Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Andrea Frigerio se prepara para filmar junto a Pampita Ardohain

La actriz habló del film Desearás al hombre de tu hermana y, además, reflexionó sobre la pantalla chica actual; también nos contó de sus próximo proyectos

Jueves 30 de marzo de 2017 • 00:04
SEGUIR
PARA LA NACION
Andrea Frigerio
Andrea Frigerio.

Andrea Frigerio aún sigue sorprendida por la catarata de nominaciones y premios que todavía recibe El ciudadano ilustre, la película de Gastón Duprat y Mariano Cohn de la que formó parte. Sin embargo, no se detiene y ya tiene en su agenda nuevos proyectos dando vueltas. Antes de comenzar las grabaciones de Desearás al hombre de tu hermana, el thriller erótico que protagonizará Pampita Ardohain, la modelo, conductora y actriz habló con LA NACION sobre la actual pantalla chica, el medio, sus cábalas y adelantó cómo será el personaje al que le dará vida en los próximos meses.

-¿Cómo te preparás para formar parte del elenco de la nueva película que Diego Kaplan filmará entre Buenos Aires, Punta del Este y Brasil?

-Muy bien, muy contenta. Arrancamos el rodaje de Desearás al hombre de tu hermana el próximo 17 de abril. Es un libro divino que cuenta una historia de época, situada en los años '70.

-¿Qué nos podés contar de tu personaje?

-Es un personaje divino. Para construirlo me inspiré totalmente en Claudia Sánchez, una mujer lindísima y con mucho glamour, que brilló muchísimo en ese entonces. Claudia fue la cara de los '70. Con el Nono Pugliese, su pareja, eran una dupla que viajaba por el mundo fumando. Hace tiempo que me vengo juntando con ella para prepararme. Se me ocurrió llamarla porque me pareció que era "la" persona, en la producción se coparon todos y ahora ella es la asesora de vestuario.

-Después de tantos años en el medio, ¿qué tiene que tener hoy un proyecto para que decidas sumarte?

-Me tiene que enamorar. Cuando me llega una propuesta, me enamoro o no me enamoro.

-¿Qué te enamora?

-La gente con la que voy a trabajar y el director. Las películas siempre son del director, no son nuestras. Entonces tenés que sentir que podés confiar en el director, que podés darle la mano y estar segura que te va a llevar por un buen recorrido, un camino lindo y seguro, con desafíos. Cuando eso sucede, es divino. Por supuesto, también entra en juego la suerte y hay que ser valiente para elegir. Es necesario estar enamorado, sino el día a día se hace muy difícil. Busco eso en todo lo que elijo, en el teatro, en el cine. Ya casi no hago televisión...

-¿Por qué?

-La tele de hoy no me enamora. Lo último que hice fue Entre dos, un ciclo de entrevistas para LN+. Eso me enamoró porque lo propuse yo y un equipo me ayudó a llevarlo adelante. Se parecía mucho a lo que yo había soñado y entonces lo encaré con mucha pasión

Andrea Frigerio y Martina Stoessel, en una de las entrevistas íntimas que realizó para LN +
Andrea Frigerio y Martina Stoessel, en una de las entrevistas íntimas que realizó para LN +.

-.¿Ya no te entusiasma hacer ficción para la pantalla chica?

-¿Una tira? No, no tengo ganas de hacer televisión, salvo que sea un formato de pocos capítulos, como una serie o un unitario. Para la tira, así como fue con Los Roldán, necesitás tener tu vida muy ordenada, sin otra cosa que hacer porque prácticamente te internás en el canal. Estás horas y horas en un camarín, a veces sin señal, a veces lo que vas a hacer se suspende y entonces estuviste cuatro horas de tu vida encerrada en un camarín. No hay plata que lo pague, salvo que sea un libro muy extraordinario. En cambio, series, sí porque se parecen bastante a una película.

-Decís que hay que ser valiente a la hora de elegir, pero se te ve siempre muy relajada y confiada ante cada nuevo desafío, ¿perdiste los nervios con el tiempo?

-No tengo nervios, no vinieron en mi set, no están en mi ADN. No soy de ponerme nerviosa, ni siquiera en un estreno, al contrario. Es increíble, pero las situaciones de riesgo me ponen más tranquila.

-¿Tampoco tenés cábalas?

-Sí, tengo una única cábala: antes de salir a escena, me hago la señal de la cruz y la repito siempre una cantidad de veces que tiene que ser impar. Depende del tiempo que tenga, la hago cinco, siete o nueve veces. Una vez que subo a un escenario, piso primero con el pie derecho.

-¿Tenés algún otro proyecto para este año?

-Cuando termine de filmar Desearas al hombre de tu hermana, posiblemente me vaya a trabajar a México. No puedo contar nada todavía porque no confirmé aún.

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.