Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Lula y Chávez acordaron concederle grandes obras al consorcio Odebrecht

Una serie de delaciones premiadas abrió derivaciones desconocidas sobre el escándalo de corrupción

Sábado 15 de abril de 2017
0

BRASILIA.- El patriarca del grupo Odebrecht, Emilio, dijo que el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva , ejerció influencia sobre su entonces par venezolano, Hugo Chávez , para favorecer a esa firma responsable de escándalo Lava Jato.

En una extensa delación premiada ante los fiscales de esa causa sobre corrupción, que repercutió en toda América latina, Odebrecht, de 72 años, brindó detalles de cómo manejaron sus influencias los ex mandatarios, según informó ayer el diario O Globo.

Las grabaciones de las llamadas "delaciones premiadas" de los ejecutivos de Odebrecht fueron hechas públicas el miércoles por la justicia brasileña. Los documentos incluyen más de 300 horas de testimonios en video que amenazan con revelar la enorme dimensión de la corrupción en la política en la región.

En relación con los acuerdos entre Lula y Chávez, Emilio Odebrecht contó que luego de las conversaciones entre ambos mandatarios, "Odebrecht ganó una de las licitaciones que disputaba relacionada con la represa hidroeléctrica Tocoma", en el nordeste venezolano, escribió O Globo.

Según Odebrecht, Lula intercedió "activamente" ante Chávez para que su empresa constructora, y también el grupo Andrade Gutierrez, obtuvieran contratos millonarios en el país caribeño.

El patriarca del grupo, que se encuentra en libertad, fue uno de los empresarios que se acogió a la "delación premiada" en el marco de la megacausa Lava Jato, en la cual su hijo Marcelo fue condenado a 19 años de prisión.

Ante la Justicia, Odebrecht relató las frecuentes reuniones que hubo entre miembros de la firma y representantes del gabinete de Lula, que gobernó entre 2003 y 2010 y que será indagado el mes que viene por el juez Sergio Moro, que lo procesó por corrupción.

Odebrecht contó que él personalmente pidió también a Lula que se reuniera con el líder opositor venezolano Henrique Capriles, aún en vida de Chávez.

"Le transmití al presidente Lula la idea de que el gobierno de Chávez no iba a durar por el resto de la vida, y que Capriles era el líder que personificaba a la oposición", dijo Odebrecht.

Por ese motivo, siguió el empresario, "era importante que Brasil no le diera la espalda a Capriles que quería tener un encuentro con el gobierno" brasileño.

Proyectos en Cuba

Odebrecht también dijo que Lula y Chávez movieron sus hilos para que el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes) de Brasil concediera un crédito de casi US$ 1000 millones para la construcción del puerto de Mariel, en Cuba.

"Qué hubo presión, la hubo (sobre Bndes), no voy a entrar en el mérito de si eso es legítimo o no, pero estoy seguro de que la hubo", aseguró Odebrecht.

El empresario explicó que para afrontar una obra de tal magnitud en Cuba era importante tener el apoyo del gobierno de Brasil, el cual a su vez fue influenciado por el de Venezuela.

"A Chávez le interesaba la medida por su antagonismo con los Estados Unidos", sostuvo Odebrecht, en la confesión. "Chávez nos pidió que intentáramos hacer viable toda esa historia del puerto de Mariel", señaló el "patriarca" de la poderosa constructora con presencia en más de diez países latinoamericanos.

Estadios del Mundial

Otra derivación del escándalo Lava Jato a partir de las delaciones premiadas conocidas esta semana fue que la mitad de los estadios remodelados o construidos por Brasil para el Mundial de fútbol de 2014, quedaron bajo sospecha de corrupción.

La fiscalía brasileña pidió investigaciones en seis de los 12 estadios mundialistas, informó O Globo, citando denuncias de la propia compañía.

Las sospechas de corrupción incluyen al célebre Maracaná, de Río de Janeiro, donde se jugó la final del Mundial, y el Arena Corinthians, de San Pablo, sede de la ceremonia inaugural, así como al Mané Garrincha, de Brasilia, la más cara de todas las instalaciones mundialistas.

Los otros estadios que serán investigados son el Arena Pernambuco, de Recife; el Arena Castelao, de Fortaleza, y el Arena de la Amazonía, en Manaos.

Varias obras del Mundial 2014 estaban ya bajo sospecha de corrupción desde hace tiempo.

Un caso que golpea a toda la región

Lula da Silva

Ex presidente de Brasil

El empresario Marcelo Odebrecht, que cumple una condena a 19 años de prisión por el escándalo de Lava Jato, dijo que entre 2011 y 2012 le dió 4,1 millones de dólares al ex presidente en concepto de sobornos.

El próximo mes, Lula será indagado en este caso de corrupción por el juez Sergio Moro.

Lula da Silva, ex presidente de Brasil
Lula da Silva, ex presidente de Brasil. Foto: LA NACION

Hugo Chávez

Ex presidente de Venezuela

El patriarca del grupo Odebrecht, Emilio, afirmó que Lula ejerció su influencia sobre Chávez para que le concediera a la empresa brasileña la obra de la represa de Tomoca.

Los dos presidentes habrían influido también para que el Bndes brasileño diera un crédito por 1000 millones de dólares a Cuba para la construcción del Puerto de Mariel.

Hugo Ch?vez, ex presidente de Venezuela
Hugo Ch?vez, ex presidente de Venezuela. Foto: LA NACION

Agencias DPA, ANSA y Reuters

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas