Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Más cambios en la programación del Colón

Confirmaron que la esperada puesta de La traviata, de Sofia Coppola, no se realizará, en su lugar vendrá la puesta que hace 35 años montó Franco Zefferilli; tampoco se realizará la puesta del único título contempeoráneo

Sábado 15 de abril de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

El Jueves Santo, día no laborable para la administración pública, las autoridades del Teatro Colón, sala que preside María Victoria Alcaraz, decidieron romper el silencio sobre los cambios en la programación artística. Enviaron un comunicado de prensa que titularon de esta forma: "El Teatro Colón incorpora nuevos títulos y sumará más funciones a lo largo de la Temporada 2017".

Es cierto. En lo que hace al Ballet Estable que dirige Paloma Herrera se pasó de 22 funciones a un total de 46, información ya publicada en LA NACION la semana pasada en la que se detallaba los nuevos títulos. Hubo otras dos informaciones ya publicadas: la confirmación de la baja del esperado montaje de La traviata, con puesta de Sofia Coppola y vestuario de Valentino; y la de Tres hermanas,basada en la obra de Chéjov, de Peter Eötvös, con puesta de Rubén Szuchmacher. Sobre el primer título de ópera, el comunicado dice que el mismo llegará en versión del director escénico y cinematográfico Franco Zeffirelli, en una producción del Teatro de la Ópera de Roma. Y sobre la régie de Szuchmacher, pasará a integrar la programación del año próximo.

El anuncio que hizo el Colón en el sentido de la "incorporación de nuevos títulos" no se cumple en el caso de la ópera. Aquí no hay ganancia por ningún lado. A la baja para 2017 de Tres hermanas, que deja a la temporada de este año sin títulos contemporáneos, debe sumarse el reemplazo de La traviata, con puesta de Sofia Coppola, el highlight de 2017, por la versión de Franco Zeffirelli. No se trata aquí de poner en la balanza los méritos de cada régie, y es probable incluso que algunos prefieran La traviata de Zeffirelli a la de Coppola. La cuestión es que la puesta de Zeffirelli, que puede verse en DVD, tiene ya 35 años, mientras que la de Coppola tenía por lo menos la ventaja y el interés de la actualidad.

Da la impresión de que se trató de compensar el prestigio de un nombre con el otro, y la opción cayó del lado de una versión que está ya en liquidación y que difícilmente conforme a los abonados. Afortunadamente, se mantiene la dirección musical de Evelino Pidò.

La información oficial habla de darle mayor visibilidad al cuerpo de baile y "lograr una mayor optimización de recursos y producciones artísticas durante la Temporada 2017". Habrá que entender entonces que la optimización que logró aplicar la actual dirección de la sala es darle mayor presencia al ballet a costa de realizar menos títulos de ópera, con los inconvenientes que ello implica para los abonados.

La salida de Coppola es otro golpe de impacto para la programación actual que se inició con un portazo: el de la soprano rumana Angela Gheorghiu que, a una semana de la apertura de la temporada, renunció a cantar en la versión de Adriana Lecouvreur.

Desde Nueva York, el director artístico y de producción, Enrique Diemecke, explica a LA NACION que la baja de la puesta de Sofia Coppola se debió a problemas de producción vinculados con la devolución de la escenografía a Roma. "Frente a esta situación, nos propusieron este cambio que nos favorece a todos porque la puesta de Franco Zeffirelli es hermosa. Es cierto que el cambio nos beneficia en términos económicos, pero no fue la razón principal. Y en lo que hace a la temporada en su totalidad, hubo que hacer ciertos cambios en la programación para beneficiar al Ballet, que era un compromiso asumido con Paloma Herrera. Por eso acordamos con Szuchmacher que su puesta pase para la temporada del año próximo".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas
5