Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Con US$ 116.800 millones, el blanqueo casi duplicó la base imponible

La AFIP ya recaudó $ 148.600 millones para pagarles a los jubilados; el 80% de los activos está en el exterior; entraron inmuebles de Uruguay, EE.UU. y Brasil; por la moratoria, se regularizaron deudas por $ 117.000 millones

Miércoles 05 de abril de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

El régimen de sinceramiento fiscal vigente hasta el viernes permitió blanquear activos hasta ahora no declarados de contribuyentes argentinos por 116.800 millones de dólares, cifra equivalente al 21,6% del producto bruto interno (PBI), y ya le aportó al fisco ingresos por 148.600 millones de pesos.

Pero el mayor aporte fue la casi duplicación de la base imponible del impuesto a los bienes personales, que rondaba los US$ 116.000 millones y ahora quedó establecida en US$ 226.000 millones, un 94% más.

Los resultados finales ubican al blanqueo argentino en el segundo lugar entre los más importantes del mundo, sólo detrás del que hizo en paralelo Indonesia -también finalizo el 31 de marzo- que sumó adhesiones por US$ 330.000 millones. Los datos fueron anunciados ayer en conferencia por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne , y el jefe de la AFIP , Alberto Abad .

Alberto Abad, titular de la AFIP
Alberto Abad, titular de la AFIP. Foto: Archivo

El monto blanqueado es 16 veces mayor que el resultado de los dos lanzados durante los gobiernos de Cristina Kirchner (en 2008 y en 2013), pese a que las multas del actual eran superiores.

Casi el total de las inversiones declaradas (US$ 55.000 millones, de los 55.900 millones blanqueados por este concepto) se habían "refugiado" en el exterior. El grueso, repartido entre Estados Unidos (30%) y Suiza (26%). Algo similar ocurrió con los fondos en cuentas: US$ 25.900 millones del total de US$ 33.600 millones sincerados estaban fuera del país. En este caso, el 45% en Estados Unidos, el 32% en Suiza y el 9% en Uruguay, no en vano referida en el pasado como la Suiza de América latina.

Los porcentajes dejan a la vista el grado de desconfianza que supo generar el país, aunque a la decisión actual de adherir también aportó mucho el nuevo contexto global, caracterizado por un mayor intercambio información tributaria entre los países. No en vano el ministro Dujovne agradeció "el voto de confianza de los argentinos" que esto implica, "no sólo para el Gobierno sino para el país, ya que son activos que quedan sincerados de aquí en más", remarcó.

Foto: LA NACION

En lo que hace a inmuebles, por el contrario, la mayor parte de lo que salió a la luz estaba aquí (66%, unas 110.000 propiedades) y la menor porción (34%, otras 57.000) en el exterior, aunque -por razones de valuación- su aporte total al blanqueo, que llegó a los US$ 20.500 millones, se repartió en partes casi iguales.

"Para que dimensionen: es como si 220 countries de 500 casas hubieran salido a la luz a lo largo y a lo ancho del país", graficó no casualmente Abad, ya que la mayor parte de los inmuebles locales sin declarar estaban en ese tipo de urbanizaciones.

A su vez, casi la mitad de las propiedades no declaradas en el exterior (49%) estaban en Uruguay, otro 37% en Estados Unidos y un 4% en Brasil, según el detalle oficial.

De los $ 148.600 millones recaudados, "80.000 millones ya fueron girados a la Anses para financiar el programa de reparación histórica a los jubilados. El resto quedará invertido para seguir cumpliendo con ese compromiso", explicó Dujovne. "Prevemos que este año se ejecutarán $ 75.000 millones, de los cuales $ 60.000 millones corresponden a aumentos de haberes y $ 15.000 millones a retroactivos", detalló.

Para Abad, los beneficios del blanqueo ya se están haciendo sentir en "los fuertes aumentos de las ventas de automotores y las escrituraciones de inmuebles. De hecho, el BCRA nos informó que unos US$ 1500 millones de los US$ 7200 millones en efectivo que estaban inmovilizados hasta ahora ya tienen por destino bienes registrales".

Para Dujovne, el aporte estará dado por una mayor demanda de activos argentinos y mayor disponibilidad de fondos en el ámbito local, que dará impulso fuerte al crédito. "Esto ayudará a bajar más la tasa de riesgo y mejorará las condiciones de financiamiento a las empresas. A su vez, le acercará liquidez al sistema bancario", vaticinó. "Quien blanqueó empezará a hacer planificación tributaria y notará incentivos para invertir en activos locales", insistió.

Aludía a las exenciones impositivas que tienen los bonos o los depósitos a plazo en bancos locales. "En otras plazas esas exenciones no existen, por lo que si se considera la presión tributaria equivalente, quien quiera tener un bono similar de afuera debería buscar uno que le rinda más del 5% anual, algo que hoy no paga ni siquiera uno calificado BBB a 20 años", explica Mariano Sardans, de la administradora de patrimonios FDI. Por esta razón, cree que cada vez más "los residentes fiscales argentinos comenzarán a volcarse hacia los bonos argentinos".

En paralelo al blanqueo, ingresaron 475.000 contribuyentes a la moratoria impositiva, que regularizaron deudas por $ 117.000 millones. "Es lo que llamamos 'mochila fiscal' y eran deudas que se contrajeron con el fisco y que no estaban comprendidas en el blanqueo", explicó Abad.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas