Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Eficiente en todos los terrenos

Sin resignar fortaleza, la Volkswagen Amarok con caja automática de 8 marchas, ofrece rendimiento y comodidad, a lo que suma una dinámica comparable a la de un sedán familiar

La Amarok AT8 tiene un motor biturbo diésel 2.0 de 180 CV
La Amarok AT8 tiene un motor biturbo diésel 2.0 de 180 CV.
SEGUIR
LA NACION
Sábado 15 de abril de 2017
0

Se sabe que las pickups son vehículos de trabajo para el campo o actividades como la explotación de petróleo y minas, que requieren travesías por caminos difíciles o, a veces, simplemente huellas o sendas en medio de montañas o parajes desiertos. Así, uno de los primeros requisitos para las pickpus es la fortaleza. Sin embargo, en especial con las versiones doble cabina, también se han transformado en un vehículo urbano y familiar. Para esto, la exigencia es otra: polivalencia, confort de marcha, equipamiento y seguridad. En esto último (sin resignar fortaleza) es en lo que descuella la Volkswagen Amarok desde su aparición siete años atrás. Más aún ahora en la versión Highline 2017 con caja automática de 8 marchas y tracción 4x4, probada por LA NACION.

En diciembre último, la Amarok se relanzó con modificaciones estéticas, básicamente, un nuevo frontal (paragolpes y una bonita parrilla tipo panel de abejas) y ópticas delanteras (con faros bixenón, muy potentes para la ruta, más luz de curva y luces diurnas de LED). El resto, salvo detalles como llantas y barras, quedó igual.

Comandos para los modos de tracción
Comandos para los modos de tracción.

En el interior, el rediseño es más amplio; en especial, con las flamantes butacas ErgoComfort con regulación eléctrica (con 14 ajustes), tanto para el conductor como para el acompañante, muy confortables y con gran sujeción lateral. Este asiento determina una posición de manejo (junto con el invalorable aporte de no contar con pedal de embrague) tan cómoda como la de los mejores sedanes y casi incomparable entre las pickups. Esto, obviamente favorece la realización de largos trayectos sin fatigarse en exceso.

Además, la Amarok ahora cuenta con una nueva consola central que incluye la gran pantalla táctil de 6,33" para todo el sistema de infotainment (audio, multimedia, navegación, conexiones, etcétera), que continúa con el climatizador bizona digital y la palanca selectora de los modos de marcha, junto con la botonera del sistema 4Motion (del tipo integral permanente), que permite el bloqueo del diferencial (EDS), la función4x4 en baja y activar el frenado off-road. También es nuevo el volante multifunción, ahora con prácticas levas (paddle-shifts) para hacer los cambios en forma manual. Todo esto, favoreció aún más la ya muy buena habitabilidad de la Amarok.

La pickup de Volkswagen mantiene el eficiente motor diésel 2.0 TDI biturbo de 180 CV a 4000 rpm de potencia máxima y 42,8 kgm de par, que aunque visto con desconfianza al principio terminó marcando rumbos en cuanto a bajar la cilindrada (downsizing) entre las pickups. Se caracteriza por su bajo nivel de consumo (la mejor del rubro) con 10,6 L/100 km en ciudad; 7,4 en ruta a 90 km/h, y 9,8 en autopista a 120 km/h.

Nueva pantalla táctil de 6,33 pulgadas
Nueva pantalla táctil de 6,33 pulgadas.

En conjunto con la caja ZF de 8 marchas con su largo escalonamiento de fuerza al principio (1° y 2°), para pasar a rápidas marchas hasta la directa (6°) y las sobremarchas 7° y 8° (en esta última a 2000 rpm se circula a unos 120 km/h), esta Amarok AT también dispone de la performance de un automóvil: 0-100 km/h en 11,3 s; 0-400 m en 17,7 s; 0-1000 m en 33 s, y de 80 a 120 km/h en modo Drive en 9,4 s. Frena, además, muy bien para su peso: 100 km/h a 0 en 44 metros.

Como se dijo, el comportamiento dinámico (cuenta con controles de estabilidad y tracción, de descenso y de arranque en pendiente) y el confort de marcha son impecables. En suma, se comporta como un automóvil mediano más que como una pickup. Aunque bien equipada, tiene 4 airbags, lo que la pone en desventaja con varias de sus rivales que tienen siete; sí cuenta con ganchos Isofix para los SRI de los niños. Para destacar, la computadora muestra la presión de los cuatro neumáticos y una variada información.

A un precio de $ 850.600, la VW Amarok Highline AT ofrece una de las mejores relaciones precio-beneficio del segmento. Más aún, el plato fuerte para renovar la gama está por llegar. En junio se lanzará la versión diésel 3.0 L V6 de 224 CV.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas