Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cartas de los lectores

Mafias; Una medida extorsiva; Despropósito; Cultura del trabajo; Veteranos sin derechos; Cartas que no llegan; Formosa y Malvinas

Jueves 06 de abril de 2017
0

El paro general de la CGT

Mafias

Que los sindicalistas no se pongan nerviosos cuando el Presidente habla de mafias. Hoy no habré ido a trabajar no porque haya adherido al paro, sino porque los sindicatos me han secuestrado en mi propia casa. Que no paren los transportes y veremos en la realidad cuánto se sienten representados los trabajadores por los sindicatos.

Gustavo Gil

gustavogil68@hotmail.com

Una medida extorsiva

Dijo el Presidente que respeta el paro, pero no lo entiende. Yo le quiero decir que el paro no merece ningún respeto y que se entiende perfectamente. El paro, de la manera en que está concebido, es ilegítimo. En el sistema democrático quien gana la elección aplica las políticas que considera adecuadas y la única manera de cambiarlas es por medio de otra elección. Pretender cambiarlas por las vías de hecho es extorsivo e implica un ejercicio abusivo del derecho de huelga consagrado en el (nefasto) art. 14 bis de la Constitución. Señor Presidente, esta actitud no merece respeto alguno, sino el más amplio repudio por cuanto atenta contra la voluntad de la mayoría expresada con el voto. Es absolutamente antidemocrática. Si a los gremios no les gusta el "modelo económico", que se postulen en la próxima elección y, si ganan, que lo cambien, quien gana tiene todo el derecho de aplicar las medidas que crea convenientes, nos gusten o no. El paro es un intento de imponer sus ideas por la fuerza y eso, señor Presidente, no merece ningún respeto.

Julián Benegas

julianbenegas@gmail.com

Despropósito

En un país que está tratando de salir del estancamiento al que lo llevó la corrupción, el paro es un despropósito que además le complica la vida a la gente. El país necesita reactivación, no paros.

Dirigentes gremiales, tengan a bien levantar la medida y sumarse a la reconstrucción de la Nación.

Carlos Alberto Castriota

DNI 10.627.447

Cultura del trabajo

Si queremos revertir la pronunciada decadencia que quienes tenemos algunos años podemos palpar, la Argentina debe volver a la cultura del trabajo. Protestar y dejar de trabajar es tan fácil como estúpido ya que empobrece al conjunto de la sociedad. La cultura del trabajo exige protestar de otra forma.

Si alguien pide más por hacer menos, lo razonable es negárselo. Ahora si alguien demuestra que quiere trabajar y que en signo de protesta lo hace de un modo que demuestre que le preocupan los demás, entonces su reclamo será tomado de otra forma. ¿Cómo se vería que los gremios convoquen al trabajo social en el día de protesta? Convocar a los trabajadores para pintar lo pintarrajeado, para limpiar lo sucio, para acompañar enfermos, para asistir a construir vivendas; organizar un paro de su actividad mientras abordan otras formas de agregar valor a la comunidad.

Entonces podrían ser tomados en serio.

Miguel Eduardo Gutiérrez

migutra@gmail.com

Veteranos sin derechos

En nuestro país hay 45 veteranos de la Guerra de Malvinas acusados y presos por delitos de lesa humanidad. Muchos de ellos hasta fueron condecorados por su actuación en ese conflicto, pero hoy son perseguidos y sometidos a juicios sin pruebas plagados de irregularidades, en donde es constante la violación de sus derechos humanos. Con desolación, esta semana, previa a la conmemoración del Día de los Veteranos y Caídos en la Guerra de Malvinas, varios de aquellos que se ganaron ciertos derechos por su participación en batalla, es decir, por ser ex combatientes, se encontraron con la ingrata noticia de que ya no podrían gozar de ellos por el hecho de haber sido acusados de delitos de lesa humanidad. Esto pese a que no tienen una condena firme, o sea que para la ley se los presume inocentes. No sólo se les dice que lo que hicieron por este país no significa nada, también se les indica que el derecho, el beneficio de la duda y la presunción de inocencia no corre para ellos, no son siquiera personas, son presos de lesa humanidad. Una vez más no hay legalidad ni igualdad en la Argentina.

Ricardo Mikulan

rjmcorreo@hotmail.com

Cartas que no llegan

El libro titulado Allá en la Patagonia contiene el intercambio de cartas entre una inmigrante que vivió en diferentes lugares de nuestra Patagonia y su madre, residente en Alemania. Con barcos, carretas y camioncitos, el correo funcionaba.

En 1982, las cartas despachadas a primera hora en el Correo Central llegaban a manos del destinatario, en Bariloche, 36 horas más tarde. En enero, mi cuñado, que reside en el norte de Paquistán, nos envió documentación por correo privado que tardó menos en llegar a Buenos Aires que una carta certificada despachada en San Isidro a Córdoba capital. Pero esta carta por lo menos llegó.

Lo grave: estoy esperando 5 cartas que nos enviaron desde Suiza en enero y febrero y no llegan. La respuesta del correo es que en las cartas simples no hay seguimiento. ¿Se las habrá tragado la ballena azul? ¿O nuevamente están robando correspondencia en busca de datos para hacer estafas?

Verena Gallmann

DNI 12.659.147

Formosa y Malvinas

Me pregunto si los que le reclaman al Reino Unido que devuelva las Malvinas también piensan que la Argentina le tiene que devolver la provincia de Formosa al Paraguay.

Formosa entera fue usurpada por la Argentina en la guerra de la Triple Alianza (Argentina, Brasil y Uruguay contra Paraguay) en 1870. Hasta entonces siempre había pertenecido al Paraguay. No por casualidad la mayoría de los argentinos lo ignora, después de cuarenta años de gobiernos militares, primero, y populistas después, en los que de esto no se hablaba en ningún lado. Ni una palabra en los colegios, ni una palabra en los medios.

Creo que ni la Argentina va a devolver Formosa a los paraguayos ni el Reino Unido va a devolver las Malvinas, porque los habitantes de Formosa hoy, son todos argentinos y los habitantes de las islas hoy, son todos británicos.

Santiago Pezet

santiagopezet@gmail.com

En la Red

El paro general de la CGT

Facebook

"Los paros en los que no hay transporte son cáscaras sin contenido, sobre todo en el Gran Bs. As., donde los trabajos quedan tan lejos de las casas" - Ana Rodriguez

"Mi marido tiene dos trabajos y aún así es difícil llegar a fin de mes. Paro por un futuro mejor para mis hijos" - Viviana Manzione

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas