Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Durante marzo hubo más de 500 piquetes en todo el país

Si se considera el primer trimestre suman casi un millar; sin embargo, la cifra está en el mismo nivel que en los últimos tres años; según los expertos cobraron más notoriedad por la masividad de las marchas

SEGUIR
PARA LA NACION
Domingo 02 de abril de 2017
0

Con el conflicto docente aún sin resolución, seis marchas multitudinarias que en total reunieron a más de un millón de personas en la calle y la multiplicación de piquetes en todo el país, este mes concluye como uno de los marzos más conflictivos de los últimos años. No es casual que el Gobierno, en su estrategia de abordaje a la conflictividad social, haya puesto la lupa en reducir los cortes de calle.

Según un análisis de LA NACION data y en base a datos de la consultora Diagnóstico Político, en marzo se registraron 516 piquetes en todo el país, y ya hubo 952 en el primer trimestre del año. Sin embargo, la elevada conflictividad no es novedosa: la cantidad de cortes se mantuvo en los mismos parámetros que los últimos tres años.

Capital Federal (118) y provincia de Buenos Aires (127) concentraron la mayoría de los cortes. Lejos, en la nómina de los distritos con más piquetes, les siguieron Santa Fe (34), Neuquén (32) y Santa Cruz (24), donde el conflicto con los maestros y trabajadores estatales arrastra varias meses y el gobierno de Alicia Kirchner decretó un aumento salarial de apenas 3%.

Si bien el número de piquetes se mantuvo dentro de los parámetros de marzo para los últimos tres años -por encima de 500 en todos los casos-, este mes dejó una percepción general de incremento por la masiva convocatoria que tuvieron algunos. Principalmente, los piquetes que se produjeron en el marco de las seis protestas multitudinarias que hubo en Capital Federal, con las dos marchas docentes, el 6 y el 22 de marzo; la marcha de la CGT al Ministerio de la Producción, el 7; la Marcha de las Mujeres, el 8; la marcha por el aniversario del golpe de Estado de 1976, el pasado 24, y la convocada por las dos CTA, el jueves último.

Históricamente, junto con diciembre, marzo es uno de los meses más conflictivos del año, entre otras cosas, debido a la cercanía con el inicio de las discusiones paritarias. Respecto de febrero, el aumento fue sensible, un 116% más de cortes.

Los analistas destacan dos factores que alimentan las protestas este año: un contexto económico aún desfavorable y el encuadre en un año electoral. "Si bien el contexto socioeconómico desfavorable condiciona, con una tibia recuperación sólo en algunos sectores, se observa una clara politización en la mayoría de los reclamos, adentrándonos en el año electoral", dijo a LA NACION Patricio Giusto, director de Diagnóstico Político.

El analista señaló que "la mayoría de las marchas en CABA fueron protagonizadas por sindicatos, partidos políticos y organizaciones sociales. "Los vecinos, como actor de los cortes, pasaron llamativamente a un segundo plano en las protestas", agregó Giusto, quien anticipó que la conflictividad se mantendrá alta también durante abril.

El análisis difiere con el que ofrecen los referentes gremiales. "Ninguno de los actos estuvo dentro de los cánones con los que tradicionalmente medíamos la concurrencia", dijo a LA NACION Hugo Yasky, jefe de la CTA de los Trabajadores. Distintos líderes sindicales y de organizaciones sociales coincidieron en las últimas semanas que participó mucha gente que "no responde orgánicamente a ningún aparato o sector gremial", con convocatorias que superaron las expectativas.

Conflictividad

El Gobierno observa con preocupación el aumento de la conflictividad social. Esta semana, en una entrevista con LA NACION, el presidente Mauricio Macri aseguró desde Holanda que el aumento de las protestas en la calle demora la llegada de inversiones al país.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, aseguró algunas semanas atrás que el Gobierno comenzará a endurecerse paulatinamente en el control de la calle. Esa política de "tolerancia cero" sobre los cortes generó unas diferencias con el gobierno porteño. El jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, impulsa una política más dialoguista con los manifestantes y aseguró que "ya se está trabajando para disuadir los piquetes más pequeños".

"Nosotros vamos a apostar al diálogo, que es lo que venimos haciendo. La ultima jornada de protesta hubo 17 cortes en la ciudad y 14 se levantaron a base del diálogo. No somos ingenuos, hay sectores que ni siquiera quieren ser escuchados, sino que quieren generar violencia. Si se producen ilícitos, se accionará", dijo a LA NACION el ministro de Justicia y Seguridad de Capital Federal, Martín Ocampo.

Además, en el gobierno de Macri atribuyen el grado de conflictividad al calendario electoral. Apuntan directamente al kirchnerismo. "Claramente quienes fueron derrotados en 2015 están buscando que el Gobierno entre en un canal represivo y, si es posible, ver si tienen alguna víctima", dijo Ocampo.

"Existe un fuerte rechazo del piquete, sobre todo en el ámbito metropolitano. Parte del debilitamiento de la imagen del Gobierno está ligada a la percepción de que perdió el control de la calle", analizó Graciela Römer, analista política y directora de Römer & Asociados.

Para Römer, la política de tolerancia frente a los bloqueos en la vía pública se debe a que "todavía es muy fuerte el recuerdo en el sector político de los asesinatos de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán en 2002", y se cree que un accionar más duro "podría desencadenar una situación tumultuosa para un gobierno que gobierna en minoría".

El año pasado fue el tercer año consecutivo con más de 6000 piquetes en todo el país. La Capital Federal y la provincia de Buenos Aires concentraron el 28% del total de las manifestaciones, con un promedio de dos y tres bloqueos por día. Mientras que San Luis se destacó como el distrito que sufrió el menor número de interrupciones en la vía pública -aproximadamente un piquete cada dos semanas-, una tendencia que se repite este año.

Desde 2009, diciembre es el mes en el que se produce el mayor número de piquetes, con un récord histórico en 2013 por los cortes de luz. En consonancia con los datos de este año, le sigue marzo como mes de mayor conflictividad, con una suma total de 4211 hasta el presente.

Si se contrastan las cifras totales de 2009 con 2016, los piquetes aumentaron un 101%, y si bien dentro del período hay altibajos, la tendencia va en aumento. Hasta ahora, el año récord fue 2014, con 6805 bloqueos.

Data en LN+

cerrar

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas