Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Podcasts: escuchá tu propia aventura

Los millennials imponen nuevos contenidos de series, documentales, películas, música, literatura y hasta sexo a través de los teléfonos inteligentes; en la Argentina ya es un boom

Jueves 13 de abril de 2017
0
Posta FM
Posta FM. Foto: Prensa

La irrupción de la tecnología digital revolucionó y acortó las distancias de los procesos de producción, distribución y comercialización de los contenidos de radio, así como la interacción de los conductores con su público y la forma en la que éstos son consumidos. Estos cambios, a su vez, generaron nuevos productos y servicios como los podcasts y las emisoras online, que cada vez tienen un mayor crecimiento de audiencia y una producción más específica.

Los podcasts, que pueden ser de ficción, periodísticos o artísticos, se multiplicaron con la popularización de los smartphones y el uso frecuente del iPod para reproducir radiodifusoras. De allí surge su denominación: de la fusión del nombre del dispositivo con el servicio de broadcasting. Si bien nacieron en la época de los blogs, el primer caso de éxito masivo ocurrió en los Estados Unidos, donde Serial, una investigación de la periodista Sarah Koenig dividida en 12 entregas que abordó un asesinato ocurrido en Baltimore, en 1999, tuvo en vilo a más de 70 millones de oyentes en todo el mundo durante 2014 (sus dos temporadas se pueden escuchar en serialpodcast.org).

Con un lenguaje más distendido al radial, y contenidos cada vez más segmentados -series, cine, música, literatura, romance, sexo-, los podcasts ganan mayor terreno entre los millennials, donde hay una rápida adaptación a las nuevas plataformas y una naturalización en el uso de las apps y el consumo on demand. En un podcast, el usuario se suscribe al ciclo elegido para luego recibir notificaciones de los nuevos episodios disponibles, aunque es posible escucharlos sin suscripción.

Luciano Banchero es un fiel seguidor de Batman y, desde que escuchó un podcast del director y guionista estadounidense Kevin Smith desmenuzando la trama de las películas del personaje de DC, quedó fascinado con el formato. "Acá el oyente tiene el control sobre lo que escucha, cómo y cuándo lo hace", resalta el periodista, uno de los fundadores de Posta, la plataforma de podcasts argentinos que tiene más de 20.000 usuarios únicos y más de 30 propuestas de ciclos de cine, series, música, política y del mundo foodie.

Hace tres años, con la excusa de juntarse con amigos y críticos de cine para hablar de películas y series, Banchero hizo el experimento de colocar un micrófono en medio de la charla y confirmó que había mucha gente que quería escucharlos discutir. Hoy, los podcasts más escuchados de Posta son Hodor Hodor Hodor, donde deconstruyen lo que sucede en cada capítulo de Game of Thrones y GORDA, ciclo conducido por tres cinéfilas con una mirada. Cada capítulo -de duración variable- suele tener entre 10.000 y 15.000 reproducciones de un público de nicho y ya cautivo.

Foto: Ilustración: Florencia Gutman

"Además de trabajar en radio tradicional, me copé con el formato y vi que mucha gente los descargaba y seguía su evolución semana a semana. Ahí empecé a verlo como un posible negocio propio, que, a diferencia de la radio tradicional, nos devuelve métricas exhaustivas acerca del público que nos escucha", dice Banchero, que se encarga de la producción de los contenidos y se asoció con Diego Dell'Agostino, a cargo del sonido y de la parte técnica.

Aún con un negocio rentable y en pleno crecimiento, el periodista señala algunas desventajas. "Todavía es complicado para el usuario nuevo. No hay una plataforma única que aúne todo el contenido y lo segmente por género, temática o país de origen. Salvo que alguien te lo recomiende, es difícil descubrir nuevos contenidos en Internet porque están dispersos."

Sebastián De Caro también tiene experiencia en ambos formatos. Desde su productora, Chak Films, creó más de 200 episodios de diferentes temáticas como Batman, Star Wars, entrevistas con prestigiosos directores, con más de cuatro mil reproducciones por capítulo. Considera que el desafío del podcast es brindar los mejores contenidos que puedan perpetuarse. Aconseja: "Lo peor que puede hacer un podcaster es replicar la fórmula de la radio. Debe ir al grano, tener buen clima y profundidad en lo que se habla".

Entre las desventajas, De Caro también señala que, al ser un producto de nicho, "tal vez, para las empresas que buscan la mayor difusión de sus pautas publicitarias, esto represente una contra; pero también es una oportunidad para captar un público específico", comenta. A lo que Banchero también agrega que hoy el usuario ya no consume de manera lineal y, a futuro, pareciera ser que todo el contenido será de nicho, según los intereses de cada uno. "Cuanto más concretos sean tus intereses, mejores propuestas podrás encontrar en los medios alternativos."

"El podcast es a la radio lo que Netflix es a la televisión", comenta Gerry Garbulsky, director de TED en español y podcaster en Aprender de Grandes, formato de entrevistas con distintos personajes y que habla sobre el aprendizaje cuando se es adulto. "La radio y la tele no van a desaparecer, ya que son ideales a modo de entretenimiento al azar; se complementan con un consumo activo u on demand muy específico, opina Gerry, que el año anterior logró posicionar su podcast como N°1 en la Argentina, con más de 260.000 reproducciones.

Alerta a esta tendencia, The New York Times, en asociación con la emisora WBUR (radio pública de la Universidad de Boston) invirtió el año pasado en el desarrollo de tres nuevos podcasts de producción diaria. En tren de ampliar su grilla crearon Popcast, con la voz de importantes críticos de música, que analiza lo que sucede en la cultura pop, los lanzamientos de álbumes y los hits del momento; Book Review, sobre la base de entrevistas literarias y novedades editoriales e Inside the New York Times, que cuenta el detrás de escena de los artículos más interesantes del periódico a cargo de sus protagonistas.

Esas radios modernas

En línea con la nueva producción de contenidos, hace varios años surgieron proyectos de radio que nacieron y crecieron en el mundo digital. Ya sea por la posibilidad que tiene como laboratorio previo a la salida al mercado, como un nuevo modelo de trabajo o también como respuesta a un espacio donde alojar formatos que no tienen el propio en los medios convencionales.

De esta manera nació hace siete años Radio Colmena desde dentro del Club Cultural Matienzo, cuando un grupo de gestores, técnicos de radio y artistas buscaron crear una emisora que difundiera lo que sucedía en la cultura emergente y la escena musical independiente de la ciudad. Hoy, transmiten las 24 horas y cuentan con una amplia programación tanto de emisiones habladas como segmentos musicales.

Otra de las radios nativas de Internet es Futuröck, comandada por Federico Vázquez, ex director de la Nacional Rock, y Julia Mengolini. "Después de tres años al aire, con el cambio de gobierno y una nueva programación, nos quedamos sin aire. Con el apoyo de pauta publicitaria pública y privada, surgió a mitad del año pasado, un poco como respuesta a una limitación laboral y también para generar algo nuevo", explica Mengolini. En los primeros seis meses 400.000 usuarios únicos escucharon la radio, con un promedio de seis mil oyentes diarios de un rango etario de 20 a 35 años.

La periodista define la radio como "juvenil, con humor y muy politizada, con una posición tomada. Además, feminista, se prioriza el rock nacional y se les da una gran importancia a las redes sociales y a la viralización del contenido", que se sube a su web, para poder escuchar las secciones más relevantes, a modo de podcasts .

También existen radios online que apuntan solamente a la curación y difusión de la música independiente, sin programas hablados ni ataduras comerciales de pauta publicitaria o lazos con compañías discográficas. Éste es el caso de Radio Cascabel, de Estefanía y Diego Jalfen. "Después de varios años en radio quisimos desarrollar un proyecto propio con sonidos de vanguardia y donde suene lo más fresco de la música emergente de América latina -comenta Jalfen, quien trabajó en las radios Kabul, KSK, Rock & Pop y Plátano- y un medio digital nos pareció la mejor vía de expresión actual y de alcance global." Entre sus oyentes, predominan aquellos de Buenos Aires, Londres, Nueva York y México.

El desafío de las radios online, según Mengolini tiene que ver con que "la mayoría termina como espacios alquilados por terceros que quieren producir sus propios contenidos y donde se sacrifica una programación íntegra y bien pensada", además de tener que responder a la misma calidad de las radios tradicionales y encontrar un modelo comercial propio que las convierta en un negocio rentable y sustentable en el tiempo.

Direcciones

posta.fm

serialpodcast.org

www.chakfilms.com/02-viggo-mortensen/

www.nytimes.com/column/popcast-pop-music-podcast

aprenderdegrandes.com

www.radiocolmena.com.ar

www.futurock.fm

radiocascabel.com

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas