Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Lollapalooza 2017: MØ, una deidad nórdica que devino en estrella del pop global

La rubia danesa es una de las voces más escuchadas en Spotify; en su música conviven las melodías pegadizas con la influencia de Sex Pistols y Sonic Youth

Viernes 31 de marzo de 2017
0
La cantante danesa quiere ver a Tove Lo, Rancid y The Weeknd en el festival
La cantante danesa quiere ver a Tove Lo, Rancid y The Weeknd en el festival. Foto: Mauro Alfieri

Su metro ochenta apareció anteayer en medio del escenario vacío y, bajo las luces violáceas de Niceto Club, MØ empezó un show íntimo y enérgico, con la intro, a capela, de "Don't Wanna Dance", uno de los cortes de No Mythologies to Follow, su primer disco de estudio.

Al ritmo del álbum que une todas las influencias del electropop y punk que incorporó en su infancia y luego del dúo argentino de DJs, Coral Casino, la danesa Karen Marie Ørsted desplegó toda su potencia vocal, bajó del escenario para abrazar a sus fans, se tiró al piso y bailó sin parar, al mejor estilo de Gwen Stefani en sus días con No Doubt, durante un poco más de una hora. También se hizo espacio para tocar "Cold Water", el tema que grabó en colaboración con el productor Diplo (Major Lazer) y Justin Bieber, y un cover de Elliphant, "One More", para cerrar con el éxito global "Lean On", también registrado con Major Lazer, que ostenta el segundo puesto de los temas más escuchados (958 millones de veces) en Spotify.

Obsesionada con el pop -y las Spice Girls, Venga Boys y Destinys Child- desde muy chica, con el tiempo encontró un nuevo amor en el punk y en sus derivados. Allí se identificó con Sex Pistols, Kim Gordon de Sonic Youth, Karen O. (YeahYeah Yeahs) y con su mayor inspiración nórdica, Björk. Ahora, logró reconciliar sus influencias y que fluyeran en su música.

"Me tragué el orgullo y me amigué con la idea de ser una popstar. Me gusta combinar las corrientes y sacarles todo su potencial, siempre y cuando esté conforme con la letra y con la melodías. Hoy el pop les pide prestado sonidos y estilos a muchos géneros musicales. Entonces, prefiero probar todo tipo de sonidos a la arrogancia de los que no se animan por desmerecer la industria pop", nos comenta en una charla distendida la música y compositora la mañana posterior a su debut porteño.

Mañana, a las 20.30, la rubia se subirá al escenario alternativo para presentar NoMythologies to Follow y algunos temas nuevos de su segundo disco de estudio, todavía incompleto. "Empecé a escribir No Mythologies... en 2012, cuando tenía 23 años, y salió dos años después. El álbum refleja mis conflictos de esa época: de qué se trata crecer, quién era y qué quería hacer con mi vida. Crecer en Dinamarca, donde todos son tan mimados, puede ser difícil, porque no existe una fórmula para ser feliz y allá todo es acerca de ser exitoso, ser feliz y verte como una Kardashian. Hay una glorificación tremenda de la belleza eterna, la juventud, la fama y el dinero que me angustiaba mucho. Es difícil estar a la altura de esos estándares dementes sin perderte o deprimirte", comentó .

Es la primera vez que MØ pisa América del Sur y, entre orgullo y emoción, dijo sentirse una "mina" con suerte: "Lollapalooza es de esos festivales en los que siempre quise estar porque es legendario. Estaba en mi lista de pendientes y hace medio año, cuando me invitaron a tocar, me puse muy feliz. Tuve la misma sensación de cuando me convocaron por primera vez a Coachella. Además, me siento privilegiada de poder conocer nuevos lugares y públicos".

El activismo político, presente

Así como la nórdica no teme mezclar sus influencias punk con los beats más comerciales del synth pop y la música electrónica, tampoco esquiva los mensajes controversiales en su música. Su pasión por la política de izquierda y el feminismo se vio reflejada en sus comienzos, en el dúo de electropunk MOR, que formó en 2007, a los diecisiete años, junto con su amiga Josefine Struckmann Pedersen.

"Hay que encontrar la manera adecuada de meter un mensaje fuerte en tu música, porque tampoco querés sonar como un predicador que baja línea y menos en la industria pop. Nadie quiere que se le diga qué tiene que hacer con su vida y el público debe ser libre de interpretar tus canciones como desee. Me gusta que los músicos asuman su rol para inspirar a la gente y más en este momento, con la cantidad de conflictos raciales, de inequidad de género y discriminación en la que estamos inmersos. Es horrible. Pero prefiero mantenerme positiva y esperar a que haya un cambio. Somos muy complicados los humanos. Siempre hay espacio y lugar para decir algo de manera positiva sin ser falso. Hay que repensar la manera para inspirar a la gente."

Si le queda tiempo y energía, Karen tiene muchas ganas de disfrutar del festival también como público. "Me gustaría ver a Tove Lo, Metallica, Rancid y The Weeknd", concluye la danesa.

Acá, el listado de temas que MØ tocó en su sideshow de Niceto:

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas