es 20, por lo que se crean "alrededor de 100 usuarios diarios". Para hacer crecer los clientes, explica, en California buscará alianzas con "entidades agrupadoras" como bancos especializados en pymes o plataformas freelance.

"Dentro de una década veo dos caminos: o cotizar en Bolsa o que venga otra empresa más grande y nos compre. Estamos apuntando a hacer algo muy grande por mucho tiempo", subraya, y concluye: "No pretendo morir llevando la bandera de una sola empresa, mi gen es más de emprendedor que de sistemas de gestión como es COR".

Profesión: licenciado en Comunicación Social

Empresa: COR

Edad: 27 años

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas