Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los Lions, una tradición millonaria

Jorge Búsico

SEGUIR
PARA LA NACION
Jueves 13 de abril de 2017
0

Imaginemos por un instante un seleccionado de fútbol con los mejores jugadores de la Argentina, Brasil y Uruguay. O sea, un plantel con Messi, Neymar, Suárez, Dybala, Godín, Dani Alves, Coutinho, Cavani, Di María y todos los que quieran agregar. Y que ese mismo representativo juegue una serie cada 4 años con uno de los grandes de Europa: Alemania, Italia, Inglaterra, España. Bien, los British&Irish Lions superan con creces esa dimensión deportiva. El mítico seleccionado que reúne a los más calificados rugbiers de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda presenta dos cualidades que difícilmente puedan encontrarse en el deporte. La primera, la tradición, que arranca en 1888 y que va casi de la mano con la del mismo rugby. La segunda, la más reciente, la que hirvió con el inicio del siglo, es el fabuloso negocio que se mueve a su alrededor, casi como el de la Copa del Mundo.

Cuando el próximo 3 de junio los Lions empiecen a jugar en Nueva Zelanda una gira extenuante de 10 partidos, 3 de ellos ante los All Blacks, empezará a concretarse también un negocio que, por ejemplo, le dejará a la Unión local unos 28 millones de dólares norteamericanos (40 millones de dólares neozelandeses), una cifra bastante mayor que la que embolsó por el título mundial que consiguieron los Hombres de Negro en la última Copa del Mundo, en 2015. También significará una excelente oportunidad económica para el país, ya que se estima que unos 25.000 británicos e irlandeses cruzarán el planeta para ver el enfrentamiento más poderoso que pueda mostrar el rugby; la verdadera batalla entre Norte y Sur, y el estilo de sus juegos.

Un neozelandés, Warren Gatland, volverá a comandar la nave como lo hizo hace cuatro años, en Australia, cuando los Lions ganaron la serie 2-1 con un fabuloso triunfo en el último test. Gatland es el primero después de la leyenda escocesa Ian McGeechan en conducir a los Lions más de dos veces (McGeechan lo hizo en tres oportunidades). Pero, además, intentará otro récord que sería aún más significativo, ya que los Lions no ganan dos series consecutivas desde 1971

1974, cuando de la mano del maravilloso Gales de los 70, vencieron a los All Blacks y a los Springboks. Aquella fue la última victoria frente a los de Negro.

La gira no será extenuante desde los kilómetros recorridos, sino por la calidad de los rivales. Puede decirse que será la gira más dura con la que se hayan topado los Lions en su historia. Incluso más que la última por Nueva Zelanda, en 2005, cuando los All Blacks los apabullaron con un 3-0. En aquel viaje, que tuvo en la previa un empate con los Pumas en Cardiff, los Lions debieron cambiar 3 capitanes. El original, Brian O'Driscoll, quedó fuera de carrera en el debut.

Por esa razón, el plantel tendrá por primera vez 37 jugadores (la delegación en total alcanza a las 90 personas), cuyos apellidos se sabrán el próximo miércoles en una ceremonia casi religiosa. Es que para cualquier rugbier de las Islas, pertenecer a los Lions es como un título de nobleza, incluso superior al de representar a su propio país. No cualquiera es un Lion. El mismo tono para el que los recibe. Un All Black, un Wallabie o un Springbok que los enfrenta saben que es su única oportunidad, ya que la próxima será dentro de 12 años. Los Lions, que de las seis últimas giras ganaron sólo dos (Sudáfrica 1997 y Australia 2013), afrontarán 9 batallas: tres con los All Blacks, cinco con las franquicias del Super Rugby (Blues, Crusaders, Highlanders, Chiefs y Hurricanes) y una con el combinado Maorí. Imaginemos lo mejor.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas