Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Lechería exitosa en Nueva Zelanda

Campo

Un consejo integrado por los tamberos es responsable de las eficientes políticas productivas y comerciales del sector.

 
 

Nueva Zelanda tiene abundantes lluvias y horas de sol, ideales para un sistema productivo pastoril rentable de bajos insumos llevado a cabo por ingeniosos productores. En contra tiene un suelo volcánico ávido de fertilizantes, poca tierra, un mercado interno chico, y gran distancia de sus mercados.

La lechería se desenvuelve, desde 1993, en un marco económico desregulado, tasa del PBI del 6%, desocupación 3%, bajos impuestos, ingreso de capitales y una orientación exportadora agropecuaria y agroindustrial. Esta época fue precedida por regulaciones, restricciones a la competencia laboral y comercial y a las importaciones de baja productividad, 20% de desocupación, subsidios, altos impuestos, éxodo de gente capaz, PBI estancado, una floreciente industria del juicio laboral, incipiente evasión cambiaria y un sistema de seguridad dispersa e ineficiente.

--------------------------------------------------------------------------------

El recambio

--------------------------------------------------------------------------------

Este primer viaje desde el recambio político-económico permitió confirmar los motivos de su éxito:

La Nueva Zelanda Dairy Board (NZDB), responsable del 27% de las exportaciones mundiales de lácteos, es verticalmente integrada y propiedad de los productores. Instrumenta políticas comerciales, genéticas, reproductivas, sanitarias, investigativas, extensionistas, etc., conforme con los intereses de sus miembros.

Logran una vaca más chica apta para convertir en forma eficiente el pasto en aquellos sólidos lácteos que el mercado mundial demanda, y que pare anualmente, creándose una tecnología para este fin.

Todas las funciones tamberas se hacen en forma cíclica anual, como una campaña agrícola.

La investigación dirigida a la composición y aprovechamiento de sus pasturas ha hecho de Nueva Zelanda el país más eficiente y principal proveedor de semillas forrajeras.

Su agroindustria convierte en realidad el ingenio de sus productores.

Todo este esfuerzo es realizado por un productor, que ordeña, generalmente, sus propias vacas, y cuya eficiencia es el respaldo del sistema. Goza de dos meses de vacaciones y buen estilo de vida.

Un esfuerzo productivo de bajos insumos diseñados hasta el último detalle a obtener beneficios frente a un bajo precio de su producto.

Convertir pasto en beneficio requiere de vacas capaces de hacerlo. La NZDB se encarga de identificarlas, haciendo el control lechero de sus 2.900.000 vacas. Mide la leche, la grasa, las proteínas, etc. de cada vaca y lo vuelca a su banco de datos. Este provee la evaluación de cada vaca en el rodeo y de todos los toros en uso con base en el beneficio, sólidos lácteos a su valor real, y costos. Su tecnología reproductiva de sincronización de celos, frente al aumento que hubo en los tamaños de los rodeos, logra un promedio nacional de concepción a las tres semanas del 65%, llegando al 80%.

En Tandil, en octubre 1996, veterinarios actualizados logran a las seis semanas el 92% en vacas y el 90% en vaquillonas con estas mismas vacas neozelandesas. La vaca vacía cuesta $ 2,60 por día, un costo que nuestros nuevos megatambos deberían vigilar. La alta proteína de estos rodeos logra 3 centavos por litro más que los promedios zonales. Mediante un sistemático plan de control basado en extensión y multas, NZDB está llegando a un promedio de 150.000 células somáticas.

La estacionalidad de las tareas tamberas hace coincidir los ciclos de pasto y de las vacas. Logra enfocar la atención de la escasa mano de obra en pocas tareas simultáneas. La atención dispersa y casi continua otorgada a nuestra detección de celos, pariciones, crianza, etc., conspira contra la eficiencia, que no se soluciona llenando el tambo de gente no siempre idónea.

La pastura, compuesta de la nueva generación de ryegrass y tréboles compatibles, bien manejada y aprovechada, su medición y evolución son los centros de atención de las reuniones de productores con objetivos pastoriles comunes convocados por la NZDB a través de su servicio de exterior. Están ausentes el asesor de alto vuelo promoviendo maíces de altos rindes (pero con mal de Río Cuarto), y genética probada bajo condiciones de confinamiento. La agroindustria acompañó esta lucha integral en busca de eficiencia , siendo el país destacado en diseño de tambos, máquinas de ordeñar, electrificación de alambrados, máquinas forrajeras, etc.

El ordeño se diseña en función de la vaca y del hombre, y no del negocio de la máquina, ni de ideas ajenas que provengan de sistemas de confinamiento. El tambero no sale de la fosa, ni actúa de arquero para apartar las vacas. Las instalaciones veterinarias se integran al tambo. El tambero ahorra horas de caminatas con el cuatriciclo. Los nuevos tambos rotativos ordeñan en dos horas y media 1500 vacas con tres personas. Logran esto porque las demás tareas del tambo están resueltas en forma cíclica y eficiente.

--------------------------------------------------------------------------------

Excelencia

--------------------------------------------------------------------------------

El sistema exige al productor excelencia que no se puede sustituir con dinero. Empezando desde abajo puede llegar a ser tambero con vacas y dueño de la tierra. Con ésta a 15.000 $/ha, muchos productores y asesores llevan su capital y aspiraciones a otros países pastoriles, enriqueciendo la incipiente tradición pastoril en los Estados Unidos con su presencia. Los productores visitados citan margen bruto y materia seca por hectárea, pero no la producción por vaca, por no estar relacionada con el beneficio.

El éxito de Nueva Zelanda influye en la tendencia de alejarse de los sistemas de altos insumos, de confinamiento, industria del semen, concentrados , fierros, el óxido y la obsolescencia, y de todos los asesores que los acompañan. .

Clive Mulville (*) Ingeniero
TEMAS DE HOYLa muerte de Marisol OyhanarteNarcotráficoInflación y preciosEl caso de Lázaro Báez