Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las Mitre: mujeres del siglo XIX que trascendieron el costurero

Abre hoy al público una muestra que recupera y recrea la vida y la acción de las mujeres que vivieron más cerca de Bartolomé Mitre; historias de independencia y valentía

Las Mitre: mujeres del siglo XIX que trascendieron el costurero. Foto: LA NACION / Hernán Zenteno
Un abanico con una pintura de Bartolomé Mitre en el centro. Foto: LA NACION / Hernán Zenteno
Abre al público una muestra que recupera y recrea la vida y la acción de las mujeres que vivieron más cerca de Bartolomé Mitre. Foto: LA NACION / Hernán Zenteno
En la muestra se pueden ver documentos, fotografías y objetos personales de la madre, la esposa, la hermana, las hijas y una nuera de Bartolomé Mitre. Foto: LA NACION / Hernán Zenteno
Costurero y escritorio a la vez y que perteneció a Delfina de Vedia de Mitre, esposa de Bartolomé. Foto: LA NACION / Hernán Zenteno
Estas mujeres tenían una rica vida familiar, hacían las tareas de las casas, pero además pensaban y estuvieron presentes en la construcción de la Argentina . Foto: LA NACION / Hernán Zenteno
Una gigantografía en blanco y negro se roba todas las miradas. Fue tomada en el cumpleaños 82 de Bartolomé Mitre, en 1903. Allí se los ve a él en el centro de la imagen, a su hija Josefina, a su nuera Angeolina y a otros invitados al festejo. Foto: LA NACION / Hernán Zenteno
Delfina, la esposa de Mitre, se hizo cargo del diario LA NACIÓN cuando su esposo estuvo preso; también manejó la contabilidad de la casa y de la empresa e hizo muchas traducciones. Foto: LA NACION / Hernán Zenteno
SEGUIR
LA NACION
Miércoles 12 de abril de 2017
0

Abanicos, guantes y costureros junto a sellos de lacre, cuadernos de notas, plumas y pisapapeles muestran quiénes fueron y qué hicieron las mujeres que vivieron más cerca de Bartolomé Mitre en la casa donde desde su muerte funciona un museo, en pleno microcentro porteño.

La exposición Las Mitre -que abre hoy al público- comparte documentos, fotografías y objetos personales de la madre, la esposa, la hermana, las hijas y una nuera de aquel prolífico político, periodista, traductor y escritor.

"Es la historia oculta. Hasta ahora nunca se había hablado de las mujeres que habitaron esta casa", dijo Gabriela Mirande Lamedica, directora del Museo Mitre y principal motor de esta muestra.

Los y las Mitre vivieron en esa casona de San Martín 336, a metros de la avenida Corrientes, durante la segunda mitad del siglo XIX.

"Estas mujeres tenían una rica vida familiar, hacían las tareas de las casas, pero además pensaban y estuvieron presentes en la construcción de la Argentina, no solamente por su padre, hermano, esposo o hijo, sino por ellas mismas, que aportaron su grano de arena a todo esto. Son mujeres que trascendieron el costurero", dijo Mirande. Y señaló un mueble que es costurero y escritorio a la vez y que perteneció a Delfina de Vedia de Mitre, esposa de Bartolomé.

"Esta pieza se exhibió siempre en el museo casi como única referencia de Delfina, como si su historia estuviese confinada a la de una mujer típica del siglo XIX, cuando en realidad ella fue una mujer mucho más vanguardista para su época. Los elementos del escritorio representan su cerebro", dijo la directora. Y recordó que a fines de ese siglo "la mujer no tenía vida pública y ella, sin embargo, se hizo cargo del diario LA NACIÓN cuando su esposo estuvo preso; también manejó la contabilidad de la casa y de la empresa e hizo muchas traducciones".

Además de algunos de esos volúmenes traducidos por la esposa de Mitre del francés y del alemán, se exhiben textos propios que dan cuenta del dolor sufrido a raíz del suicidio de su hijo menor, Jorge Mariano, en 1870.

Abanico de encaje con la imagen de Mitre
Abanico de encaje con la imagen de Mitre. Foto: LA NACION / Hernán Zenteno

Además de Delfina, son protagonistas de la muestra la madre de Bartolomé Mitre, Josefa Martínez Whetherton; su hermana, Edelmira Mitre de Rosende; sus hijas Delfina Mitre de Drago y Josefina Mitre de Caprile y su nuera, Angeolina Astengo de Mitre. Definidas todas por el guión duratorial como poetas, traductoras, intelectuales, inquietas y humanistas.

En uno de los paneles se recuerda que Angeolina Astengo de Mitre fue la promotora del primer film de la historia de la cinematografía argentina, Amalia, estrenada en 1914, con dirección de Enrique García Velloso. Fragmentos de ese film se proyectarán durante la exhibición.

En la sala del primer piso del Mitre todo colabora a trasladar al visitante a la belle époque. Según explica el museólogo del Mitre, Hugo Martín, se optó por esa estética al volver a utilizar las viejas vitrinas del tiempo de la fundación del museo y al elegir la paleta cromática -rosa y gris- que impregna cada rincón.

Una gigantografía en blanco y negro se roba todas las miradas. Fue tomada en el cumpleaños 82 de Bartolomé Mitre, en 1903. Allí se los ve a él en el centro de la imagen, a su hija Josefina, a su nuera Angeolina y a otros invitados al festejo.

Entre los objetos, Martín señaló dos abanicos con la imagen de Mitre soldado y Mitre político, que representan, dijo, la "mitremanía" de la época.

La exposición permanecerá abierta hasta fines de julio y el museo programa ofrecer charlas, que oportunamente serán informadas en su página web.

Ayer, en la preinauguración participaron algunos de los descendientes de esas mujeres. Entre ellos, Juana Pereyra Iraola Mitre, Isabel y Eloísa Gallardo, Mercedes Della Paolera, Dolores de Durañona y Vedia, Juana Pereyra Iraola Mitre, Marcela Pereyra Iraola, Luis Peralta Ramos. También asistió el presidente de la Asociación de Amigos del Museo Mitre, embajador Juan Eduardo Fleming; la tesorera de la AAMM, Eleonora Naza, y Norberto Frigerio, director de Relaciones Institucionales de LA NACIÓN.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas