Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El poroto busca su lugar en la mesa

Se lo ve poco en la cocina argentina, pero el país vende grandes cantidades al exterior

Domingo 26 de marzo de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Foto: Pablo Bernasconi

120 gramos

consumo per cápita de porotos

Aunque cuenta con diversas variedades de porotos para exportar, la Argentina no es un país que se caracteriza por una gran ingesta de esta legumbre: el consumo per cápita en el país es de 120 gramos por año.

Esta legumbre tiene como epicentro de su producción el noroeste argentino, donde su cultivo se encuentra muy arraigado por factores históricos y culturales, y por contar con suelos y clima muy propicios. La principal provincia productora es Salta, pero también se produce con menores volúmenes en Jujuy, Santiago del Estero, Catamarca y Tucumán.

Las plantas industrializadoras se encuentran en su gran mayoría en estas provincias, y un pequeño porcentaje de ellas está distribuido en otras regiones del país. El proceso industrial es muy básico y prácticamente se limita a una selección por tamaño, por color y por abrillantamiento en algunas de las variedades.

Una pequeña parte de la producción sufre una verdadera industrialización con presentaciones en frascos, conservas en lata o en forma de pastas para la preparación de diversas comidas. Todas estas formas de procesamiento son casi exclusivamente para el mercado interno.

La Argentina exporta porotos a muchos países del mundo, ya que produce distintas variedades que satisfacen la demanda de los mercados. Las principales plazas compradoras para el país son Argelia, Brasil, Bélgica, España, Francia, Italia, Portugal y Turquía, además de una treintena de países con cantidades más pequeñas, alcanzando volúmenes de alrededor de 80.000 toneladas.

El poroto negro también es exportado por la Argentina en cantidades considerables, con volúmenes cercanos a las 60.000 toneladas y con Brasil como el destino casi excluyente, además de cantidades pequeñas a Costa Rica y Venezuela.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas