Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El máximo tribunal de Venezuela decide ejercer funciones parlamentarias y la oposición denuncia un golpe de Estado

Será mientras persista lo que el Tribunal Supremo de Justicia considera como un situación de "desacato"; el presidente de la Asamblea Nacional dice que "secuestraron la Constitución, los derechos y la libertad de los venezolanos"

Jueves 30 de marzo de 2017 • 13:40
0
El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Julio Borges
El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Julio Borges. Foto: Archivo

El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela advirtió en una sentencia que ejercerá las competencias parlamentarias de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, mientras persista lo que considera como un situación de "desacato".

Aunque el máximo tribunal, TSJ, anuló muchas acciones y decisiones del Congreso desde que pasó en 2016 a manos opositoras al gobierno de Maduro, es la primera vez que expresamente dictamina en una sentencia que asumirá las funciones legislativas.

"Se advierte que mientras persista la situación de desacato y de invalidez de las actuaciones de la Asamblea Nacional, esta Sala Constitucional garantizará que las competencias parlamentarias sean ejercidas por esta Sala o por el órgano que ella disponga", indicó la sentencia.

La advertencia la hizo en el texto de una sentencia fechada el miércoles en la que autorizó al presidente Nicolás Maduro a crear empresas petroleras mixtas sin que sea necesaria la aprobación del parlamento.

El presidente de la Asamblea Nacional (AN), Julio Borges, que pertenece a la oposición, denunció que el fallo es "un golpe de Estado con todas sus letras".

El TSJ sostiene que las decisiones de la Asamblea Nacional son nulas por estar en "desacato" al no haber apartado a tres diputados acusados de comprar votos en las elecciones parlamentarias de fines del 2015.

Pese a que los tres diputados no están ejerciendo funciones por decisión de la propia Asamblea, el TSJ sigue manteniendo su posición, lo cual ha llevado a la bancada opositora a acusar al máximo tribunal de cercenar la función parlamentaria para favorecer al gobierno socialista de Maduro.

En la decisión del miércoles, el TSJ solicitó al Gobierno que en adelante, al crear empresas mixtas en el área de hidrocarburos, le informe a la Sala Constitucional de todos los detalles y futuras modificaciones y negó al parlamento el poder de cambiar condiciones en esos casos.

"Golpe de Estado"

El opositor Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional (AN) denunció que el fallo del Tribunal Supremo de Justicia que le despoja de sus funciones mientras estén en desacato es "un golpe de Estado con todas sus letras".

"Es una dictadura que la comunidad internacional tiene que ayudar a que se prendan las alarmas para apoyar la decisión del pueblo venezolano para que cambiemos esta dictadura por una Venezuela de libertad, justicia y democracia", expresó en rueda de prensa en Caracas.

Borges dijo que el Poder Legislativo se "rebela" ante el fallo que calificó de "basura "y que fue emitido por quienes aseguró "secuestraron la Constitución, los derechos y la libertad de los venezolanos".

Afirmó que la sentencia fue emitida para para tratar de evitar el control del parlamento sobre las empresas petroleras y advirtió que el Poder Legislativo no cesará en la lucha por el restablecimiento del orden constitucional en Venezuela.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas