Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Moyano vs. Moyano: el duelo familiar Independiente-Camioneros y sus increíbles coincidencias

El sorteo de los 32avos de final de la Copa Argentina arrojó el cruce insólito entre el club presidido por Hugo Moyano y la entidad de su hijo mayor, Pablo

Miércoles 05 de abril de 2017 • 18:15
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Hugo y uno de sus hijos, Pablo, responsable de Camioneros
Hugo y uno de sus hijos, Pablo, responsable de Camioneros.

No había manera de que durante la mañana del 20 de julio de 2016, con un frío aterrador, alguien hubiera podido imaginar lo que iba a ocurrir el 5 de abril de 2017. Aquella mañana, en el Libertadores de América, hubo un partido singular, toda una rareza: en plena pretemporada, Independiente, que se preparaba para la competencia oficial, recibió a Camioneros, el club de la familia Moyano, en un amistoso que terminaría 3 a 0 a su favor y que puso a los directivos en un dilema. Ninguno se atrevió a gritar los goles. Todo sucedió bajo un leve silencio respetuoso. Había, de alguna manera, un conflicto de intereses. Nada grave: el enfrentamiento era apenas una prueba, un examen para medir el nivel de dos equipos dispares. No pensaban que 259 días más tarde, durante el mediodía de este miércoles, el sorteo de los 32avos de final de la Copa Argentina arrojaría un cruce insólito: Independiente y Camioneros se enfrentarán de manera oficial en una llave de eliminación directa.

Camioneros fue fundado hace siete años con la protección del Sindicato de Choferes de Camiones, compite en el torneo Federal B y es presidido por Pablo Moyano , hijo de Hugo y vocal de Independiente. Hugo Moyano , el máximo dirigente de los Rojos, es a su vez el presidente honorario de la joven institución de Esteban Echeverría. No hay un caso similar que pueda compararse. Hay una relación tan estrecha entre ambos clubes que es normal ver en el predio de Villa Domínico camisetas de Camioneros. Lo que antes hubiera resultado toda una particularidad, en los últimos años se convirtió en algo habitual, un paisaje cotidiano.

Cuando Pablo Moyano se enteró del sorteo, tras algunos segundos de asombro, levantó su teléfono y llamó a Guillermo Calleri, entrenador de Camioneros y padre de Jonathan, atacante del West Ham. "Cuando me dijo contra quién nos tocaba, insulté al aire. Si había un rival al que no hubiésemos querido enfrentar, ese era Independiente", reconoció, en declaraciones al programa de radio Muy Independiente. Pero, a su vez, Calleri supo ver más allá: "Será el primer partido oficial de Camioneros ante un grande y eso, la verdad, nos puede potenciar".

Al momento del sorteo, Claudio Tapia, flamante presidente de la AFA y yerno de Hugo, estaba sentado a una mesa, levemente de costado. No pudo evitar sonreír al ver la llave. Entendió, sin necesidad de comprobarlo, que la noticia había desatado una sensación ambigua en los Moyano.

"Más que un club, una familia", es el lema del club Camioneros. Cuando se enfrente con Independiente el eslogan será literal.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas